Bolivia recupera momia de una niña Inca de 500 años de antigüedad

Bolivia recupera momia y objetos prehispánicos que estaban en EEUU, Argentina y Chile

Una momia prehispánica Chullpa recuperada de Estados Unidos, 42 piezas patrimoniales paleontológicas devueltas de Argentina y una pieza arqueológica “El Keru”, repatriada de Chile, fueron las piezas que el Estado Plurinacional de Bolivia recuperó.

“Bolivia tomó el rumbo de proteger y salvaguardar su patrimonio bajo normas nacionales (…). Esta repatriación (niña momia) es histórica porque no sólo se recuperaron piezas culturales, sino también un cuerpo ancestral de una niña de aproximadamente ocho años que pertenecería a la cultura Pacajes», señaló la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca tras la firma de acta de entrega entre ambas carteras de Estado.

Las piezas serán sometidas a otros exámenes de laboratorio y estudios científicos para luego realizar una exposición abierta a la población en los primeros días de noviembre en el marco de la Ley 530, donde no solamente señala el trabajo de salvaguarda y protección de los bienes culturales nacionales, sino también promocionar y otorgar todo el conocimiento a la población.

La momia posee en su ajuar varios materiales que incluyen textiles y otros, pero además coca y chuños (papa deshidratada) de esos tiempos, junto con otros objetos que permitirán conocer mucho mejor varios aspectos de la cultura y sociedades que existieron en el tiempo de esta niña momificada en Bolivia.

“Esto nos abre sin lugar a dudas otro espacio para seguir investigando, según el procedimiento del Museo Nacional de Arqueología (MUNARQ), donde serán resguardados todos estos bienes, tanto el Keru, los fósiles y la momia de la niña”, señaló Alanoca.

Entre los años 1890 y 1891 el hijo del cónsul norteamericano en Chile, Fenton R. McCreery de Flint, visita Bolivia y extrae en esos tiempos del sur de La Paz una momia y ajuar de una niña de ocho años, que pertenecería al año 1500 esto es la época Inca, y es dejada en el Museo de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos.

“Fue trabajo conjunto que hemos venido desarrollando entre ambos ministerios como una responsabilidad de Estado y como una obligación de nuestro Gobierno para poder recuperar nuestros bienes patrimoniales, culturales, que es parte de la vida y de la construcción de nuestro Estado Plurinacional y parte de la constitución de los pueblos originarios, indígenas y campesinos (…)”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary.

La complejidad de la momia devela que la misma está asociada a las culturas Pacajes (años 1100 d.C.-1450 d.C.) e Inca (1450 d.C.-1532 d.C.) ya que esta técnica de momificación era usual entre los Pacajes, aunque la momia posee también atributos incas. Recordemos que los Pacajes no dejan de existir con el dominio inca, sino que ambas culturas coexisten en una sinergia cultural muy compleja.

En 2018, mediante coordinación del Museo Nacional de Arqueología (dependiente del Ministerio de Culturas y Turismo) y la Universidad de Michigan (concretamente con el Dr. William Bill Lovis) se concertó la repatriación de esta importante momia a suelo boliviano.

Asimismo, se concretó la repatriación de Argentina de un kero (vaso) Tiwanaku de los años 400 – 1000 d.C., cuyo proceso fue iniciado el año pasado a solicitud del Ministerio de Culturas y Turismo (concretamente la Unidad de Arqueología y Museos), y un conjunto de fósiles trilobites de Chile, igualmente a solicitud del Ministerio de Culturas y Turismo.

Urgentebo


La momia de una niña inca vuelve a Bolivia tras más de un siglo en EE.UU.

Bolivia recuperó la momia de una niña de 8 años perteneciente al período incaico que permaneció por 129 años en un museo de una universidad de Estados Unidos y fue entregada este lunes al ministerio boliviano de Culturas para su conservación.

La momia fue presentada en un acto en la Cancillería en La Paz, en el que los ministros bolivianos de Exteriores, Diego Pary, y de Culturas, Wilma Alanoca, firmaron un acta de entrega de distintos bienes culturales recuperados de Estados Unidos, Argentina y Chile.

«Este caso quizás sea el más emblemático dado que es la primera vez que se recupera una momia desde el extranjero», expresó Pary.

El canciller informó de que en 1890 un diplomático estadounidense donó al museo de la Universidad de Michigan esta momia, que fue «bautizada» como «la ñusta».

La momia de la niña pertenece al periodo incaico que se desarrolló entre los años 1450 a 1532, por las características de los materiales y el tipo de momificación, según Pary.

La niña momificada sería de la localidad de Pacajes, en el departamento de La Paz, fue extraída con un ajuar funerario que contenía productos agrícolas y pequeñas piedras y se desconoce las razones de su muerte, según el canciller.

La Embajada de Estados Unidos escribió en Twitter que respalda «plenamente» el regreso de los restos momificados a Bolivia y expresó su felicidad por su retorno al Museo Nacional de Arqueología del país suramericano.

En tanto, la ministra Alanoca acotó que esta momia, como los otros bienes recuperados, serán resguardados en el Museo Nacional de Arqueología en La Paz y que serán sometidos a otros exámenes científicos y de laboratorio para tener más detalles de esas piezas.

«Esta repatriación realmente es histórica porque no solo estamos repatriando piezas culturales, sino un cuerpo ancestral (…) Esto nos abre otros espacios para seguir investigando», indicó Alanoca.

Además, anunció que en noviembre se realizará una exposición con todas las piezas recuperadas.

Entre los bienes que han sido devueltos a Bolivia están al menos 42 piezas patrimoniales paleontológicas que fueron incautadas en 2016 en Chile, cuando un ciudadano de Malasia quería ingresar estos fósiles a ese país, según indicó Pary.

También se recuperó una pieza arqueológica denominada «El Keru» que es una especie de vaso de cerámica que pertenece a la cultura Mollo de La Paz que se desarrolló entre 1150 a 1450.

La repatriación de esa pieza inició en 2016 en Argentina y se concretó en 2018.

«Es una responsabilidad de Estado como una obligación de nuestro Gobierno para recuperar nuestros bienes patrimoniales, nuestros bienes culturales que es parte de la vida y de la construcción de nuestro Estado Plurinacional», agregó el canciller boliviano.

En el acto participaron el encargado de Negocios de la embajada de Estados Unidos, Bruce Williamson, y otros representantes diplomáticos como los embajadores de Argentina, Normando Álvarez, y de España, Emilio Pérez, entre otros.

El Deber

También podría gustarte