Quema de Judas

1.710

Brasil

Família mantém tradição de ‘malhar’ o Judas há 60 anos

Durante a Semana Santa, algumas tradições, como o consumo de pratos com peixe e a compra de ovos de chocolate, são seguidas pelas famílias do País. Outra comum nas comunidades católicas e ortodoxas é a “malhação” do Judas.
No Sábado de Aleluia, dia que precede o Domingo de Páscoa, algumas comunidades fazem um boneco, normalmente de tecido revestido com palha, representando Judas Iscariotes e queimam-no como forma de representar o seu julgamento. No Brasil, é comum enfeitar o boneco com alguma figura mal vista pela sociedade.
Em Roraima, há mais de 60 anos uma família mantém a tradição ativa, passando de geração em geração, dos avôs para os filhos e netos. Residente em três casas, uma ao lado da outra, na rua Xiriana, bairro Aparecida, zona Norte da Capital, a família Coutinho já é conhecida por participar das distintas festas celebradas no País, como a Copa do Mundo a cada quatro anos e o Carnaval, Festa Junina, Halloween e Natal, além da Páscoa.
Segundo um dos membros da família, o roraimense residente em Manaus Antônio Ildemar Coutinho, de 70 anos, além dos momentos de reflexão causados pela Páscoa, a família que é muito festiva, também celebra a brincadeira familiar com a malhação de Judas.
Além disso, Antônio explica que além dos parentes, são muitos os que aguardam os momentos em que a família festeja o Sábado de Aleluia. “Essa área aqui, esse cruzamento, quando chega essa época, o pessoal já espera para saber do Judas, saber qual o personagem que a gente vai malhar este ano”, diz Antônio.
A escolha de um personagem, porém, é recente. Segundo Jean Paulo Coutinho, sobrinho de Antônio Ildemar, quando criança, o Judas era somente um boneco, sem designação. “Infelizmente, a gente escolhe alguém com quem o povo esteja indignado”. Segundo o tio, a família decidiu escolher esses personagens após os sucessivos escândalos políticos e a indignação do povo.
No fim da tarde do último sábado, a família Coutinho decidiu malhar um boneco chamado “Paulo Petrolão”, símbolo do escândalo da Petrobrás. O boneco é confeccionado por um artista plástico em Manaus e é Antônio Ildemar que fica encarregado de trazer a encomenda. As vestimentas e os sapatos são todos comprados especialmente para a ocasião.
A brincadeira, embora familiar, possui um tom crítico. Jean Paulo informa que a atividade da família ganha sempre uma repercussão maior quando a malhação envolve o cenário político local. “Os mais chamativos, com certeza, foram os que envolveram críticas aos empresários presos por pedofilia no Estado e o escândalo dos gafanhotos”. Neste caso, o Judas foi enfeitado com palito e gravata, com um corpo humano e cabeça de inseto.
De acordo com Antônio Ildemar, a família já sofreu ameaças. “Naquela época, houve até ameaça. Gente que ‘tava presa que disse que quando saísse da cadeia, iria acertar as contas com a gente, mas não aconteceu nada”, disse. “Há autoridades que levam a sério, acham que é uma ofensa pessoal, mas a gente tem o máximo de cuidado para não ofender ninguém, não citar nomes, vai sempre um nome fictício”, comentou.

TRADIÇÃO

Jean Paulo Coutinho explica que o que motiva a família a continuar com o costume, mesmo após 60 anos, é não deixar morrer a tradição. “Lembro quando era criança e já existia esta tradição. Hoje eu vejo as crianças malhando e me vejo lá. É uma lembrança muito boa”, disse.
Para Antônio Ildemar, o momento de reunião com a família é o que faz ser esta a terceira geração que mantém a tradição viva. “A vida hoje ‘tá tão dura de viver, nada como uma brincadeira para amenizar a situação, para relaxar e brincar em família”.

FolhaWeb

Chile

Quema de Judas en Cerro Castillo cumplió 70 años

Cerca de cien personas participaron en la tradicional quema de Judas en el Cerro Castillo de Viña del Mar, que este año conmemoró 70 años desde que se realizara por primera vez.
La ceremonia comenzó con el paseo de Judas arriba de una combi, la que iba acompañado por las decenas de niños que acudieron a la esquina de calle Balmaceda con Callao, donde se les recibió con regalos y huevos de pascua.
Previo a ser quemado, el «juez» realizó el tradicional juicio, en el que bromeó con las situaciones políticas que han ocurrido en los últimos meses, aprovechando además de entregar un mensaje de apoyo a las familias del norte y agradecer la colaboración de la junta de vecinos del sector.
Durante la quema de Judas, que fue confeccionado por los mismos organizadores y tenía una dimensión cercana al metro de altura, Verónica Castro, hija del destacado pintor porteño Víctor Castro, repartió cientos de monedas de chocolates a los asistentes, jugos y trozos de torta, en el marco de la celebración de Semana Santa.

Soy Chile

Guatemala

Tradicional quema de Judas trasciende el tiempo

 

Un muñeco de Judas es exhibido a la espera de ser quemado en la zona 21. (Foto Prensa Libre: Keneth Cruz)
Aunque cada vez podría ser menor, la quema de Judas aún reúne a los vecinos de colonias populares de la capital y en mayor proporción en la provincia.
Este año destacaron las quemas de Judas en barrios de la zona 7, 11 y 21.
En la calzada Raúl Aguilar Batres y 50 avenida de la zona 11, colonia Castañas, este sábado un grupo de al menos 50 personas desde temprana hora comenzó con la tradicional quema de Judas.
El rito incluye la lectura de “El Testamento de Judas” , que reúne el ingenio y destaca entre sátira realidades propias del barrio.
El muñeco elaborado de trapo y relleno de paja fue colocado afuera de un inmueble, donde a la vista de todos fue prendido en llamas. El acto también incluyó música, baile y cohetillos, celebrando en una representación simbólica, el final del engaño.

La quema del traidor

Hasta hace pocos años, en Latinoamérica se seguía la tradición de elaborar muñecos que representaran a este personaje bíblico y después lo destrozaban y quemaban. En Guatemala aún se practica, sobre todo en la provincia y en algunos barrios y colonias populares de la capital, aunque cada vez son más escasas estas representaciones.
La costumbre surgió durante la Colonia, aunque no se sabe exactamente cuándo. El historiador Efraín Subero, autor del libro Origen y expansión de la quema de Judas (Universidad Católica Andrés Bello, 1974), señala que la primera vez que se quemó un Judas en América fue en Santo Domingo, actual República Dominicana, en 1549. Aclara, sin embargo, que el muñeco que se elaboró en esa ocasión representaba al comerciante y cosmógrafo Américo Vespucio, quien permaneció en estas tierras y, de paso, se aprovechó de los nativos.
De acuerdo con el estudio Género y arte popular: Los judas, escrito por Eli Bartra, esta tradición tiene raíces precristianas. «Se inspira, de alguna manera, en los ritos de inmolación; tiene relación con los cultos antiguos en los que se purificaba por medio del fuego», refiere.
Mucho tiempo después —siglo XVI— aparecieron en Valencia las llamadas «fallas», que eran hogueras dedicadas a San José y que se encendían cada 19 de marzo. En estas, además, se quemaban grandes muñecos sostenidos sobre un trozo de madera. «Eran la caricatura de algún personaje cómico del barrio o servían para hacer crítica social o política», se lee en la investigación de Bartra.
Hay que señalar que se califican en femenino, o sea las Judas —esto porque era una especie de la Eva pecadora, es decir, de la mujer traidora por naturaleza—. El monigote estaba hecho de trapos y mientras más raro y repulsivo, mejor. Tenía que ser a la fuerza pelirrojo y entre la ropa que llevaba tenía que dominar el rojo. En su mano, una bolsa llena de vidrios, dispuesta de tal manera que al moverlo tintineara y sonara como si fueran los 30 dineros recibidos por la venta de Jesús. Lo suspendían del cuello para dar la sensación de que se había colgado para ahorcarse».
Los muñecos que representan a Judas se elaboran de diferentes maneras. En México se acostumbra el uso de cartón, y en Guatemala, por lo regular, están rellenos de trapos.
Lo visten con prendas robadas a familiares. De esa cuenta, varios días antes de la Semana Santa, niños y jóvenes escurridizos roban los pantalones del padre, los calcetines de un hermano, los zapatos del abuelo o el sombrero de un tío. Los más atrevidos, emplean ropa de una vecina.
Con todo reunido, el Miércoles Santo se arma el muñeco, se le viste y se le coloca un rótulo con una leyenda picaresca que hace alusión a alguien conocido dentro de su círculo social, por lo regular alguien «que cae mal».
Luego se carga el monigote y se le pasea por las calles del barrio, para que toda la gente lo vea y conozca sus faltas y castigo. Se aprovecha, asimismo, para pedir dinero y así sufragar los gastos. Esto se hace todos los días de la Semana Santa hasta llegar al Sábado de Gloria, el más simbólico para esta tradición.
Ese día, por lo general entre las 8 y 10 horas, en un lugar popular y concurrido, se lee el «Testamento de Judas», un texto que los organizadores redactan con sátira e ironía unos días antes. El documento, como su nombre lo indica, detalla los bienes que el traidor heredará a personas conocidas, sean de la localidad o de todo el país, lo que arranca risas y carcajadas de los presentes.
«Yo, Judas Iscariote, dejo mi sombrero al presidente de Guatemala, para que luego no ande saludando con sombrero ajeno los triunfos de los atletas nacionales, a quienes, dicho sea de paso, ni siquiera apoyan», gritan por ahí. Continúa: «También lego a los políticos mi librito de la Constitución, explicada con dibujitos, y mi Ley Electoral en versión animada; tal vez así entienden que no se puede hacer campaña anticipada».
Estas bromas, cuando van dirigidas a residentes del barrio, son más directas porque se aprovecha para «sacar trapitos al sol». Los historiadores aseguran que el «Testamento de Judas» causa enemistades.
Una vez terminada la lectura de ese gracioso pasquín, Judas es colgado y quemado, con un fondo bastante bullicioso, por los cohetillos. En algunas ocasiones se escuchan las notas de la marimba. Ese es el fin del traidor.

Prensa Libre

México

En Tepito escogen al INE para protagonizar quema del judas

Integrantes del colectivo Los Olvidados enjuiciaron y quemaron en Tepito al judas, que en este Sábado de Gloria representó al Instituto Nacional Electoral (INE), en castigo por dilapidar los impuestos de los mexicanos, en un país que ni siquiera tiene crecimiento económico.
Tras una procesión por las calles del barrio bravo, entre los puestos ambulantes, montones de basura y olor a mariguana, el judas se resistió a morir y agonizó durante varios minutos, pero tras un largo silbido estalló en mil pedazos.
Jóvenes en motonetas, así como niños y adultos hicieron una pausa en sus actividades y se congregaron en la calle de Fray Bartolomé de las Casas para observar la representación del juicio que antecedió a su fin. ¿Adónde llevan a este ciudadano?, inquirió el juzgador. ¡A quemarlo, es un judas!, respondió la multitud.
¿Pruebas, cuáles son las pruebas?, refutó. Es un órgano para legitimar la democracia, que desde su creación se hizo para robar al pueblo, justificaron los asistentes.
Ana García, de la colonia ex Hipódromo de Peralvillo, una de las presentes, consideró acertada la decisión de los organizadores de elegir en esta ocasión al INE como el judas traidor.
Hay mucho enojo social, por la cantidad de dinero que se gasta en las elecciones cuando hay tanta pobreza en el país, y para nosotros este tipo de tradiciones es un espectáculo y a la vez una catarsis de ese malestar generalizado, expresó.
Everardo Pillado, del colectivo Los Olvidados, detalló que se requirió el trabajo de una docena de personas para elaborar en una semana la figura de un diablo, de cuatro metros de largo, con una urna con el letrero del INE.
Ya es una tradición para nosotros, llevamos 20 años haciendo los judas en Tepito, nosotros armamos todo, proponemos a quien quemar y elaboramos el juicio, refirió.
Expresó que en esta ocasión les sobraban personajes para enjuiciar, pero la verdad el INE nos carga a todos. Está dilapidando 15 mil millones de pesos a los partidos políticos, que nos van a bombardear con 5 millones de anuncios. Nos parece un exceso, un dispendio mayor, apuntó.
José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala, presunto responsable de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, y Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, acusado de operar una red de prostitución en el PRI, fueron otros de los personajes que surgieron del ingenio popular para protagonizar al judas.
Con un traje azul, la figura de Abarca estalló por las calles del Centro Histórico, donde un grupo de vecinos, además, prendió fuego a un par de toritos pirotécnicos, que cargados por jóvenes, a manera de pamplonada española, corrían detrás de la gente.
Gutiérrez de la Torre tuvo la misma suerte. Un grupo de jóvenes de Magdalena Contreras elaboró el muñeco del traidor, el cual fue quemado frente a las oficinas delegacionales del PRI.

La Jornada

Perú

Judas agarró de «punto» a Humala y otras autoridades

Este Domingo de Pascua, los testamentos de Judas Iscariote estuvieron bien afilados. En la calle Siete Esquinas (Cercado) el muñeco «traidor» personificó al expresidente Alan García, quien no se guardó nada con el actual dignatario Ollanta Humala. «Tú llegaste con el armamento bien puesto y hoy no usas ni correa», criticó Percy López Fernández-Dávila, coautor del escrito, junto a su hermano Augusto.
En la quema de Judas de Yanahuara, José Salinas Neyra también recriminó al presidente. “Cómo estará de corrupto el país, que el presidente optó por plagiar un artefacto que en una hora detecta mil corruptos. En Alemania, en 45 minutos detectó a 800 corruptos (…). La misma máquina la traen al Perú, y en tres minutos se tiran la máquina”, dijo Salinas, lo que desató las carcajadas de más de 700 personas en la plaza del distrito.
En el testamento número 64 de esta localidad, Salinas no olvidó a los burgomaestres Alfredo Zegarra (Arequipa), Elvis Delgado (Yanahuara), a ministros ni a los infaltables congresistas. «Algunos apoyan el aborto, que irónico no, lo apoyan después que ya nacieron», soltó.
A la gobernadora regional Yamila Osorio, el muñeco Alan de Siete Esquinas le advirtió: «cuídese de esos lobos que la miran con ojos de deseo como si fuese usted una caperucita», lanzó López ante una audiencia de más de 300 vecinos.
Un posible candidato presidencial también fue punto de bromas. «Me refiero a ti boca floja Figurresti, que te dicen puente roto…porque nadie te pasa», resonaron las risas. En esta calle ya se cumplieron 111 años con la tradicional quema de Judas.
Aunque no hubo regalos, Salinas en Yanahuara, dedicó canciones a los numerosos aludidos. Luego ambos muñecos fueron incinerados con fuegos artificiales y aplausos de los asistentes.

APORREARON A JUDAS

En el festival gastronómico Santos Sabores, que se desarrolló en el Fundo El Fierro (Cercado), aporrearon a Judas Iscariote en vez de quemarlo. Luego de la lectura del testamento, que fue elaborado por el fallecido poeta Luzgardo Medina, se golpeó al muñeco hasta que se dejó caer dulces al romperse. Es el segundo año que la feria organiza el evento.
La quema de Judas es una tradición que inició para culminar la Semana Santa -en que se medita- con risas.
En Siete Esquinas cada familia de la vecindad, se encarga de organizar el evento por tres años.

La República

 Venezuela

Sectores caraqueños condenan imperialismo durante la quema de Judas

Durante la tarde de este Domingo de Resurrección varios sectores de Caracas realizaron la tradicional quema de Judas. Entre las decenas de muñecos que ardieron, destaca uno que los habitantes de la comunidad Lomas de Urdaneta, parroquia Sucre, bautizaron como Judas Obama, en referencia al mandatario estadounidense, Barack Obama.
Esta actividad -realizada en la plaza Las Madres y en donde participaron habitantes del sector- fue organizada por el consejo comunal «José Luis Guillen» y contó con música, comida y juguetes tradicionales para los niños.
Previó a la quema, se leyó una proclama en contra del decreto imperial, emitido por el gobierno de EEUU el 9 de marzo, que calificó a Venezuela como una «amenaza».
Yesica Sili, una de las habitantes de la parroquia Sucre, señaló a la Agencia Venezolana de Noticias que desde hace 6 años la comunidad realiza la quema de Judas. “Esta es la forma más alegre y más atractiva de ocupar los espacios comunitarios, nosotros quemamos al Judas Obama en señal de repudiar ese decreto que emitió, con el que nos considera como una amenaza”.
Por su parte, Carlos Contreras, otro vecino de Lomas de la Urdaneta, destacó que Venezuela no es una amenaza sino una esperanza. “Somos alegría, somos calle, comunión, somos un pueblo».
Contreras explicó que la ropa que viste el muñeco fue recolectada por los niños de la comunidad. «Fueron de casa en casa buscando los pantalones, la camisa y el sombrero fue echo con cartón.
Igualmente, en San Martín, la plaza Capuchinos fue otro de los escenarios donde quemaron a Obama, pero esta vez estuvo la actividad acompañada por una muñeca bautizada como María Corina Machado, representante de sectores de la ultra derecha nacional que avalan el decreto imperial.
Gianina Suárez, Jefa del Círculo de Lucha del Popular (CLP) de este sector, señaló que los habitantes de la parroquia San Juan eligieron estas dos figuras políticas, ya que las consideran como una amenaza para Venezuela.
“Maria Corina Machado es una de las personas aliadas del imperio norteamericano, el segundo personaje (Barack Obama) porque esta amenazando nuestra soberanía, desde aquí le exigimos que derogue el decreto”.
Suárez reiteró que este acto de la quema de Judas fue organizado por el poder popular, además se instalo un punto rojo en la plaza para la recolección de firmas en contra el decreto de Obama.
“El poder popular esta aquí declarando a Maria Corina es una persona que se vendió para ocupar un curul internacional, para defender al imperialismo, y Obama es la máximo asesino que ha tenido la historia de la humanidad, porque ha promovido muchas guerras”, dijo Francisco Quevedo, habitante de la parroquia San Juan.
Agregó que “estas dos personas son los traidores históricos que ha tenido América, ellos representan esa misma traición de Judas porque están vendiendo la vida de los pueblos, nosotros hablamos de paz y ellos de guerra, pero el pueblo chavista esta empeñado en construir un mundo mejor”.
Edgar Monsalve, uno de los organizadores de la quema de Judas en la parroquia, consiguió la ropa que se utiliza para vestir al personaje. “Esta tipo de actividades nos une anualmente”, apuntó.
Decenas de Judas ardieron este domingo en Caracas, de los cuales muchos sectores emplearon la figura para rechazar al imperialismo, la injerencia que atenta contra la soberanía del país y el bienestar de la humanidad.

Aporrea

Judas para todos los gustos queman hoy

Como es tradición, el Domingo de Resurrección arde en llamas el Judas, un monigote hecho con materiales de reciclaje, ropa vieja y fuegos artificiales que simboliza la traición de autoridades, gobernantes y dirigentes políticos.
Este año, la creatividad de las comunidades se puso de manifiesto para expresar su descontento con figuras políticas nacionales e internacionales y por los problemas como la inseguridad o la escasez.
Ayer, en El Cementerio, se preparaban para celebrar los 74 años de la quema del traidor. Juan Loaiza, fundador de la tradición, dijo que el tema de esta ocasión es la corrupción: “El que le caiga le chupa, no estamos nombrando a nadie en particular, este problema está en la palestra”. El artista plástico Romer Martínez se encargó de hacer la cara del monigote con pintura al frío.
Desde 1996, la familia Loaiza hace el Judas sin pedir dinero a la comunidad. Hoy esperan a más de 400 personas de la ciudad, Valles del Tuy y el interior del país, a quienes les ofrecerán actividades deportivas y recreativas. Quemarán el fantoche a las cinco de la tarde.
Otro Judas que cumple seis años es el de El Valle. Elaborado por el artista plástico Julio César Gutiérrez, Jorge Castrillo y Marili Chacón, ese muñeco representa a Barack Obama, a quien acusan de atentar contra la soberanía, la independencia y la paz de Venezuela. Por ello, irá a la hoguera a las cinco de la tarde en la plaza Bolívar de El Valle.
En esa misma tónica está el monigote de la plaza Bolívar de Caracas, que representa a Estados Unidos. En su elaboración participaron Miriam Bolívar y Shirly Rincón.
En La Vega hicieron un monigote que simboliza la escasez, la corrupción y la inseguridad. Otro que critica la falta de productos básicos se incinerará a las 11 de la mañana en la esquina de Palo Blanco con avenida Panteón, en Candelaria. Y el Frente en Defensa del Norte de Caracas cuestionará a autoridades nacionales con uno de cuatro cabezas y al paracaidismo en la Mesa de la Unidad Democrática para elegir sus candidatos a diputados con una quema que se hará en la esquina de Tracabordo a las 10 de la mañana.

Últimas Noticias

También podría gustarte