Festival de Teatro Santiago a Mil 2020: reflexionar, actuar y transformar

Foto: Danilo Espinoza Guerra

Por Redacción Nodal Cultura

Desde hace 25 años el año en Santiago de Chile comienza cada de la mano del teatro. Desde el 1994 la capital chilena –y distintas ciudades en el país- se convierten en el espacio donde el Festival de Teatro Santiago a Mil se despliega durante 3 semanas en una veintena de salas o centros culturales y las calles de la ciudad.

Santiago a Mil es uno de los festivales escénicos más importantes y tradicionales de América Latina. La vigésimo sexta edición se realizará entre el 3 y el 26 de enero de 2020. En esos días el Festival convertirá a la ciudad en un espacio privilegiado para la creación contemporánea, a partir de la característica excelencia artística y sus propuestas que, en este caso, estarán marcadas por la situación social y política que atraviesa Chile.

En el contexto actual su organización, la Fundación Teatro a Mil ha decidió apoyar las justas demandas de la ciudadanía, condenado tajantemente las violaciones a los Derechos Humanos y valorizado la democracia. Así fue que decidieron repensar la próxima edición de Santiago a Mil, que estará marcada por la pregunta sobre el rol del Festival y la cultura en estos momentos.

Por una sociedad más justa inclusiva y democrática

Ya en el mes de octubre, cuando comenzaron las movilizaciones en Chile reclamando contra la democracia y la desigual social persistente, a pesar de los 30 años de gobiernos democráticos, lxs  trabajadoras y trabajadores de Fundación Teatro a Mil expresaron su acuerdo ciudadano con la demanda popular de revertir el modelo económico neoliberal que ha generado una brecha de desigualdad abrumadora. “Como trabajadoras y trabajadores de la cultura reiteramos e insistimos en el poder que tienen las artes para abrir espacios de diálogo y reflexión, cuya potencia colectiva es un motor de cohesión, encuentro y convivencia democrática. Estamos alerta y dispuestos para colaborar con las organizaciones sociales, civiles y culturales para incidir y ser parte del cambio. Por una sociedad más justa, inclusiva y democrática, hoy, más que nunca, debemos estar unidos y actuar”, expresaron en una declaración pública.

De allí que Santiago a Mil profundizará la manera de estar en el territorio, poniéndose a disposición de la comunidad y los municipios, con una programación que genere conversación y contención. Así el Festival tendrá continuidad con las actividades que han realizado desde el comienzo de las movilizaciones, donde junto a partir de la iniciativa de artistas y organizaciones culturales y sociales, han contribuido a articular espacios y eventos en torno a la música y el teatro, profundizando los debates a partir del arte.

La experiencia de estas actividades ha permitido a los organizadores comprender la necesidad de hablar y reflexionar que mueve a la ciudadanía. Por esto Santiago a Mil propiciará encuentros como parte del Día del Patrimonio del Teatro, que se conmemorará el próximo 3 de enero. En ese marco ha invitado a los teatros, centros, escuelas y espacios culturales de Chile a abrir sus ​puertas y convocar a Cabildos Culturales Ciudadanos.  En los mismos se buscará conocer las necesidades y reflexiones sobre el rol que debería tener la Cultura en la Nueva Constitución.

Programación 2020: creación, territorio y colaboración

Bajo el lema #ElPoderDeActuar se desarrollará la nueva edición del Festival, que contará con 100 espectáculos provenientes de 26 países. Por primera vez llegará un espectáculo de Burkina Faso en una programación que contemplará temáticas desafiantes mediante disciplinas como el teatro, la danza, la música, la performance, el circo y las artes visuales.

Esta edición presentará 60 espectáculos nacionales y habrá invitados extranjeros como Séverine Chavrier de Francia, Lemi Ponifasio de Nueva Zelanda y Daniel Veronese de Argentina; los debutantes Carlos Acosta de Cuba, Nikos Karathanos de Grecia, Rabih Mroué de Líbano, Christiane Jatahy de Brasil y La Caja de Fósforos de Venezuela. Como es tendencia en la escena mundial, especialmente centrada en los festivales internacionales, el teatro documental y el biodrama tendrán una presencia muy importante. En la mayoría de los espectáculos que ocuparán la escena santiaguina durante el mes de enero se plantean preguntas necesarias e incómodas en torno a las migraciones, las problemáticas de género y la memoria.

“Constantemente nos preguntamos ¿qué se espera de un festival? ¿Cómo contribuimos a la creación contemporánea? ¿Cómo generamos cambio social a través de las artes? Para nosotros cada Santiago a Mil debe provocar un espacio de encuentro, diálogo y acceso a las artes, pero también buscar la forma de aportar y retribuir al circuito artístico a través de diversos mecanismos como el apoyo a la creación. Este 2020 hemos apostado por crecer y generar cruces entre distintos artistas, relatos, lenguajes y formatos, para insistir que las fronteras no importan y que la clave de un trabajo exitoso es la colaboración”, señaló Carmen Romero, Directora de Santiago a Mil.

En una producción que unirá Chile, México, Uruguay y Alemania el director chileno-alemán Antú Rimero presentará su personal versión de La flauta mágica. Esta propuesta con tono latino contará con el compositor chileno Horacio Salinas (Inti Illimani) a cargo de la música, mientras que la cantante mexicana Julieta Venegas se encarga de las letras de las canciones y el dramaturgo chileno Guillermo Calderón se sumará al guion.

Lemi Ponifasio, coreógrafo samoano que ya se presentó en Santiago a Mil con I am Mapuche, junto a la compañía MAU Mapuche que formó en Chile, la cantante mapuche Elisa Avendaño Curaqueo y la bailarina de flamenco Natalia García-Huidobro proponen performance que tocará temas como la relación de las personas con la naturaleza, el “ser mujer”, las relaciones de poder, la identidad y el destino.

Los Maderfakers de Kike Gorena (Bolivia)

Como cada año, la escena latinoamericana será una parte fundamental de Santiago a Mil. La 26° edición traerá representantes de varios países. México estará con Makuyeika: Colectivo Teatral y su indagación en los pueblos originarios en Andares; también volverá Haití, ahora con Poésie Pays de NOUS Théâtre, para trasladarnos a sus raíces, al son de la música y la poesía; Venezuela estará presente con Hay que tirar las vacas por el barranco de La Caja de Fósforos, quienes nos pondrán sobre la mesa las enfermedades mentales; Brasil llegará por partida doble con ¿Esto es un negro? de E Quem É Gosta? y The Lingering Now de Christiane Jatahy, para tocar temas como el racismo y la migración; Bolivia traerá una original propuesta con Los Maderfakers de Kike Gorena, con una comedia negra entorno a la música metal; Uruguay se sumará con dos obras que se proponen pensar sobre la muerte: Cuando pases sobre mi tumba de Sergio Blanco para debatir sobre la eutanasia y Chacabuco de Roberto Suarez, que trabaja sobre el tema desde la comedia negra; Perú arribará con El apellido comienza conmigo y el teatro documental de Chaska Mori para hablar de la corrupción; de Argentina llegaran el relato musical de La Enamorada de Santiago Loza y dirección de Guillermo Cacace, y La Persona Deprimida de Daniel Veronese con la implacable actuación de María Onetto.

También argentino, Lisandro Rodríguez presentará su nuevo título La Condición Humana, coproducido por el Festival con la ciudad de Buenos Aires. En la obra, que contará con elenco local, el director toma como referencia las raíces del neoliberalismo chileno para preguntarse qué es el ser humano en tiempos de un libre mercado desatado. También de la mano de una puesta local con director argentino llegará Encuentros breves con hombres repulsivos de Foster Wallace, con los actores chilenos Francisco Reyes y Marcelo Alonso quienes, en un juego de roles, se inmiscuirán en la condición masculina contemporánea y la falta de comunicación entre los géneros.

En cuanto a los espectáculos chilenos habrá coproducciones ya estrenadas, obras seleccionadas en concurso y obras invitadas a participar luego de haberse presentado en los escenarios del país.

Entre las coproducciones se cuentan Emergenz de José Vidal & Cía., Dragón de Guillermo Calderón, Pedro y el Lobo de Teatro y su Doble, Plata Quemada de Teatrocinema, Tragicomedia del Ande de Tryo Teatro Banda, Estado Vegetal de Manuela Infante, La desobediencia de Marte dirigida por Álvaro Viguera y 2118 Tragedia Futurista y Paloma Ausente de La Patogallina, además del estreno de El Horacio de Néstor Cantillana.

Por otra parte un jurado de diez miembros seleccionaron para 2020 propuestas marcadas por temáticas y lenguajes con identidad propia, que enfrentan al espectador con su propia historia, generando un diálogo basado en experiencias reales sobre los derechos humanos y conflictos políticos.

Han sido elegidas Demasiada libertad les convertirá en terroristas de Ernesto Orellana; El Círculo de Alejandra Díaz Scharager y Andrea Giadach; El último apaga la luz de Ni desnudo ni bajando la escalera; Hedda Gabler de Claudia di Girolamo; Ka kiñe, Ka kiñe de Teatro a lo Mapuche; La Ciudad de la Fruta de Teatro La Provincia; Las Huachas de Teatro La María; Lucila, luces de Gabriela de Teatro de Ocasión; Mano de Obra de Teatro La Memoria; Mistral, Gabriela (1945) de Andrés Kalawski, dirigido por Aliocha de la Sotta; Mocha Dick de La Mona Ilustre; Pareidolia de La Llave Maestra; Proyecto Villa de Edison Cájas y Daniela Contreras; Trewa. Estado – Nación o el espectro de la traición de KIMVN Teatro y Yo también quiero ser un hombre blanco heterosexual de Teatro del Antagonista.

En danza han sido seleccionadas Árbol de Álvaro Pizarro; Corazón de Daniela Marini y Pablo López; El Arrebato de Natalia-García Huidobro; Es tan lindo saber que usted existe de Sebastián de la Cuesta; Resonar 2.0 de Francisca Morandé y Trance de JAFCO América.

Gracias al impacto que han tenido en sus presentaciones, han sido invitados a formar parte de Santiago a Mil 2020 los siguientes espectáculos: Chau, Adiós Chatarra Electrónica de Los Fi; De Quijano a Quijote de Héctor Noguera; El Húsar de la Muerte de La Patogallina; El Sueño de Mó de Teatrocinema; Excesos de Cristián Plana; Junto al Lago Negro de Jesús Urqueta; Kassandra de Soledad Gaspar y Tarde de Verano de Ángelo Solari.

Lab Escénico 2020

«Esta nueva versión de LAB Escénico tendrá un componente ciudadano con espacios de diálogo y formación que buscan aportar a la discusión sobre el proceso de transformación social que está viviendo nuestro país. Nuestras premisas son: reflexionar, actuar y transformar, pues las artes siempre han tenido el poder de cambiar el orden de las cosas «, señaló Alfonso Arenas, Coordinador Área Educación y Comunidades de la Fundación Teatro a Mil.

A partir de estos tres conceptos, el Lab Escénico 2020 tendrá como objetivo principal desplegar el trabajo en actividades en comunas y regiones de Chile con el fin de construir comunidad, estrechar vínculos con instituciones como universidades, organizaciones culturales, espacios, comunidades indígenas, con las que pensar juntos el rol de la cultura en el contexto actual.

Para ello se contempla la realización de 18 talleres a cargo de artistas chilenos y extranjeros, como el encuentro intensivo de biodrama a cargo de la argentina Vivi Tellas, además de 4 talleres en comunas y regiones abiertos a la comunidad a cargo de la compañía chilena Tryo Teatro Banda, la banda haitiana Follow Jah y del director Nikos Karathanos y parte del elenco de la obra The Birds.

Pensado para el encuentro con las y los jóvenes se llevará a cabo el programa de fomento lector Diálogos en Movimiento. Se desarrollará en 7 comunas: Recoleta, San Miguel, San Joaquín, Puente Alto, Cerrillos, Pudahuel, La Pintana y contará con la participación de Guillermo Calderón, Manuela Infante, Francisco Sánchez, Leyla Selman, Miguel Bregante, Andrés Kalawaski y Paula González.

Programación y localidades

En 26 versiones, Santiago a Mil ha presentado 1.103 espectáculos nacionales y 500 espectáculos internacionales, en 40 comunas del país para 11 millones de personas. El Festival no sólo ha transformado enero gracias a su multidisciplinar programación, sino también gracias a desplegar espacios para el encuentro y las ideas.

Para conocer la programación completa y adquirir las entradas para Santiago a Mil 2020, pueden ingresar a www.santiagoamil.clwww.ticketplus.cl o de forma presencial en la Boletería Santiago a Mil de Centro GAM.

También podría gustarte