En formato digital vuelve «Fierro», un clásico de la historieta moderna argentina

Vuelve Fierro en su cuarta encarnación

Charlamos con Lautaro Ortiz y Mariano Buscaglia, el nuevo jefe de redacción de la famosa publicación

Por Diego Gutiérrez

Desde hace un tiempo venimos realizando informes sobre esta querida revista, que con el paso del tiempo siempre nos presentó tanto a grandes personalidades de la historieta argentina como a nuevos talentos que pronto se convirtieron en clásicos del género para las generaciones de lectores más nóveles.

Como siempre que algo tiene un nombre que resuena por más de tres décadas, podemos encontrar tantos amantes como detractores. Nosotros, claramente, somos parte del primer grupo y estamos muy contentos de poder dar a conocer, luego de esperar una respuesta positiva hace meses, que vuelve «Fierro». Sí, el clásico de la historieta nacional se transforma, se adapta y hace su ingreso a la web. No para utilizar el espacio virtual como una vidriera de exposición, sino como un medio en el cual poder disfrutar día a día tanto de autores consagrados como nuevos talentos. Como un puente que comunica la pantalla con el papel.

«Fierro» toma la posta y le dice que sí al formato digital, y lo aborda con todas sus armas. Fierro se suma a «El Destape«. No sale con El Destape, ni El Destape compra a Fierro. Se unen en un proyecto común, ocupando un espacio necesario en el ámbito de la historieta nacional, facilitando la llegada a más lectores a través de la web.

Cuando recibimos la noticia, todavía se estaba cocinando la receta de esta nueva etapa, y hoy podemos hacer pública la novedad y charlar un poco con quienes dirigen el rumbo de este nuevo barco: Lautaro Ortiz y Mariano Buscaglia.

Para aquellos que no conocen a Mariano, en pocas palabras podemos decir que su relación con el mundo de la historieta se da desde la cuna, ya que es hijo de Cristina Breccia, sobrino de Patricia y Enrique Breccia y nieto del querido Alberto «el viejo» Breccia. Su padre, Norberto Buscaglia, fue quien realizó la adaptación de «Los Mitos de Cthulhu» de H.P. Lovecraft, obra que ilustró quien sería su  suegro, Alberto Breccia. Y para quienes no conocen a Lautaro, ya ha sido entrevistado en otra ocasión en Ouroboros, pueden remitirse a dicha entrevista para conocerlo un poco.

Sin más, pasamos a las preguntas realizadas por Diego Gutiérez (DG) del Staff de Ouroboros a los ya mencionados Mariano (MB) y Lautaro (LO).

DG ¿Como se da tu desembarco en esta etapa nueva de «Fierro»?
MB ─Yo ya había realizado algunos guiones con Patricia (Breccia) en la segunda etapa de «Fierro», ahí fue donde lo conocí a Lautaro Ortiz. Más adelante colaboré en otra aventura junto a Lito Fernández para el suplemento de historietas de la agencia Télam, donde también estaba Lautaro, y se formó un vínculo entre ambos de índole literaria, más de charlar sobre libros viejos, que es lo que nos gusta a los dos. Es a través de estos puntos en común que se fue dando la posibilidad de sumarme y acá estamos.

DG ¿Ingresás como jefe de redacción?
MB ─Es un título ostentoso, yo siento que estoy dándole una mano
(NdelE: Mariano es zarpado en humilde.)

DG ¿Quienes dirigen esta nueva encarnación?
MB ─Aparte de nosotros están Diego Sasturain y Diego Parés. Después vamos a tener colaboradores como Toni TorresCarlos Altgelt, hablamos también con José María Gutiérrez y Mariela Acevedo. Igualmente vamos a continuar sumando gente constantemente.
LO ─Posiblemente (estamos cerrando) se sume al barco para la inauguración Oscar Chichoni. Seguro nos acompañan Gustavo SalaMax CachimbaFernando CalviDante GinevraDiego AgrimbauLucas Varela y muchos más que estuvieron presentes en la tercera etapa de Fierro.
Entre los artistas que vamos a poder disfrutar están MinaverryJorge LucasChina OchoPablo de Santis y Matías San Juan. También Cacho Mandrafina y, en «Historias cortas«, vuelven todos los colaboradores de «Fierro» de siempre, con historias nuevas para leer todos los días, ya que el sitio se va a actualizar tres veces por día.

DG ¿Cómo tomaron y por qué la decisión de pasarse a la web?
MB 
─Yo creo que fue una oportunidad que se dio, tanto Diego como Lautaro en su visión decidieron que valía la pena.

DG ¿Y el papel?
LO ─»Fierro» entra a la web, pero va a ser un puente hacia el papel, ya que vamos a sacar una «Colección de Fierro» -para la cual aún no tenemos la periodicidad- con las series nuevas que producimos.

DG ¿Por qué «El Destape»?
LO 
─¿Por qué «El Destape»? Porque hay mucha gente de su público que ama la historieta y «Fierro» es una marca que resuena en ellos. «Fierro» se suma al proyecto de El Destape, que en cuanto a medios periodísticos, ha sido el que mejor ha entendido la lógica de la comunicación en internet, demostrándolo con su amplio crecimiento espectacular desde su salida. Esto no implica ningún tipo de compra de parte de El Destape.

DG ¿Con qué tipo de historietas nos vamos a poder encontrar en la nueva web?
MB ─Vamos a tener muchas historietas, mantendremos «historias cortas», habrá una sección de clásicos…

DG ¿Van a haber muchas historietas nueva? ¿Vamos a poder encontrar series de las etapas anteriores que mantengan una continuidad en este nuevo ciclo?
MB 
─Van a haber muchas historietas nuevas, también reediciones de series de la segunda etapa que se van a poder volver a leer.
Va a haber humor, mucha documentación, ilustración… «Fierro» tiene como objetivo convertirse en un punto de entrada al mundo de la historieta y repasar la historia del cómic nacional. Volver a visitar cosas que hacía falta ver. Hay mucha historia rica, mucho material de colección de artistas que son claves.

LO ─Cabe destacar que va a estar destinado no solo al lector actual de historietas, sino también a los melancólicos que quieran volver a leer personajes que marcaron generaciones como MisterixVito Nervio o Bull Rocket. Va a haber material de Francisco Solano López que está siendo restaurado, entre otros…

MB ─Vamos a tener material de Fontanarrosa y especiales con cosas muy atractivas, raras. Estamos pensando en algunos rescates, como material de Carlos ClameRouxRoume, también especiales, ya que han quedado relegados y queremos traerlos a la luz.

DG ¡Trabajos nuevos de Jorge Lucas! ¿Con qué nos va a sorprender?
MB 
─Es una historieta muy de aventuras de tipo pulp… yo sólo vi dos páginas pero lo que pude ver me encantó.

DG ¿Vamos a poder disfrutar de más historietas de tu abuelo, Alberto Breccia?
MB ─Más allá de Vito Nervio, yo estoy pensando para más adelante «La escuadra Zenith«. Queremos rescatar material que no esté muy visto, o que quizás no le interesen a un editor. El primer Vito Nervio, yo creo que no va a salir nunca publicado si no lo hacemos nosotros.

DG ¿Es material que no salió en la «Biblioteca Clarín de la Historieta«?
MB ─Claro, el primer Vito Nervio dibujado por él, con un dibujo todavía «vacilante». ¡Bah! Vacilante es una forma de decir. Un dibujo que es extraño, de trazo raro, pero donde igualmente se puede observar lo que perfila a ser como artista, «el monstruo», porque tuvo un proceso de aprendizaje lento.

DG ¿La idea es que sea material puramente de archivo, cosas que no estén en otras ediciones más que en revistas que se puedan encontrar en la Biblioteca Nacional?
MB ─Exacto, cosas que tienen coleccionistas y nadie más. Por ejemplo, ¿quién tiene cientos de páginas de Misterix o Bull Rocket? No es rentable quizás hacer un rescate de ese tipo para papel, pero para la web es ideal.

DG Las ventajas que da la web es que puedan medir cuanta aceptación y llegada tiene ese material al público, quizás luego te sorprenden los números.
MB ─Es una apuesta la que estamos haciendo, el ir hacia lo digital. Es un paso necesario que hay que dar, aunque yo soy un amante del papel, tengo muy claro que es necesario volcarse hacia una plataforma que sirve como puente, un vehículo previo al papel.
LO ─Este es un paso que hay que dar para llegar al papel, un puente donde se cruzan las nuevas generaciones con las anteriores, eliminando las barreras espaciales al poder encontrar el material a diario y de manera gratuita para todo el mundo, sin restricciones, en la web que dentro de poco estará online y que en este mismo momento está ya en un avanzado estado de desarrollo y pronta concreción.

DG No solamente como vehículo hacia el papel, quizás también una puerta de entrada para público lector de otros lugares del mundo que, si no fuera por internet, no llegarían a conocer ciertas obras. Y que el salto lo dé «Fierro», es buena punta de lanza para que a través de la experiencia se vayan sumando más editoriales a adoptar el medio.
MB ─Lo interesante es que se pone en juego otro lenguaje. De por sí, la historieta tiene su propio lenguaje, y el hacer algo digital brinda la posibilidad de jugar con otros elementos, que tal vez en papel no los tenemos.

DG Vos que laburaste en el suplemento «Historieta Nacional» de Télam y en «Fierro» ¿A cuál de los dos proyectos sentís que esta nueva etapa está más cercano?
MB ─Lo que pasa es que tenés el sello FIERRO, que siempre fue algo muy particular. Cada vez que alguien habla de «Fierro», o aparece, es un bicho aparte. Siempre tiene la misma fuerza, es el mismo monstruo. Es la impresión que me da, se nota que siempre la polenta es la misma.

DG ¿Hay algo que nos puedas adelantar sobre la interfaz web o cómo va a funcionar?
LO ─Por el momento nos reservamos dar detalles o adelantos. Tendrán que esperar un poquito más.

DG Fierro siempre tuvo concursos como «Fierro busca a dos manos» en la primera etapa, u «Hora Fierro» en la segunda, que apuntaba a encontrar nuevos talentos, o incluso el suplemento «Óxido» que era un gran semillero. ¿Tienen previsto algo por el estilo para acercar a los artistas inéditos?
MB ─Sí, sí, hay una idea muy fuerte de incorporar nueva gente y organizar concursos, incluso estamos planeando uno para dentro de muy pronto. No va a haber que esperar tanto ya que lo estamos craneando.

DG ¿Podemos pensar que la nueva encarnación va a tener un lineamiento ideológico?
LO ─»Fierro» siempre ha tenido una línea. «Fierro» es experimentación, un semillero, un camino que transita la historieta de autor. Pero no hay ningún tipo de restricción artística ni lineamiento político.

Les agradecemos mucho a ambos por habernos dado la primicia y haberse tomado un tiempo para realizar esta entrevista.

Ouroboros


Fierro y El Destape, juntos: el regreso online de «La Historieta Argentina»

La Revista Fierro, un clásico indiscutido de la cultura argentina y un emblema por excelencia de la historieta nacional moderna, se sumará muy pronto a la edición digital de El Destape para acompañar a sus lectores con historias, aventuras y sueños dibujados por los más importantes creadores de ese arte.

En esta cuarta etapa, Fierro tendrá como desafío hacer y mostrar historieta nacional nueva y también clásica a través de un sitio web moderno y de fácil lectura.

Desde su nacimiento en 1984, en aquellos primeros años de la democracia, Fierro nació como un espacio de desafío: mostrar que la historieta es un arte donde poder contar, imaginar y testimoniar la vida de los argentinos, tal como enseñó Héctor Germán Oesterheld antes y después de El Eternauta.

En esa primera etapa, editada por el sello La Urraca y dirigida por Juan Sasturain (hoy director de la Biblioteca Nacional), se editaron 100 números mensuales dentro de los cuales escribieron y dibujaron figuras como Carlos Nine, Alberto Breccia, Ricardo Piglia, Oscar Chichoni, Trillo, Maitena, Rep, Solano López, Pablo de Santis, Max Cachimba, José Muñoz, María Alcobre, Fontanarrosa, Altuna, Sampayo o El Tomi, entre tantos otros. Ese primer sueño de la historieta nacional terminó en 1992.

A partir de ese año, muchos de los dibujantes y guionistas ya reconocidos en el mundo, comenzaron a trabajar para editoriales del exterior mientras en nuestro país las garras del neoliberalismo menemista comenzaba a roer la industria local. En esos años aciagos muchos jóvenes, lectores de la primera Fierro, siguieron trabajando en soledad y a través de fanzines, revistas hechas a pulmón, autogestionadas, donde la nueva historieta se refugió en tiempos de la pizza y el champán.

Luego de 14 años, y cuando aquellos jóvenes fanzineros ya habían dado el salto para convertirse en autores profesionales, llegaron los vientos de la nueva política argentina y en octubre de 2006 Fierro anunció su vuelta a los kioscos, emprendiendo así su segunda etapa, junto al diario Página/12.

También dirigida por Juan Sasturain, y con Lautaro Ortiz como Jefe de redacción, la publicación retomó el espíritu inicial y, junto a los autores ya consagrados que volvieron a publicar en el país (José Muñoz ilustró la tapa del regreso), se abrieron las puertas a las nuevas generaciones de historietistas, hoy figuras consagradas como Liniers, Lucas Varela, Diego Parés, Salvador Sanz, Gustavo Sala, Alejandra Lunik, Juan Sáenz Valiente, Lucas Nine, Minaverry, Calvi, y Agrimbau, entre tantos otros. Esta segunda etapa mensual -con dos colecciones de libros de la serie “Continuará” y dos ediciones semestrales para el mercado de Brasil y Perú- finalizó en 2017, cuando los efectos de ajuste del gobierno del Pro comenzaron a sentirse en la sociedad argentina (la última tapa de Diego Parés fue un anticipo de lo que vendría). De esos 125 números publicados de la revista, se compilaron en libro y a través de muy diversas editoriales más de 80 títulos, fenómeno que demostró no solo la importancia de una revista como una vidriera para los nuevos creadores, sino como un lugar de producción de la historieta nacional.

Pese al golpe que significó el fin de la era mensual, Fierro se renovó y emprendió su tercera etapa marcada por la periodicidad trimestral y por un incremento de páginas, de 72 pasó a 100. Ya con la dirección de Lautaro Ortiz la revista volvió a apostar a la producción joven sumando en sus páginas obras de autores que habían crecido leyendo la Fierro 2, incorporando algunos autores independientes del mercado europeo y sumando a las historietas inéditos literarios de Haroldo Conti, H. G. Oesterheld y Rodolfo Walsh, entre otros.

En abril de 2019, cuando se anunció la desvinculación con Página/12, la Fierro trimestral terminó con un total de 8 números. La última edición tenía en tapa una versión a cargo de los dibujantes Scalerandi y Souto de la pintura “Un episodio de la Fiebre Amarilla” del uruguayo Blanes, acaso como un anticipo de lo que vendrá después, el Covid-19.

El nuevo desafío de Fierro, hoy acompañando a El Destape, será desembarcar en el terreno de lo digital para compartir con su lectores y con la comunidad de El Destape no sólo nuevas aventuras en forma de series (como Dora de Minaverry; Hércules Myst de Jorge Lucas; Inframundo de China Ocho e historias policiales a cargos de Mandrafina y Saccomanno y de Pablo De Santis y Matías San Juan, entre otras) también clásicos que marcaron la cultura argentina como, por ejemplo, el primer Vito Nervio, el detective enjopado dibujado por Alberto Breccia y guionado por Leonardo Wadel o Misterix, el hombre de la pila atómica, dibujado por Eugenio Zoppi con guiones de Alberto Ongaro. Historias por primera vez digitalizadas y restauradas. Además Fierro promete compartir material desconocido y/o poco frecuentado de la historia argentina como por ejemplo una historia de guerra dibujada por Solano López para el mercado europeo en 1960, y otras sorpresas que se anunciarán en breve. Esta nueva Fierro –que tiene a Lautaro Ortiz como director, a Mariano Buscaglia como Jefe de Redacción y a Diego Parés como asesor artístico– promete sumar columnistas y muchas historias cortas (nuevas y clásicas) para leer diariamente, junto a la republicación de las series que marcaron la historia en la revista, que ya fueron editadas y que se podrán leer gratuitamente, e incluso, comprar en libro.

La Fierro que llega será una nueva forma de leer historieta y estará disponible para todos. Lo que no es poco.

El Destape

También podría gustarte