Macbeth en México

‘Mendoza’, el ‘Macbeth’ mexicano, ahora se puede disfrutar en YouTube

Es difícil anticipar de entrada qué se va a poder ver en ese espacio casi vacío, con el público ubicado alrededor en cuatro graderías. Solo hay un detalle que rompe esa oscura monotonía: una mujer con una máscara, ataviada en una larguísima manta blanca y acompañada por una gallina.

Ese personaje podría ser la señal de cómo será el ambiente de esta velada. Esa es la imagen inicial de la obra Mendoza, del grupo mexicano Los Colochos, dirigida por Juan Carillo.

Con texto de Antonio Zúñiga y el propio Carrillo, la pieza lleva a la vida rural mexicana uno de los grandes clásicos de la dramaturgia universal: la tragedia Macbeth, de William Shakespeare. La producción, que en Colombia se ha presentado en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá y en el Festival de Teatro de Manizales (ambas en el 2016), ahora se puede disfrutar en YouTube en el canal oficial del grupo.

 

La pieza saltó al mundo virtual en alianza con el Chicago Latino Theater Alliance, que está realizando una temporada de teatro online con las obras que se han presentado en su Festival Destinos.

Zuñiga y Carrillo se arriesgaron a llevar al contexto de la Revolución Mexicana esa historia original del barón escocés, triunfador en sangrientas batallas, que recibe la profecía de tres brujas, quienes le auguran que algún día llevará la corona de Escocia. Al principio, Macbeth duda sobre ese éxito prometido, pero su calculadora esposa, Lady Macbeth -inolvidable personaje shakespereano-, lo convence para no detenerse ante con tal de llegar al trono.

En la pieza mexicana, Macbeth se convierte en Mendoza, un general fiel de la revolución que recibe la profecía de una vieja bruja (acompañada de aquella gallina), quien también le vaticina un camino hacia el poder.

Pero la adaptación no se queda simplemente en llevar el relato de un lugar a otro. Zuñiga y Carillo logran que Macbeth viva en México, que hable como sus campesinos, que beba, coma, ría y llore como ellos. En su texto, Mendoza pareciera haber creado una alquimia entre Shakespeare y Juan Rulfo, ese gran narrador de la Revolución Mexicana.

En las preparaciones de la obra, Carrillo y los actores solían ensayar en casas de personas sin relación con el mundo teatral; allí, usaban improvisados elementos cotidianos como utilería para la puesta en escena.

Así nació un montaje que tiene otra poética igual de potente en la parte visual. Partiendo de la sencillez de elementos, Mendoza logra crear momentos demoledores, como representar la muerte de un niño con el simple estallido de una manzana. Teatro en estado puro.

Teatro Mayor

También podría gustarte