Con un foco dedicado a la Patagonia comenzó el Festival de cine latinoamericano de Biarritz

Ceremonia de Inauguración - Foto: David del Río

Por David del Río (Desde Biarritz, Francia, para Nodal Cultura)

El Festival de cine latinoamericano de Biarritz, uno de los más populares y prestigiosos de Europa entre los dedicados al cine de la región, arrancó su vigésimo octava edición en la que se dedica una retrospectiva cinematográfica a la Patagonia.

La realizadora argentina Ana García Blaya en la presentación de su película «Las buenas intenciones» – Foto: David del Río

Con buenas críticas, la película Las buenas intenciones, ópera prima de la directora argentina Ana García Blaya premiada recientemente en San Sebastián, inauguró el certamen del puerto vasco-francés. La gala de apertura estuvo marcada por el luto en Francia por el fallecimiento del ex presidente Jacques Chirac, que obligó a cancelar la parte festiva del evento cinematográfico, que cuenta además de cine con un programa literario y otro musical.

“En este momento, en el que algunas incertidumbres ensombrecen el horizonte de América Latina, es más importante que nunca celebrar la vitalidad de la creación latinoamericana como el festival hace desde hace 28 años” comentó en su discurso inaugural el presidente del certamen, Serge Fohr.

Un total de treinta películas de países de toda Latinoamérica, repartidas en largometrajes, documentales y cortos, compiten por los nueve galardones que entrega el festival denominado antiguamente “la cita” y que concluirá el próximo sábado luego de seis días de exhibición de un nutrido panorama cinematográfico latinoamericano de calidad garantizada.

La actriz francesa Mireille Perrier preside este año el jurado de la sección oficial de largometrajes, del que forma parte también el ilustrador argentino José Muñoz.

Los diez largos en competencia proceden de Argentina, Uruguay, Perú, Costa Rica, Brasil, Guatemala y Colombia.

En la sección de documentales compiten producciones de Colombia, Cuba, Perú, México, Argentina, Chile, Brasil y Uruguay.

Y en la de cortos de Bolivia, Colombia, México, Chile, Uruguay, Argentina, Chile, Cuba y Brasil.

El “foco” está dedicado este año a Patagonia con la exhibición de diez cintas entre las que figura el thriller El invierno, de Emiliano Torres, Los jóvenes muertos de Leandro Listorti así como Chubut, libertad y tierra de Carlos Echeverría, entre otras.

El festival dedicará también durante esta semana un homenaje al cineasta brasileño Julio Bressane. En la parte literaria rendirá tributo al escritor Francisco Coloane y contará con la participación, entre otros, del escritor mexicano Jorge Volpi.

Fuera de competencia, este martes se proyectaron, a sala llena, dos cintas latinoamericanas premiadas en el pasado festival de Cannes: La cordillera de los sueños, del veterano director chileno Patricio Guzmán y la guatemalteca Nuestras Madres, de César Díaz.

El grupo cubano “Septeto Santiaguero” encabeza el programa musical de esta edición de Biarritz, un broche de oro para un festival apellidado, con razón, “cines y culturas” de América latina.

También podría gustarte