Descubren un palacio azteca debajo de edificio en pleno centro de Ciudad de México

Un antiguo palacio azteca fue descubierto debajo de una tienda en la CDMX

La Ciudad de México está llena de historia y secretos, y ahora se descubrió un antiguo palacio azteca que había permanecido oculto debajo de una tienda desde hace miles de años.

Hace unos días, los investigadores descubrieron los restos de un palacio perdido debajo del histórico edificio del Nacional Monte de Piedad. El descubrimiento ocurrió durante una inspección realizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), y los expertos encontraron losas de basalto en la propiedad que creen que son parte del patio principal del palacio, que más tarde se convirtió en el hogar del conquistador español Hernán Cortés.

El descubrimiento del palacio es una prueba más de que la ciudad todavía tiene muchos secretos por descubrir, además, ofrece una ventana al pasado y a una cultura que es parte de nuestra historia y que desapareció hace cientos de años. (Los aztecas van a tener su propia serie en Netflix, así que vamos a conocer más de su historia pronto).

«Ellos [los españoles] remodelaron una sala para celebrar misa, y allí mismo, también mantuvieron cautivos a varios gobernantes», dijo el INAH en un comunicado. «Comenzando con su distinguido anfitrión: Moctezuma Xocoyotzin».

Los investigadores creen que el palacio fue construido originalmente para el gobernante azteca Axayáctl, quien fue el gobernante de la antigua ciudad capital de Tenochtitlán desde 1469 hasta 1481. Axayáctl fue padre del emperador Moctezuma II, que fue uno de los últimos gobernantes del imperio que fue asesinado en 1520.

Muchos fragmentos de este palacio habían sido descubiertos en las últimas décadas, pero los investigadores creen que este es el hallazgo más importante que se ha hecho hasta ahora. «Dadas sus características, los especialistas dedujeron que era parte de un espacio abierto en el antiguo Palacio de Axayáctl, probablemente un patio», continuó el comunicado del INAH. «Mientras estuvo en ese palacio, tuvieron lugar numerosos eventos».

Uno de los detalles que hacen que este palacio, y el patio que encontraron, sea tan importante es el hecho de que se tiene la teoría de que este fue el lugar en el que pudo haber tenido lugar la muerte del emperador Moctezuma a manos de los conquistadores españoles.

Las primeras pruebas de la existencia de este palacio fueron descubiertas en septiembre de 2017 durante las tareas de restauración del edificio del Nacional Monte de Piedad, y trabajaron durante todo el año siguientes para poder desenterrar el resto de la estructura para evaluar y autenticar estos restos. 3 años después, el INAH pudo confirmar el origen de las piezas y determinar la historia del palacio perdido.

Hace unos meses confirmaron también el descubrimiento de un tesoro azteca que se perdió durante los eventos de la famosa Noche Triste, lo que confirma que todavía existen miles de objetos perdidos que podrían estar escondidos por la ciudad.

Además del palacio, los expertos encontraron los restos de una casa construida por Hernán Cortés después de la caída de Tenochtitlán en 1521. Supuestamente, los españoles ordenaron a los aztecas que destruyeran sus templos y palacios después de tomar el control de su ciudad, y usaron los materiales de los edificios destruidos para construir estructuras nuevas, como la casa de Cortés que fue creada usando los restos del palacio. La casa, además, se convirtió en el centro del poder de los españoles en 1521.

«Estas premisas, como muchas otras estructuras del Recinto Sagrado de Tenochtitlán, fueron destruidas por los españoles y sus aliados indígenas, casi hasta sus cimientos», explicó INAH.

Y el palacio no ha sido el único descubrimiento, recientemente se descubrió una estructura que era usada por los mexicas para adorar a sus dioses, y los expertos están convencidos de que, si siguen excavando, se van a topar con muchos otros lugares importantes de la historia azteca.

GQ


Descubren los tesoros de dos mundos; revelan hallazgo en el Monte de Piedad

Arqueólogos del Instuto Nacional de Antropología e Historia (INAH) revelaron el hallazgo de los vestigios correspondientes al Palacio de Axayácatl, quien fuera padre de Moctezuma Xocoyotzin y gobernante de Tenochtlan entre 1469 y 1481, así como los restos de una casa construida por orden de Hernán Cortés (1521-1620), donde estableció el primer gobierno provisional de México, ubicados bajo el edificio matriz del Nacional Monte de Piedad (NMP), en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Las exploraciones también revelaron el hallazgo de un tianquiztli, también conocido como Glifo de Chalco, el relieve de una serpiente emplumada y de un tocado de plumas, así como restos de cerámica y fragmentos dispersos de un panel destruido que perteneció a Axayácatl.

De ambos espacios fueron revelados ayer los primeros vestigios, aunque ya se tenía conocimiento de su ubicación, con base en los manuscritos y testimonios de fray Diego Durán, fray Bernardino de Sahagún, así como de Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo, dijo Raúl Barrera, titular del Programa de Arqueología Urbana (PAU) e investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH.

Axayácatl gobernó Tenochtitlan entre 1469 y 1481 y ahí construyó sus casas, donde se encuentra actualmente la casa matriz del NMP. Este edificio histórico se encuentra ubicado entre las calles de 5 de Mayo y Monte de Piedad”, detalló.

Reconoció que las dimensiones originales de los aposentos de Axayáctal eran mayores, a lo que hoy se puede
ver, ya que llegaba hasta la calle Madero.

Pero cuando llegó Hernán Cortés a Tenochtitlan, el 8 de noviembre de 1519, entró por lo que hoy conocemos como avenida Pino Suárez y su continuación con Tlalpan, donde tuvo su primer encuentro con los mexicas, acompañado de miles de indígenas que querían liberarse del sometimiento.

Moctezuma los acompañó y hospedó en dicho palacio, también conocido como las Casas Viejas de
Axayácatl. “Ahí se hospedaron los españoles, se acuartelaron, pusieron vigilantes y empezaron a hacer recorridos para conocer el Templo Mayor; hubo un reconocimiento estratégico de cómo iban a invadir
Tenochtitlan”, explicó Barrera.

Finalmente, tomaron prisioneros a Moctezuma, a Cuitláhuac y a los tlatoanis de Tlatelolco y Texcoco, los
mantuvieron cautivos en ese mismo palacio, y, al parecer, el 29 de junio de 1520 fue asesinado ahí Moctezuma Xocoyotzin, junto con otros nobles. Después vendrá La Noche Triste y la huida de los invasores españoles”, abundó el arqueólogo.

Con la caída de Tenochtitlan Cortés decidió que la nueva ciudad sería fundada en el corazón de Tenochtitlan y vino la destrucción de edificios, palacios, templos, dioses; y con sus mismos materiales se construyó la nueva ciudad.

El Palacio de Axayácatl fue destruido y ocupado por Cortés, donde ordenó construir sus casas. Ahí vivió, mantuvo un gobierno incipiente en 1525 y estableció lo que algunos han llamado el primer gobierno provisional, así como el marquesado del Valle de Oaxaca, hacia 1529”.

Glifo y cerámica

Durante las excavaciones iniciadas en 2017 como parte del PAU, Barrera destacó el hallazgo de los pisos, construidos con lajas de basalto y de muros derruidos que hoy son evidencia de la destrucción del palacio y de los restos de la casa de Hernán Cortés, que consiste en un cuarto de cinco metros de largo por cuatro de ancho, por lo que, a nivel funcional, la distribución actual del Monte de Piedad es similar a lo que diseñó Cortés.

Raúl Barrera detalló que en la esquina sureste del NMP también se encontró el relieve de una serpiente emplumada, de una representación de un tocado de plumas que debieron formar parte de un panel en el Palacio de Axayácatl, por lo que consideran que deben existir más fragmentos dispersos en los rellenos del edificio.

Otro hallazgo fue la ubicación del patio de la casa de Cortés, que tenía un pórtico y su desplante de columnas. “Así que estos hallazgos son sumamente importantes porque nos dan mayor información sobre el palacio. Sin embargo, aún no conocemos las dimensiones exactas y su forma original.

¿Hubo más hallazgos en estas exploraciones?; se le preguntó. “También encontramos restos de cerámica y una representación de un tianquiztli, que también es reconocido como el Glifo de Chalco, que es la representación del mercado. Digamos que esta escultura fue transformada y reutilizada”.

¿Colocarán alguna ventana arqueológica en este sitio? “Eso aún no se ha determinado, pero hay mucho interés, aunque seguimos en proceso de trabajo. Hay buenas intenciones tanto por parte de los propietarios del NMP, pero no se puede definir todavía hasta la conclusión de los trabajos y cuando hagamos nuestras recomendaciones. Desde luego, los vestigios valen la pena bastante porque son valiosos, pero esperemos
que se den las condiciones”.

¿Qué tipo de cerámica hallaron? “Cerámica de los tipos Azteca III (anaranjado monocromo y negro sobre
anaranjado), que son cerámicas aztecas del posclásico tardío y también loza Texcoco, que es un material bruñido, así como cerámica de la época virreinal con aspecto vidriado”.

¿Qué incógnitas quedan aún sobre este palacio? “Todavía no podemos tener una configuración arquitectónica del edificio. Es complicado tener un panorama completo porque estamos limitados en las excavaciones, es decir, no podemos ampliarnos mucho por los riesgos que esto implica, ya que podríamos afectar el edificio histórico”.

Diario el Independiente


INAH decidirá futuro de vestigios del antiguo Palacio de Axayácatl

Las ruinas del Palacio de Axayácatl y de las casas de Hernán Cortes se convertirán en un espacio museográfico, pero antes deberá llegarse a acuerdos

Por Emma Alejandra

Los vestigios del antiguo Palacio de Axayácatl y de las casas nuevas de Hernán Cortés se convertirán en “un espacio museográfico” que podrá visitar el público, pero antes “deben darse muchas condiciones”, afirmó el arqueólogo Raúl Barrera, responsable del Proyecto de Arqueología Urbana (PAU) que ubicó las ruinas.

La decisión de que estos vestigios puedan ser exhibidos es del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), de las autoridades correspondientes, desde luego que nosotros estamos en proceso de investigación y nosotros lo podemos saber a la culminación de los trabajos”, señaló a El Heraldo de México.

En 2017, los arqueólogos mexicanos iniciaron el acompañamiento de las obras de rehabilitación del edificio del Nacional Monte de Piedad; en torno al patio principal del inmueble, donde se reforzarían una serie de columnas que se estaban hundiendo, los especialistas realizaron 12 sondeos –de hasta tres metros de profundidad– en los que encontraron evidencia prehispánicas y coloniales.

Del lado noroeste se toparon con los restos de un patio antiguo y los desplantes de columnas que delimitaron un pórtico, inmediatamente supieron que se trataba de las casas que Cortés mandó construir una vez realizada la Conquista; los trabajos se extendieron a un cuarto adyacente del mismo edificio y ahí encontraron la extensión “totalmente conservada” de la construcción.

Más abajo, después de un relleno constructivo de unos 50 centímetros encontraron los restos (constituidos de lajas de basalto) de un patio todavía más antiguo, que hoy pueden asegurar, correspondió al antiguo Palacio de Axayácatl, padre de Moctezuma II y quien alojó a los españoles en esa vivienda a su llegada a Tenochtitlan, en 1519.

Los trabajos de exploración, señaló Barrera, ya han concluido, pero siguen supeditados a las necesidades de la rehabilitación del inmueble. El Monte de Piedad por su parte, reiteró el “compromiso de continuar colaborando con el INAH, en apego al marco jurídico aplicable” para “garantizar la preservación y disposición de los vestigios hallados para los mexicanos”

Elementos:

  • La casa de Cortés se realizó con los restos del palacio destruido de Axayácatl.
  • En el lugar se ubicaron dos lajas labradas que muestran símbolos aztecas.

En números:

  • 12 pozos de exploración permitieron descubrir los vestigios.
  • Tres metros, profundidad a la que se encontró el patio prehispánica. 

Heraldo de México

También podría gustarte