Feria del Libro de Quito: 5 días para promover la lectura en los niños

FIL Quito 2019 tendrá un gran espacio para los niños

La XII Feria Internacional del Libro (FIL) Quito 2019 se celebrará del miércoles 18 al domingo 22 de diciembre en el Centro de Convenciones Metropolitano del Parque Bicentenario en el norte de la capital ecuatoriana, según se conoció en rueda de prensa celebrada este miércoles 11 de diciembre en el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Juan Fernando Velasco, ministro de Cultura y Patrimonio, enfatizó que el evento será diferente e innovador, por lo que en esta edición «se hará énfasis en el reconocimiento de nuestra literatura nacional». Agregó que habrá un gran espacio dedicado a los niños con el nombre de La isla encantada.

70 escritores de todo el país

El evento reunirá a 70 autores de todo el país y 35 internacionales, más un centenar de invitados extranjeros, según señaló María Fernanda Ampuero, gerenta del Plan Nacional del Libro y la Lectura José de la Cuadra. «Será una feria de fomento a la lectura», precisó.

Entre las novedades se señaló una mesa de trabajo con el nombre de Viaje al centro de la Tierra, una alusión a la obra de Julio Verne pero también a la posición geográfica del Ecuador. La misma destacará el género fantástico, la ciencia ficción y el terror tan en boga entre los lectores jóvenes.

Ampuero se refirió también al homenaje especial a Pablo Palacio a quien señaló como «injustamente olvidado por lo raro» y al que se le dedicará el I Encuentro Internacional de Cuentistas que llevará su nombre con el objetivo de buscar el «renacer de este escritor».

La también escritora y periodista recalcó que es «una fiesta para el libro ecuatoriano, no siempre tan apreciado». Y en función de este objetivo anunció que «vendrán editores de varios países a enseñarnos cómo hacer libros en tiempos difíciles».

Entre los invitados internacionales figura Daniel Morzinski, fotógrafo de los grandes escritores como Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez.

Oswaldo Almeida, presidente de la Cámara Ecuatoriana del Libro, mencionó que la feria tendrá un espacio de 8 mil metros cuadrados que albergarán a más de 150 expositores entre los que tendrán un lugar las editoriales pequeñas.

El programa de la FIL Quito 2019 prevé para el jueves 19 de diciembre la clásica «Noche del libro» en la que habrá importantes descuentos. La fiesta del libro tendrá 90 talleres en los que participarán 1.800 niños que harán sus libros cartoneros. La Feria intentará reducir el impacto ambiental por lo que se reducirá al mínimo el uso de fundas plásticas y sorbetes.

A diferencia de 2018, esta vez serán 5 días de Feria y no 10. El presupuesto asignado para este 2019 fue de $ 700 mil. Para mayor información del evento y ver todo su programa consultar en www.filquito.ec

El Telégrafo


Más de 100 escritores invitados participarán en la Feria Internacional del Libro Quito 2019

Un total de 105 autores, 72 nacionales y 33 extranjeros de 12 países, han sido invitados a participar en la décimo segunda Feria Internacional del Libro (FIL) de Quito. Se realizará del 18 al 22 de diciembre en el Centro de Convenciones Metropolitano del parque Bicentenario, que se ubica en el norte de la capital.

Es organizado por el Ministerio de Cultura y Patrimonio. Entre los invitados locales están Abdón Ubidia, Jorge Dávila, Amanda Pazmiño. Entre los internacionales: Agustina Bazterrica (Argentina), Alberto Chimal (México), Alberto Montt (Chile), William Ospina (Colombia), Juan Carlos Méndez (Venezuela), Fernanda Trias (Uruguay), Juan Casamayor (España), Katty Serrano (Perú).

Según María Fernanda Ampuero, gerenta del Plan Nacional de Promoción del Libro y la Lectura José de la Cuadra, se busca incentivar a leer.

“La feria por supuesto tiene una cantidad de metros cuadrados muy importante para la compra y la venta de libros, pero hay muchos metros cuadrados dedicados solo al fomento a la lectura”, dijo.

Entre las temáticas nuevas de la feria estará la Isla Encantada, zona infantil dedicada a las islas Galápagos donde los menores aprenderán a hacer libros y máscaras, títeres o una Habitación Propia, una zona juvenil, en homenaje al libro de Virginia Wolf, donde los jóvenes se convertirán en booktubers al reseñar sus libros favoritos en las redes sociales.

Las tradiciones ancestrales estarán presentes con escritores de lengua quichua y shuar.

Ampuero destacó la llegada de editores de diferentes países que enseñarán a las editoriales ecuatorianas cómo se hacen libros en tiempos difíciles. Agregó que habrá sesiones de “editores en busca de un autor”, a fin de conocer lo que se está escribiendo en el país.

Además la feria propondrá que haya un impacto ambiental cercano a cero y que con el regalo de libro se regala mundos.

Para la realización de la FIL de Quito 2019, el Ministerio de Cultura y Patrimonio ha presupuestado $700 000. Ampuero sostuvo que el presupuesto “tan duramente se peleó”, con la llegada al Ministerio de Cultura y Patrimonio de Juan Fernando Velasco.

Oswaldo Almeida, presidente de la Cámara Ecuatoriana del Libro, mencionó que el año pasado, que la feria duró 10 días, hubo ventas por alrededor de $500.000. Este año, que durará 5 días, estimó que las ventas podrían llegar a la mitad. (I)

El Universo


María Fernanda Ampuero: ‘No creo en estadísticas; los niños y adolescentes leen muchísimo más’

Por Xavier Reyes

María Fernanda Ampuero encabeza el pelotón de escritoras y periodistas –en el que se incluyen Sabrina Duque o Mónica Ojeda– que han logrado un importante reconocimiento a nivel internacional. Son top aquí y afuera. Sin embargo, ahora, esta guayaquileña, autora del libro Pelea de gallos, se enfrenta a un reto particular: es la gerenta del Plan Nacional del Libro y la Lectura, del Ministerio de Cultura, y está a cargo de la Feria Internacional del Libro de Quito (FILQ), que arranca hoy. Se siente incómoda cuando se le pide abordar el tema desde su espacio como autoridad pública o cuando se le hace referencia a las críticas de las ediciones anteriores. Prefiere anclarse en el optimismo, que ha sido evidente en redes sociales y en espacios publicitarios.

En los últimos años, la Feria del Libro de Quito se ha convertido en ese evento cultural que todos quieren que salga bien, pero que no lo logra.

¿En qué sentido?

Por las líneas políticas de los gobiernos de turno, la improvisación, el exceso del ‘hueso’ frente a la oferta de calidad… Mucha gente le perdió fe.

No puedo hablar de las ferias anteriores ni de lo que haga la empresa privada. Pero tomamos la decisión de que los editores y librerías independientes, que normalmente son las que tienen las colecciones más interesantes, tengan 137 metros cuadrados. Fíjate que yo estoy muy metida en el mundo del libro y, sin embargo, hay muchas editoriales a las que no conocía y que hacen cosas increíbles. No solo tienen a autores ecuatorianos; hay una que, por ejemplo, está publicando a Ariana Harwicz (Argentina) o a Lina Meruane (Chile).

Ha dicho que la FIL nos va a sorprender, a emocionar.

¡El propio concepto de sorpresa es que no te lo diga! Pero sí puedo decir que quienes vayan tienen miles de metros cuadrados con montones de actividades. Talleres, por ejemplo. ¿No sabes qué hacer con los niños a pocos días de la Navidad? Nosotros les vamos a enseñar a hacer origami, títeres, cuentacuentos. El área infantil es una locura. Hay cosas que prefiero reservarlas, pero que de seguro van a sorprender. Desde un principio hemos querido que la gente no salga decepcionada.

¿Optimista frente a las estadísticas del propio Ministerio que hablan de que los ecuatorianos no leen más de un libro y medio al año?

Realmente, no creo tanto en esa estadística. Yo les tengo respeto y fe a los niños y adolescentes, que leen muchísimo. Una de las primeras cosas que dije al entrar a este trabajo fue que desconozco casi todo. Y uno de esos temas fue el de los adolescentes: ¿qué piensan?, ¿qué quieren?, ¿cómo quisieran que fuera una feria pensada en ellos? Yo no sabía nada de eso. No tengo hijos ni trato con adolescentes. Sin embargo, nos reunimos con ellos, con los booktubers del Ecuador y los fans de Star Wars, Juego de tronos y de otras sagas, para preguntarles cómo sería la feria soñada. Fue emocionante, porque era la primera vez que alguien los tomaba en cuenta. Los jóvenes leen más que nosotros; no más que yo, porque yo leo mucho, pero sí más que los adultos en general.

¿Tendremos una FIL joven?

La feria tiene toda un área dedicada a enseñarte a ser booktuber. Se llama Una habitación propia y es como un set de grabación. Viene Sebastián García Mouret (español), un chico que yo no lo conocía y que tiene

250 000 seguidores en YouTube; ni siquiera es escritor, es booktuber y su canal se llama El Coleccionista de Mundos; es una delicia. En este proceso lo más emocionante y gratificante ha sido oír a los jóvenes. Hace tiempo que no me leo un libro así (gordo) y ellos ya van cinco y contando los segundos para que salga el siguiente. Por eso, cuando veo esas estadísticas de lectura digo que algo anda mal con esas cifras.

¿No reflejan la realidad?

Para mí, no. O sea, hay una especie de adultocentrismo muy fuerte al organizar las ferias, pero si les preguntas a las grandes librerías cuáles son los libros más vendidos, pues son los que compran los jóvenes.

¿Qué es el Plan Nacional del Libro y la Lectura?

Es un ente de fomento a la lectura y al libro, a la industria editorial, que busca acercar a la ciudadanía con la lectura. Tiene varias patitas: derechos de autor, apoyo a las editoriales independientes.

El Universo

También podría gustarte