Dictaduras y genocidios latinoamericanos presentes en Festival de cine de Biarritz

El certamen exhibe cintas sobre las dictaduras de Chile y Guatemala, el genocidio del país centroamericano y la violencia de Sendero luminoso

Por David del Río (Desde Biarritz, Francia, para Nodal Cultura)

De la mano tanto de veteranos directores, en el caso del chileno Patricio Guzmán, o de jóvenes talentos como los guatemaltecos Jayro Bustamante y César Díaz, el recuerdo escalofriante de algunas de las dictaduras más sanguinarias de la región, la del general Pinochet y la del guatemalteco Efraín Ríos Montt, está presente esta semana en la 28° edición del festival de cine latinoamericano de Biarritz.

Al menos cuatro cintas, de remarcable calidad, pasan revista o están ambientadas en algunos de los episodios más oscuros del pasado de la región, en busca de justicia o de reconstruir la memoria.

Dos de ellas son guatemaltecas: “La llorona” de Jayro Bustamante y “Nuestras Madres” de César Díaz.

Sin mencionar explícitamente al general Ríos Montt, pero inevitablemente inspirada en su caso, “La llorona” cuenta los últimos días de un dictador militar centroamericano al que la Corte Suprema de su país indulta de la sentencia de genocidio por la que ha sido condenado. Pero el mito de La llorona se cuela en su casa para tratar de hacer la justicia con el genocida que no hace la justicia ordinaria.

Jayro Bustamante presentando «La llorona» en Biarritz – Foto: David del Río

El director explicó que con la “metáfora” terrorífica de la llorona pretendió ajustar cuentas con el dictador de su país natal a la vez que atraer a un público joven a las salas para ver la historia de su película, en la que algunos de los extras son familiares de víctimas del genocidio de indígenas sufrido por su país.

El filme, que compite por el premio al mejor largometraje del certamen, fue muy bien acogido por el público en Biarritz y podría optar a premio.

De Guatemala también se ha exhibido esta semana en el certamen del puerto vasco-francés, pero fuera de competencia, “Nuestras Madres”, premiada en Cannes con la “Cámara de oro”, y centrada en la exhumación de víctimas de la represión militar en Guatemala por un equipo forense que al desenterrar los huesos también desentierra misterios y heridas personales de difícil cicatrización.

Las dictadura chilena es el tema sobre el que gira “La cordillera de los sueños”, del veterano cineasta Patricio Guzmán, quien retorna en la cinta también premiada en Cannes este año a un tema recurrente en su cinematografía.

“El tema de la memoria es central para mí. No sé hacer otra cosa” comentó Guzmán en Biarritz sobre su documental.

Patricio Guzmán

Otro documental, en competencia en Biarritz, que también rescata otro sangriento episodio de la memoria histórica latinoamericana es “La búsqueda” de los peruanos Daniel Lagares y Mariano Agudo.

La cinta narra, tres décadas después del conflicto armado entre el Estado y la guerrilla de Sendero Luminoso en Perú, el recorrido de tres personas a través de escenarios importantes en sus vidas en busca de la superación de la pérdida y las heridas de la violencia. Un viaje que muestra que el estigma y los trastornos de la guerra todavía persisten.

Las cuatro películas presentan un panorama fílmico que resucita el viejo debate sobre el gusto de los festivales europeos por las películas sobre tragedias latinoamericanas pero que no podrá poner en duda la calidad innegable de las citadas cintas.

 

También podría gustarte