Falleció la destacada grabadora Sila Chanto

Pocos minutos antes del mediodía, en su casa de habitación, ayer miércoles, un paro cardiorrespiratorio puso fin a la vida de la artista costarricense Sila Chanto, 46 años,  quien dio una lucha frontal durante más de cinco años a la severa afección renal que padecía.

Sila Chanto es quizás la más grande artista grabadora costarricense y centroamericana, una expresión que la hizo universal y le generó invitaciones a las bienales más importantes del mundo, fue poeta y confeccionaba joyas de contenido, combinando elementos con efectos sanadores.

Poseía un genio creador inquieto, potente, de ruptura en su búsqueda inagotable de nuevas expresiones y temas, que se entrelazaba con la mujer cálida, solidaria que miraba a través de sus grandes ojos negros.

“Te escucho hablar y decirme sobre vivir valiente, sin conformidades, sin concesiones, gran mujer, enorme amiga, artista y sanadora. Valiente fuiste desde el principio hasta el fin, capaz de «pegar» un giro a tu vida pública para adentrarte en tu Ser infinitamente grande, poderoso como lo muestran tus obras. No eran suficientes tus obras, tus poesías entonces revisaste cada rincón de tí misma, entonces fuiste sanadora” así la despide a Sila, la pintora y retratista argentina María Elena Begher.

Teresita Chavarría, fotoperiodista, Premio Nacional Pío Víquez 2014, escribió «Un café en Chelles, Sila!, ese día 17 de abril de 2009 fue nuestro último encuentro personal, recuerdo esa mañana en Chelles, conversamos montones de todo!, siempre fuerte ante la enfermedad, nada la doblegaba, gran artista e intelectual, siempre rompiendo esquemas».

Su funeral se efectuará en la Iglesia de San Rafael de Montes de Oca, a las diez de la mañana y luego en el Cementerio de Sabanilla.

Chanto estudió grabado en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica, desde donde empezó a proyectarse a través de una búsqueda personal que llevó la técnica a límites antes no explorados.

Fue una artista muy prolífera, se calcula que participó en más de 80 exposiciones individuales y colectivas en Francia, Italia, Alemania, Bulgaria, Dinamarca, España, Argentina, Cuba, México, República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Estados Unidos y Japón.

Fue invitada a la VI Bienal del Caribe, en 2001, a la Bienal Artes Visuales Centroamericana en 2002 y 2008, a la Bienal de Cuenca, Ecuador, en  2009, y a la Bienal de Venecia en 2011.

Premios. Destacan entre otros el Primer Lugar del Primer Salón Universitario de Artes Plásticas, en 1997, Premio al País mejor representado en la IV Bienal del Caribe en República Dominicana 2001, Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en el área de Artes Plásticas 2002, Premio Bienarte 2001 y 2007, Premio Áncora de Artes plásticas 2003-04.

Informa-tico

Muere Sila Chanto, la artista nacional que buscó siempre nuevas formas de expresión

La artista costarricense Sila Chanto Quesada,  destacada dentro y fuera del país por sus obras en grabado, falleció esta tarde en su casa, según confirmó a La Nación su hermana Shirley Chanto. Tenía 46 años.

Chanto, quien padecía una severa afección renal, estudió en la Escuela de Artes Plásticas de la UCR, donde obtuvo el bachillerato en Artes Plásticas con énfasis en grabado. También realizó estudios de maestría en Historia Aplicada con énfasis en Poder y Control Social, en la Universidad Nacional.

“Sila se fue a estampar el Universo”, dijo a La Nación la también artista costarricense Marcia Salas.

«Sila Chanto fue una artista que se atrevió a buscar nuevas formas de expresión por medio del grabado. Ella se atrevió a romper esquemas tanto en forma como en contenido. Fue una persona dispuesta a superar cualquier obstáculo y eso no solo se reflejó en su arte, sino en la forma en que decidió vivir», opinó María José Chavarría, curadora del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo .

Dicho museo exhibió varias exposiciones de la artista, la última de ellas fue « Bitácora de los oficios«,en el 2012, una revisión de su trayectoria. La institución también resguarda varias obras de Chanto en su colección.

Su obra fue abundante y trayectoria, destacada. Chanto realizó unas 80 exposiciones de forma individual y colectiva también en diversos países como Costa Rica, Alemania, Dinamarca, Italia, República Dominicana, Francia, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, México, Honduras, Argentina, Nicaragua, Bulgaria, España, Estados Unidos, Cuba, Japón y Ecuador.

Representó al país en la Bienal de Cuenca, Ecuador (2009), en la Bienal de Artes Visuales Centroamericana (2008 y 2002), en la VI Bienal del Caribe (2001) y en la Bienal de Venecia (2011).

También recibió numerosos reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en el área de Artes Plásticas, en el 2002; el Premio Bienarte en el 2001 y el 2007; el Premio país mejor representado en la IV Bienal del Caribe en República Dominicana, en el 2001, y el Primer Lugar en el Primer Salón Universitario de Artes Plásticas, en 1997, así como el Premio Áncora de Artes plásticas del periodo 2003-2004 junto a Carolina Córdoba, una de sus mejores amigas.

“Sila Chanto Quesada es investigadora por naturaleza, tenaz para superar las barreras más difíciles que el destino le ha deparado, así como el disfrutar de los halagos que ha recibido en su existencia (…) su espíritu investigativo le ha permitido expresarse en un nuevo medio artístico, la orfebrería y ha logrado piezas pequeñas pero grandes por su diseño plástico”, dijo Luis Paulino Delgado Jiménez, artista y curador aseguró al inaugurar una exposición en honor a la artista en la Universidad de Costa Rica en el 2013.

Delgado se refiere a Chanto como una mujer luchadora, creadora por excelencia y humana, ejemplo para sus colegas contemporáneos y de las nuevas generaciones.

La Nación

También podría gustarte