Chile: Raúl Zurita, ganador del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

Raúl Zurita, Premio Reina Sofía de Poesía 2020: “Desde el fondo del alma, espero que cambiemos las pedradas por los abrazos”

Por Andrés Gómez

El autor de La vida nueva recibió el galardón que entrega el Patrimonio Nacional de España y la U. de Salamanca, y que antes recibieron Gonzalo Rojas y Nicanor Parra. “Uno es parte del caudal de la poesía chilena”, dice.

Pensó en su familia, en sus muertos, y en una mañana de hace muchos años. Cuando Raúl Zurita se enteró ayer que era el nuevo ganador del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, se sorprendió. “No lo esperaba para nada”, dice. Pensó entonces en su abuela y en sus padres, en su amigo y editor Claudio López Lamadrid, fallecido el año pasado, y en aquella mañana de septiembre cuando tenía 23 años: “Es inevitable, aquella madrugada después del golpe”.

Nacido en enero de 1950, el poeta recibió ayer el premio de poesía más importante que se entrega en España. Otorgado por el Patronato Nacional y la Universidad de Salamanca, el galardón reconoce el conjunto de su obra, está dotado de 42 mil euros y entre sus ganadores se encuentran Gonzalo Rojas y Nicanor Parra.

El premio es un reconocimiento “a su obra, a su ejemplo poético de sobreponerse al dolor, con versos, con palabras comprometidas con la vida, con la libertad y con la naturaleza”, dijo la presidenta del Patronato Nacional, Llanos Castellanos.

“Mi poesía es una metáfora de eso, en el sentido de que todos sobrevivimos a nuestra experiencia”, comenta Zurita. Autor de Purgatorio, Anteparaíso La vida nueva, el poeta ha trazado una obra profundamente personal y abrazada a la historia y las heridas provocadas tras el golpe militar.

El poeta Luis García Montero, director del Instituto Cervantes y miembro del jurado, destacó que la creación de Zurita es “emblema de la gran tradición de poesía chilena”, y una forma de enfrentar el miedo “con la dignidad de la palabra poética”.

Premio Nacional de Literatura y Premio Pablo Neruda de Poesía Iberoamericana, Zurita recibe este nuevo reconocimiento en momentos difíciles para el país, afectado por la pandemia y la crisis económica.

“Son tan contrastantes las sensaciones”, dice. “El premio es una alegría, pero la situación es tan dura, hay tanta gente pasándolo mal que uno no puede ser plenamente feliz. No puedes restarte de esta pandemia ni de las enormes injusticias que se asoman de forma pavorosa. Un país no se mide por los que están bien sino por lo mal que están los que están mal”.

Una oportunidad

“Zurita merece todos los premios por su poesía, innovadora, escrita con arrojo, fuerza y belleza. Sus libros implican un recorrido existencial y a través del lenguaje. Zurita le da voz al delirio, a las víctimas y a los postergados. Su obra tiene un tono que al lector le resuena y no se olvida jamás. Queda grabado”, observa el poeta y editor Matías Rivas.

Desde sus inicios, la vida y la poesía se cruzaron en la obra de Raúl Zurita de un modo radical. Durante el régimen de Pinochet formó parte del Colectivo de Acciones de Arte CADA, con Diamela Eltit, Lotty Rosenfeld y Juan Castillo, con quienes realizó osadas intervenciones públicas en oposición al gobierno. En ese contexto, hizo gestos desesperados como quemarse el rostro y de gran ambición poética como escribir versos en el cielo de Nueva York.

“Uno ha vivido vidas tan duras, durante 50 años la poesía ha sido mi vida. No me he dejado una puerta abierta para dedicarme a otra cosa. He dado todo lo que yo más puedo dar, sin cálculo”, dice.

-El Premio Reina Sofía lo recibieron antes Gonzalo Rojas y Nicanor Parra, ¿de qué manera se relaciona usted con la poesía chilena?

-Uno pertenece al gran río de la poesía chilena, al río donde están De Rokha, Neruda, Huidobro, Parra, Lihn, Teillier, ese caudal enorme donde ahora están Elicura Chihuailaf, Elvira Hernández, Carmen Berenguer. Uno es parte de ese caudal y desde ahí se va a encontrar con la poesía española y la poesía mapuche, y me alegra porque este premio es como un abrazo de entre ríos.

El poeta recuerda a Claudio López Lamadrid, el editor del grupo Penguin Random House, quien respaldó su obra en España. La noche anterior a su muerte, López twiteó su poema favorito de Zurita para saludarlo por su cumpleaños 69: “Guárdame todavía en ti / tenme en ti, en la brizna de aire que aún ocupa tu voz / dura y remota / como los cauces glaciares en que la Primavera desciende”.

El fallo del jurado hace referencia al dolor en su poesía, que nace de una ruptura en nuestra historia

Ese hecho fue fundamental, mi poesía nace de ahí y también de un barco (donde estuvo detenido), de separaciones y encuentros, de las cosas que le han sucedido a uno. Ahora pienso en esa noche del 73, es inevitable, esa madrugada después del golpe.

-¿Cómo se plantea ahora de cara al plebiscito?

-Es una oportunidad de corregir la vida que teníamos, es la gran oportunidad de buscar un nuevo acuerdo. Espero que vaya mucha gente y que votemos con mucho fervor. Entiendo que son oportunidades que, Dios mío, no se pueden desaprovechar, por todo lo que significa.

-¿Cree que puede significar un reencuentro en la sociedad?

-Eso quisiera. Desde el fondo de mi alma espero que abandonemos las pedradas por los abrazos. Todos.

Autor de la memoria novelada El día más blanco, Zurita trabaja ahora en otro texto narrativo que espera publicar en 2021. “Es una especie de recuerdo, de los años 80-83”, dice. Los años en que participó del CADA. “Fue una época dura, pero muy intensa”, concluye.

La Tercera

 

También podría gustarte