Músicos y poetas por Ayotzinapa

1.375

Presentan el disco compacto ‘Poetas por Ayotzinapa’

El disco compacto Poetas por Ayotzinapa -que incluye ocho canciones y 33 poemas- producido de manera independiente por un grupo de artistas, para donar lo que resulte de la venta del mismo a los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, se presentó ayer sábado en el Museo Casa de la Memoria Indómita, en el Centro Histórico.

Con la tristeza en su mirada y en sus manos una pancarta con el rostro de sus hijos, Hilda Hernández Rivera, Brígida Olivares Santos, Juan Colón y Lucina Garnica Ríos, padres de los estudiantes desaparecidos hace siete meses, escucharon algunos de los poemas y las canciones del disco.

El acto comenzó con el poeta y cantautor Marcos Leija, quien interpretó la canción ¿Dónde están? Después se leyó un poema, cuyos versos estaban dedicados a un hermano desaparecido, y así entre canción y poema, el colectivo conformado por poetas, músicos y cantantes, levantó la voz por los familiares de los normalistas, para acompañarlos en su dolor y lucha.

En la presentación, la poeta y pintora francomexicana Gwenn-Aëlle Folange Téry, señaló que “buscar un hijo sale muy caro, hay que dejar de trabajar, dejar la casa y la familia para recorrer caminos; tocar puertas y comer en tierra ajena sin tomar un tiempo para llorar.

“Somos un colectivo de artistas y nos unimos para hacer oír nuestra voz entre las miles de voces que ya se oyen por todo México y el mundo. A través de ella queremos hacer llegar nuestro apoyo a los padres de familia de los normalistas desaparecidos, desmarcándonos de cualquier ideología y cualquier idea política”.

Tras el pase de lista de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Hilda Hernández Rivera, madre de César Manuel González Hernández, expresó: “Gracias por esta invitación y porque todavía siguen con nosotros, no perdemos la fe y la esperanza de que nuestros hijos sigan vivos. Sí, ya son siete meses de tanto dolor y de tanta mentira que nos han dicho, pero aquí segui mos y seguiremos hasta encontrarlos con vida”.

¿Dónde están?, Vivos los queremos, 43 vidas y un dolor, Llora mi tierra, México desde el dolor, Hasta que sane el corazón ySucedió en Ayotzinapa, son algunos títulos incluidos en el disco compacto, que se pude adquirir en la página de Facebook Poetas por Ayotzinapa.

La Jornada

Se presentó un disco por los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Un grupo de músicos y poetas unió esfuerzos para elaborar y editar el disco compacto Poetas por Ayotzinapa, que contiene ocho canciones y treinta y tres poemas dedicados a los estudiantes normalistas desaparecidos en el Estado de Guerrero. La obra fue presentada a fines de abril en Ciudad de México, donde se anunció que lo recaudado se destinará íntegramente a los padres de los estudiantes.

La poeta y pintora francomexicana Gwenn-Aëlle Folange Téry, quien asistió a la presentación realizada en el Museo Casa de la Memoria Indómita, explicó que “buscar a un hijo sale muy caro” ya que “hay que dejar de trabajar, dejar la casa y la familia, para recorrer los caminos, tocar puertas y comer en tierra ajena, sin tomar un tiempo para llorar”.

Esta iniciativa literaria y musical se suma a otras. Ya se realizaron en el país recitales poéticos para sumarse al reclamo por los estudiantes desaparecidos y desde mediados de abril está en circulación un libro de poesía titulado “Los 43 poetas por Ayotzinapa”.

Algunos de los padres de los estudiantes asistieron a la presentación del disco. Fue el caso de Hilda Hernández Rivera, Brígida Olivares Santos, Juan Colón y Lucina Garnica Ríos, quienes mostraron pancartas con los rostros de sus hijos.

Marcos Leija interpretó la canción “¿Dónde están?” para abrir el encuentro, y fue seguido por lecturas de poemas y otros músicos.

Folange Téry declaró que “somos un colectivo de artistas y nos unimos para hacer oír nuestra voz entre las miles de voces que ya se oyen por todo México y el mundo. A través de ella queremos hacer llegar nuestro apoyo a los padres de familia de los normalistas desaparecidos, desmarcándonos de cualquier ideología y cualquier idea política”.

La Escuela Normal de Ayotzinapa cuenta con una historia de lucha que la volvió objetivo permanente de la represión de gobiernos con sus policías y ejércitos.

En los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014 fueron responsabilizados la policía, el ejército, la marina y grupos del narcotráfico que, según numerosas denuncias, tienen nexos estrechos con el gobierno local. Por eso es frecuente que en las decenas de manifestaciones que se realizan por los 43 estudiantes desaparecidos aparezcan pancartas con la leyenda “Fue el Estado”.

En la presentación del disco, Hilda Hernández Rivera agradeció a los artistas y al público porque, dijo, “todavía siguen con nosotros. No perdemos la fe y la esperanza de que nuestros hijos sigan vivos. Ya son siete meses de tanto dolor y de tanta mentira que nos han dicho, pero aquí seguimos y seguiremos hasta encontrarlos con vida”.

Las canciones incluidas llevan títulos tales como “Vivos los queremos”, “43 vidas y un dolor”, “Llora mi tierra”, “México desde el dolor”, “Hasta que sane el corazón” y “Sucedió en Ayotzinapa”.

En cuanto al libro de poemas, está siendo presentado en varios puntos del país. En este caso, la edición no está a la venta, pues se reparte en actos en los que se acuerda la lectura de algunos de sus textos, para recordar así a los 43 estudiantes desaparecidos.

Esta obra contiene poemas de autores mexicanos, así como de Argentina, España, Perú y Uruguay. Fue editada de manera independiente por Ana Matías Rendón.

La poesía alcanza para todos

También podría gustarte