Arte en recuerdo de las que no están

827

#Niunamenos: Cuando el arte refleja el dolor de los familiares

«Mi mamá murió defendiendo a una niña aborigen. Mucha gente me dijo que le pasó por haberse metido con esa gente, pero ella defendía, con suavidad y diplomacia, a sus alumnos. Yo le decía: ‘Cuidate, pensá que yo te necesito’”, cuenta Sofía Murillo, hija de Evelia Murillo, una víctima de la violencia de género.

Javier Corbolán encontró a tres madres y una hija envueltas en dolor y tristeza por la pérdida de un familiar por violencia de género. Corbolán se encargó de tomar fotografías que muestran ese dolor, el de los familiares. Allí aparecen sentimientos como culpa por no haber detectado la situación, o por no haber podido o sabido evitarlo. Esos familiares, de alguna manera, “mueren en vida” y eso muestran las imágenes de Corbolán.

Para realizar este excelente trabajo, Corbolán retrató a las mujeres dentro de un cajón con una fotografía del familiar fallecido. El ángulo cenital ayuda a describir  el significado que el fotógrafo le quiso dar: los familiares quedan en el vacío de la tumba en soledad.

“Yo veía a la madre de Cintia en la tele y decía pobre mujer”, dice Victoria Ramírez, mamá de Paola Ramírez.

Victoria del Carmen Ramírez es la mamá de Paola Ramírez, quien fue hallada muerta en el peaje de Aunor. Ana Fernández, es la madre de Cintia Fernández, quien apareció estrangulada en su departamento. Gerónima Llanos es la mamá de Mirta Llanos, encontrada sin vida en su casa. Sofía Murillo es la hija de Evalia Murillo, una maestra asesinada de un tiro. Éstas son las mujeres fotografiadas por Corbolán, quienes también hablaron con el diario “El Tribuno” y explicaron cómo continúa la vida sin sus familiares.

“Hace cuatro años del crimen de mi hija y sigo buscando justicia y verdad”, asegura Ana Fernández

«El asesino de ella nos mató a todos nosotros», le dijo al diario salteño Victoria del Carmen Ramírez. «Cuando ella se murió me arrancaron el corazón y me siento muerta», expresó Ana Fernández (53). «Con tanto sacrificio la crié como madre soltera y vino un tipo y la mató. Parte de mí se fue con ella”, manifestó Gerónima Llanos. «Mi mamá murió en un acto heroico, pero me hacen falta su voz y sus consejos todos los días», comentó Sofía Murillo (20).

Hoy es un día para reflexionar, para mirar hacia adentro y saber qué hace cada uno para evitar, donde sea, que casos como estos sucedan.

BigBang News

El recuerdo de las que ya no están en la marcha #NiUnaMenos

Como símbolo del vacío que dejaron decenas de mujeres que ya no están, de la fachada del Museo de Arte Contemporáneo de Salta (Zuviría 90) colgarán este miércoles veinte vestidos blancos. Será una instalación de las artistas agrupadas en el colectivo Biencriadas, creada en adhesión a la marcha #NiUnaMenos que se llevará a cabo ese día a partir de las 17, como reacción contra la violencia machista que pervive en nuestra sociedad.

lloronas

El grito que ganó espacio en la opinión pública y derivó en la convocatoria a una marcha ante el Congreso de la Nación (con réplicas en todas las provincias del país), en Salta se hará oír en la plaza 9 de Julio. Será en el marco de esta concentración en contra de los femicidios que el colectivo de arte Biencriadas recuperará una acción grupal llamada «Las que lloran» que ya habían realizado en 2012 en la misma plaza. En aquella oportunidad, la intervención urbana se llevó a cabo con la participación de 20 artistas de Salta, Jujuy y Tucumán. La idea disparadora del proyecto fueron las «lloronas» de Yavi, mujeres que salen en procesión en Semana Santa. Pero en este caso la intención del llanto fue otra distinta del ritual religioso: el objetivo fue denunciar todas las formas de sometimiento y violencia existentes contra las mujeres.

De aquella intervención urbana se recuperarán veinte vestidos blancos. «Será una imagen simbólica que usaremos para la marcha del 3 de junio. Esta vez los vestidos serán la carcaza vacía de las mujeres a las que les arrebataron la vida, las que ya no están, las desaparecidas. Estarán colgados en la fachada del Museo de Arte Contemporáneo», detalló María Laura Buccianti, quien junto Alejandra Rabaglia y Ana Serrano son las gestoras del colectivo Biencriadas.

La instalación estará acompañada por un texto: el poema del escritor salteño Jacobo Regen, llamado El ángel.

BlaBlax

 

También podría gustarte