Uruguay: Reabren museos y salas de espectáculos con reservas entre miembros del sector cultural

Por Redacción Nodal Cultura

El pasado miércoles 29 de julio el Ministerio de Cultura y Educación anunció la reapertura de salas de espectáculos, galerías de arte y museos, de acuerdo a protocolos que fueron difundidos el viernes.

El anuncio de la apertura se dio un día antes de la movilización de la Interseccional Cultural que se llevó a cabo el jueves 30, en la que los reclamos por la apertura de los espacios y el apoyo económico a los trabajadores del sector coincidían con los del resto de los trabajadores en reclamo al gobierno por apoyo económico de subsistencia y en contra del ajuste fiscal y la Ley de Urgente Consideración (LUC).

La presión de los trabajadores vinculados a las artes escénicas venía en aumento y desde las redes sociales se había convocado a una reapertura de los teatros para el viernes 7 de agosto, aun cuando no se contaran con los protocolos establecidos. Los reclamos del sector no son nuevos y se basan en una largo trabajo que vienen realizando los distintos actores junto con el gobierno para poder retomar la actividad. Cabe recordar que en Uruguay desde junio están abiertos los shoppings comerciales y también bares y restaurantes, pero no los espacios culturales.

El 11 de mayo la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA), la Federación Uruguaya de Teatros Independientes (FUTI) y Teatro El Galpón entregaron al Ministerio de Educación y Cultura un protocolo sanitario que elaboraron con el asesoramiento del Instituto Pasteur de Montevideo. Un mes después reclamaban por la reapertura urgente de las salas, ya que mientras el Ministerio de Salud había aprobado el protocolo presentado, Cultura hacía caso omiso a la propuesta. “Abrieron las termas, los boliches, la música… hoy hace cuatro meses que nos prohibieron por decreto. Es una forma de proscribirnos”, afirmaba en junio Héctor Guido, secretario general de Teatro El galpón.

Sin dudas lo que decidió el anuncio del ministro de educación y cultura, Pablo da Silveira, es la fuerte avanzada de quienes hacen el teatro en Uruguay. Para muchos el anuncio es puramente demagógico y no se conoce cuál será el impacto real de esta apertura. Con un 30% de la capacidad habilitada seguramente serán pocas las salas independientes que puedan abrir. Tampoco será fácil montar espectáculos que respeten en la escena el distanciamiento social de 2 metros, obligatorio por el protocolo dispuesto por el ministerio. ¿Qué salas se abrirán? ¿Bajo qué condiciones se podrán montar obras de teatro o danza? ¿Por qué se anunció justo un día antes de la movilización del sector cultural del pasado jueves y a tres días de una gran asamblea extraordinaria que se realizó el pasado sábado?, esos son algunos interrogantes que siguen vigentes. Para muchos son medidas que sirven para frenan las protestas y la acción pública de reapertura y salida a las calles convocadas para el próximo 7 de agosto.

«Los teatros se abren por la presión que hizo el sector cultural y la gente, con mucha militancia y haciendo distintas acciones. Es muy ilógico que abrieran un montón de actividades y que no abriera el teatro», explicó la actriz, dramaturga, productora y actual diputada nacional Verónica Mato. «No es que se abran y se llenen las salas, pero al menos el espacio de trabajo se abre».

Por su parte las salas cinematográficas anunciaron que aún no abrirán sus puertas. La cartelera comercial seguirá sin novedades por un tiempo aún desconocido. Solamente la Cinemateca uruguaya definió fecha para su regreso: será el 10 de agosto. «Estamos poniendo todo a punto para la reapertura, que depende de varios factores (adaptación a los protocolos sanitarios, programación, obras de mantenimiento en el edificio), pero estimamos que podremos abrir en la semana del 10 de agosto». Abrirá con un aforo inferior al 30% de la sala, con una función diaria, horarios escalonados para evitar que confluya el público en el ingreso y el egreso de las funciones.

Ante las críticas del sector el ministro Da Silveira respondió: «Así como los uruguayos tenemos tendencia a tener 3 millones de técnicos de fútbol, ahora tenemos la tendencia a tener 3 millones de expertos de políticas sanitarias que nos digan cuando están dadas las condiciones y no. Tenemos que entender que esa decisión está en manos del ministerio de salud pública y el equipo de científicos que asesoran al gobierno. No es el ministerio de cultura el que dice ‘ahora podemos abrir las salas’, como no son las propias salas ni nadie más. Cada vez que estábamos a punto de conseguirlo pasaba algo que complicaba un poco las cosas. Si hoy lo hacemos es porque las autoridades sanitarias entienden que las condiciones sanitarias están bajo control»

Sin embargo ante la decisión Héctor Guido sostuvo una opinión en contrario y aseguró que «el teatro es muy seguro. Se creo como un mito que es un lugar peligroso, pero en el teatro a diferencia de un local gastronómico u otros lugares cerrados uno no se quita el tapaboca, no habla, permanece en silencio observando una obra, mantiene la distancia y es muy fácil organizar el ingreso a la sala cumpliendo el protocolo. Ahora nos queda esperar que la gente lo cumpla»

Es importante destacar que Uruguay es uno de los países de la región que registra menos contagios por coronavirus. Hasta el 3 de agosto, día de apertura de las salas de espectáculos y museos, presenta 275 casos activos y 36 fallecidos desde que comenzó la pandemia de covid-19.

Protocolos de apertura

El ministerio de educación y cultura de Uruguay emitió dos protocolos específicos: uno para la reapertura de
salas de espectáculos y otro para museos, galerías de arte y espacios culturales. Ambos incluyen la necesaria capacitación a todo el personal de las instituciones antes de la reapertura, la disposición de elementos sanitarios para trabajadores y visitantes, la definición de uso de las instalaciones como accesos, circulación, recepción y baños, así como mantenimiento de sistemas de ventilación. Toda persona que ingrese tendrá que llevar tapabocas obligatorio y mantener el distanciamiento físico.

Habrá responsables del ingreso de los visitantes, quien deberá tomar la temperatura a cada uno. Si alguna persona registrara 37° o más no se le permitirá la entrada. Los espectadores, artistas o técnicos que presentan síntomas de enfermedad no podrán ingresar, además se exhorta a que no concurran las personas que pertenecen a los grupos en riesgo. Al ingresar deberán dejar en una zona aislada todos los efectos personales: bolsos, mochilas y abrigos. No se requiere que se instalen sistemas para desinfectar los calzados.

En las salas de espectáculos, los espectadores se sentarán en filas alternas, separados entre sí localidades vacías. Serán ubicados solo en las filas pares y la distancia mínima entre el escenario y la primera fila ocupada no deberá ser inferior a 5 metros. En esta primera fase se sugiere un aforo de apenas del 30%. El uso de los camarines debe asegurar el distanciamiento entre las personas.

La puesta en escena deberá respetar el distanciamiento social. En la actuación los participantes podrán quitarse el tapabocas, pero deberán estar siempre como mínimo a 2 metros de distancia y además no podrán tener contacto físico alguno. Se recomienda además evitar el uso de objetos compartidos en la escena.

Protocolo oficial para reapertura de salas de espectáculos

A partir del día lunes 3 de agosto de 2020, se autoriza la reapertura de las salas de espectáculos de acuerdo con el siguiente protocolo.

1. Capacitación del personal artístico, técnico, administrativo y de servicio de las instituciones en el conocimiento estricto del presente protocolo, previo a su reapertura.

2. Realización de limpieza frecuente de las zonas a las que accedan el público y el personal. Se debe formular un Procedimiento de Limpieza que contemple: insumos, productos, encargado, frecuencia, metodología y planilla de registro de horarios de limpieza y desinfección, con detalle de quien realiza la tarea y verificación de la misma. La boletería contará con alcohol para desinfección de teléfono, pos y computadora. Se lavarán y desinfectarán con frecuencia superficies duras, manijas, perillas de puertas, interruptores de luz, máquinas de café y otros objetos semejantes.

3. Mantenimiento o cambio, de ser necesario, de los filtros de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Si estos sistemas no están instalados, considerar otro tipo de ventilación regular y controlada para las salas, áreas administrativas y espacios de circulación del público. En el caso de los equipos de aire acondicionado, se debe emplear la modalidad “recambio de aire exterior”.

4. Recomendación a las personas pertenecientes a la población de riesgo de no asistir a las instalaciones, según las indicaciones documentadas por el Ministerio de Salud Pública. Para tener en cuenta a quienes integran este grupo de riesgo (mayores de 65 años y personas que, independientemente de su edad, presenten comorbilidades susceptibles a COVID19), así como exhortar a los mismos que no concurran hasta nuevas recomendaciones del MSP, se sugiere consultar el listado de comorbilidades, que se encuentra en el Anexo 1 del documento del MSP disponible en la web de Presidencia

5. Todas las áreas de circulación y permanencia de personas deben ser higienizadas en forma habitual. La higiene de los baños se hará con una cadencia acorde con el número de espectadores.

6. La compra de entradas y toda comunicación será preferentemente por vía online. Se permitirá la venta directa al público en boletería, siempre que se guarden las distancias físicas y medidas de higiene. Se evitará realizar trámites en la sala.

7. Dentro de las instalaciones habrá una persona encargada del acceso y control de las medidas de distanciamiento. Los espectadores, artistas y el personal deberán utilizar obligatoriamente mascarilla facial y mantenerse a distancia (2 metros) de las personas con las que no tienen contacto habitual. La institución contará con mascarillas extra por si alguien las necesitara.

8. El encargado del acceso tomará la temperatura en el ingreso a las instalaciones. La medición de temperatura, debe acompañarse de un procedimiento para su correcta implementación que explicite quién/es serán las personas responsables de implementar la medida y cómo proceder ante resultados alterados. Para autorizar el acceso, la temperatura registrada no deberá ser superior a los 37ºC. Los espectadores, artistas o técnicos que presentan síntomas de enfermedad no podrán ingresar. Si se encuentran en grupo de riesgo, se exhorta que no concurran.

9. Uso obligatorio de mascarillas dentro de los espacios, para todos los espectadores, artistas y personal que ingresan y circulan por las instalaciones. La institución contará con mascarillas extra por si alguien las necesitara. Se colocarán carteles indicando este requisito. De ser necesario, se recomienda incorporar marcas de señalética en el piso, guías y/o mamparas, para garantizar el distanciamiento físico.

10. Únicamente quienes actúan sobre los escenarios (teatro, danza, música, etc.) están eximidos de utilizar mascarillas, solo durante el transcurso de sus actuaciones y guardando un distanciamiento físico con sus colegas, de por lo menos 2 metros. Aunque artísticamente sea necesario el contacto físico o un mayor acercamiento entre los intérpretes, el mismo no puede producirse: habrá que adaptar las puestas en escena para responder a este requisito inevitable.

11. En una primera etapa no se podrá realizar más de una función por día. Cuando se autorice una programación más intensiva, se fijarán los horarios de funciones de modo que no se provoquen aglomeraciones y que en las zonas comunes siempre haya suficiente espacio para respetar el distanciamiento social. En caso de realizarse más de un espectáculo en la misma jornada, se ventilarán y desinfectarán las salas, camarines y zonas comunes, incluyendo las butacas, antes y después de cada función.

12. Las compañías podrán combinar propuestas artísticas presenciales con otras de formato virtual, si así lo entienden o si favorece la afluencia de público.

13. No es necesaria la colocación de alfombras desinfectantes para el calzado: las mismas no se recomiendan de forma universal, quedando restringido su uso a los centros hospitalarios y áreas de elevado riesgo biológico, como las industrias alimentarias. No se cuenta con evidencia científica de que el Coronavirus SARS CoV-2 se propague a través del calzado. Las alfombras o bandejas sanitarias no actúan en el mecanismo de transmisión del virus respiratorio, a lo que se suma la posibilidad de accidentes y caídas, demandas judiciales por tal situación, embotellamiento en las zonas de ingreso y costos innecesarios.

14. Instalación de dispensadores de alcohol en gel para utilizar previo al ingreso a la sala de espectáculos. Se asegurará el acceso a servicios higiénicos provistos de abundante jabón y toallas descartables. No se recomienda el uso de secamanos con aire, a efectos de no promover la aerolización de partículas.

15. Establecimiento de una zona aislada donde dejar efectos personales: bolsos, mochilas, abrigos, etc.

16. Exhortación a mantener las manos limpias y alejadas de la cara y abstenerse de tocar objetos, mobiliario y cartelería presentes en salas, así como puertas, picaportes, llaves de luz, etc. Se recomienda evitar el reparto de programas, folletería o cualquier impreso. Se podrá enviar la información de manera digital.

17. Se controlará y limitará, de ser necesario, el acceso a los espacios de circulación o concentración de público, para asegurar al máximo las disposiciones de distanciamiento físico, con un mínimo de 2 m de distancia entre individuos.

18. Se habilitará el ingreso a sala por lo menos media hora antes del comienzo de la función, para evitar aglomeración en la entrada. Con el mismo criterio, cuando la función termine, se planificará una salida escalonada.

19. En las salas de espectáculos, los espectadores se sentarán en filas alternas, separados entre sí por dos localidades vacías de ambos costados. Serán ubicados solo en las filas pares, de manera de aumentar la distancia entre el escenario y la primera fila. Las familias numerosas podrán sentarse de dos en dos, dejando una butaca libre. La distancia mínima entre el escenario y la primera fila ocupada no deberá ser inferior a 5 metros. En una primera fase, se sugiere un aforo del 30%.

20. Todos los elementos que se usen en escena (instrumentos musicales, vestuarios, escenografías, accesorios, utilería, etc.) serán desinfectados previamente al uso y luego del uso. No se permitirá el uso compartido: cada elemento deberá ser utilizado por un solo artista.

21. El uso de los camarines debe asegurar el distanciamiento entre las personas. El aforo debe seguir la regla de una persona cada 5 metros cuadrados Si la superficie no lo permite, se definirán turnos de utilización.

22. En las zonas de almacenamiento y trabajo, sin acceso del público, se seguirán las siguientes indicaciones:

  • De ser posible, se limitará la manipulación de objetos.
  • Se asegurará que solo un número limitado de personas trabaje en la misma habitación, manteniendo la distancia necesaria (mínimo 2 metros). De no ser posible debido a la cantidad de trabajadores, el personal se dividirá en distintos grupos para trabajar en horarios o días alternos.
  • Se realizarán inspecciones de condiciones de humedad y plagas, entre otros requerimientos.

23. En los espacios que ofrecen centros de hidratación con dispensadores de agua, no se ofrecerán vasos. Los espectadores y el personal deberán llevar su propio recipiente para recargar.

24. Celulares y efectos personales podrán utilizarse siempre y cuando sean debidamente desinfectados.

25. Artistas, personal y público, por el solo hecho de asistir a los eventos, estarán dando en forma automática su consentimiento a este protocolo. El personal de las salas deberá otorgarlo firmando un documento de conformidad.

Protocolo oficial para museos, galerías de arte y espacios culturales

A partir del lunes 3 de agosto de 2020, se autoriza la reapertura de museos, espacios culturales y galerías de arte públicos y privados, de acuerdo con el siguiente protocolo.

1. Capacitación del personal docente y administrativo de las instituciones, en el conocimiento estricto del presente protocolo, previo a su reapertura.

2. Realización de limpieza frecuente de las zonas a las que accedan el público y el personal. Se debe formular un Procedimiento de Limpieza que contemple: insumos, productos, encargado, frecuencia, metodología y planilla de registro de horarios de limpieza y desinfección, con detalle de quién realiza la tarea y verificación de la misma.

3. Mantenimiento o cambio, de ser necesario, de los filtros de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Si estos sistemas no están instalados, considerar otro tipo de ventilación regular y controlada para las salas, áreas administrativas y espacios de circulación del público. En el caso de los equipos de aire acondicionado, se debe emplear la modalidad “recambio de aire exterior”.

4. Recomendación a las personas pertenecientes a la población de riesgo de no asistir a las instalaciones, según las indicaciones documentadas por el Ministerio de Salud Pública. Para tener en cuenta a quienes integran este grupo de riesgo (mayores de 65 años y personas que, independientemente de su edad, presenten comorbilidades susceptibles a COVID19), así como exhortar a los mismos que no concurran hasta nuevas recomendaciones del MSP, se sugiere consultar el listado de comorbilidades, que se encuentra en el Anexo 1 del documento del MSP disponible en la web de Presidencia:

5. Todas las áreas de circulación y permanencia de personas deben ser higienizadas en forma habitual. La higiene de los baños se hará con una cadencia acorde con el número de visitantes.

6. Uso obligatorio de mascarilla facial dentro de los espacios, para todos los funcionarios, visitantes y proveedores que ingresan y circulan por las instalaciones. Se colocarán carteles indicando este requisito. De ser necesario, se recomienda incorporar marcas de señalética en el piso, guías y/o mamparas, para garantizar el distanciamiento físico.

7. No es necesaria la colocación de alfombras desinfectantes para el calzado: las mismas no se recomiendan de forma universal, quedando restringido su uso a los centros hospitalarios y áreas de elevado riesgo biológico, como las industrias alimentarias. No se cuenta con evidencia científica de que el Coronavirus SARS CoV-2 se propague a través del calzado. Las alfombras o bandejas sanitarias no actúan en el mecanismo de transmisión del virus respiratorio, a lo que se suma la posibilidad de accidentes y caídas, demandas judiciales por tal situación, embotellamiento en las zonas de ingreso y costos innecesarios.

8. Se tomará la temperatura en el ingreso a las instalaciones. La medición de temperatura debe acompañarse de un procedimiento para su correcta implementación que explicite quién/es serán las personas responsables de implementar la medida y cómo proceder ante resultados alterados. Para autorizar el acceso, la temperatura registrada no podrá ser superior a los 37ºC. Los funcionarios o visitantes que presentan síntomas de enfermedad no podrán ingresar. Si se encuentran en grupo de riesgo o si estuvieron en contacto con alguien que tuvo COVID-19, se exhorta que no concurran.

9. Instalación de dispensadores de alcohol en gel para utilizar previo al ingreso al museo, galería o espacio cultural. Se asegurará el acceso de los visitantes a servicios higiénicos provistos de abundante jabón y toallas descartables. En los gabinetes higiénicos no se recomienda el uso de secamanos con aire, a efectos de no promover la aerolización de partículas.

10. Establecimiento de una zona aislada donde dejar todos los efectos personales: bolsos, mochilas, abrigos, etc.

11. Exhortación a mantener las manos limpias y alejadas de la cara y abstenerse de tocar objetos, mobiliario y cartelería presentes en salas, así como puertas, picaportes, llaves de luz, etc. Con el mismo criterio, se retirarán las audioguías, tablets u objetos similares que estuvieran disponibles para uso de los visitantes, de manera de minimizar el contacto de sus manos con objetos de uso común.

12. Los visitantes y el personal de atención deberán utilizar mascarillas en todos sus desplazamientos por las instalaciones, en forma permanente. La institución contará con mascarillas extra por si alguien las necesitara.

13. Se controlará y limitará el acceso a los espacios de exposición, para asegurar al máximo las disposiciones de distanciamiento físico, con un mínimo de 2 m de distancia entre individuos. En una primera fase, se sugiere un aforo de al menos 5 metros cuadrados por persona dentro del local. El tiempo máximo de permanencia de cada visitante no podrá superar las dos horas.

14. En caso de que se considere indispensable mantener operativas instalaciones con botones de activación u otros dispositivos similares (pantallas táctiles, PCs con teclado y mouse, etc.), las mismas serán higienizadas regularmente con desinfectantes, atendiendo a la intensidad y presencia de personal del museo y visitantes que hagan uso de ellos.

15. Las salas y espacios de uso público serán ventilados (abriendo ventanas y/o puertas) durante cinco minutos por cada hora. Asimismo, serán higienizados en seco y húmedo por lo menos una vez al día. En cuanto a las vitrinas y superficies análogas, se aplicará agua y jabón o spray desinfectante con etanol o alcohol isopropílico disuelto al 70%, cuidando obviamente de no aplicarlo directamente sobre las obras expuestas o sobre materiales y revestimientos sensibles a dicho producto.

16. Se contará con amplia disponibilidad de personal de limpieza ya familiarizado con las colecciones y los procedimientos de higiene adecuados.

17. Las obras expuestas serán higienizadas por conservadores o personal debidamente formados. De no ser estrictamente necesario, no serán desinfectados sino que serán aislados en cuarentena los días que se indiquen según la superficie material.

18. En las zonas de almacenamiento y trabajo, sin acceso del público, se seguirán las siguientes indicaciones:

  • De ser posible, se limitará la manipulación de las colecciones.
  • Se asegurará que solo un número limitado de personas trabaje en la misma habitación, manteniendo la distancia necesaria (mínimo de 2 metros). De no ser posible debido a la cantidad de trabajadores, el personal se dividirá en distintos grupos para trabajar en horarios o días alternos.
  • Se realizarán inspecciones de condiciones de humedad y plagas, entre otros requerimientos.
  • Se lavarán y desinfectarán con frecuencia superficies duras, manijas, perillas de puertas, interruptores de luz, máquinas de café y otros objetos semejantes.
  • Los museos y galerías contarán con un área de aislamiento de obras y objetos. Esta área debe contar con estanterías, armarios, cajas vacías, donde los objetos implicados con un mínimo de contacto/manipulación puedan separarse de la colección principal, así como un sistema de marcación sencillo que indique las fechas, la denominación del objeto y la razón por la que ha sido puesto en cuarentena. Aquí se prestará especial atención a objetos y obras que regresan a la institución, por ejemplo debido a préstamos, exposiciones itinerantes, valijas didácticas viajeras, etc.

19. En los espacios que ofrecen centros de hidratación con dispensadores de agua, no se ofrecerán vasos. Los visitantes y el personal deberán llevar su propio recipiente para recargar.

20. Celulares y efectos personales podrán utilizarse siempre y cuando sean debidamente desinfectados.

21. Las comunicaciones administrativas serán por correo electrónico. Se evitará realizar trámites en la administración de la Institución y entregar cualquier tipo de folletería o impreso. Los materiales gráficos que deseen compartirse, se podrán enviar en forma digital.

22. El personal de los museos, galerías de arte y espacios culturales deberá otorgar su consentimiento en relación a este protocolo, firmando un documento de conformidad.

También podría gustarte