Perú: Microteatro, una experiencia novedosa

609

Lo que comenzó como un experimento, durante un fin de semana en el 2009 en Madrid, se convirtió en una red que ha unido a teatreros de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. ¿La propuesta? La presentación de obras simultáneas, para un público reducido y con una duración de menos de 10 minutos. Desde hoy, Microteatro Lima abre sus puertas para narrar nuevas historias en la intimidad de una casona barranquina.

El año pasado, el director Jordi Vilalta junto con el productor y fotógrafo Rafo Iparraguirre ofrecieron una primera temporada. Solo tuvieron un mes para desarrollar el proyecto (con un total de ocho microobras) en una casa alquilada. Terminó la experiencia y al día siguiente ya estaban buscando un hogar fijo para asentar el proyecto en el Perú.

“Fueron muchas limitaciones pero con una respuesta escandalosa del público, en el buen sentido de la palabra”, recuerda Jordi mientras se realizan los últimos trabajos en la nueva sede. “Mi objetivo siempre fue buscar el lugar indicado para que Microteatro Lima sea permanente”, agrega. Y lo consiguió.

PARA CONTAR
En las cinco salas de la casona barranquina (de 15 m2 cada una y con una capacidad para el mismo número de espectadores) se presentarán, desde hoy, 15 microobras bajo la temática “Por delante y por detrás”. Además, se suman dos piezas infantiles. En la primera temporada del año encontramos 15 textos de dramaturgia peruana.

Jimena Lindo, Diego Lombardi y Kareen Spano son algunos de los actores que cambiaron las tablas por la pluma. También encontramos jóvenes autores como Alejandro Clavier y Franco Iza (el primero director del festival Sala de Parto y el segundo ganador del mismo en el 2013) además del experimentado dramaturgo Gonzalo Rodríguez Risco. Entre ellos, y sus demás compañeros, abordan temas de dependencia amorosa, lazos paternales y maternales, burlas al sistema laboral, entre otras piezas que van del drama al musical y del absurdo al suspenso.

Spano no considera que se está viviendo un ‘boom’ teatral, más bien se refiere a un “nacer” de la dramaturgia peruana (gracias al estímulo de la empresa privada a través de diferentes concursos) que le gustaría ver reproducido en los conos y provincias. Las voces femeninas –tanto en la dramaturgia como en la dirección– se han incrementado en esta oportunidad, lo que para ella es algo necesario. “Si hubiera más mujeres escribiendo, habría más personajes interesantes para las actrices. Tenemos el impulso de decir: ‘Yo también puedo. Tengo algo que a ti te interesa escuchar’”, resalta la artista a cargo de “Asalto rosa”.

Para Fabrizio Aguilar, quien debuta en la dirección teatral con “No la toques otra vez Sam”, este tipo de propuesta ayuda a incentivar la dramaturgia peruana gracias a su formato. “Te da la posibilidad de escribir obras cortas que inmediatamente serán exhibidas. Esto produce un desarrollo activo dentro del medio”, sostiene el cineasta que aprovechará esta oportunidad como un ensayo antes de decidir si desea lanzarse a dirigir un montaje más largo.

A propósito, los organizadores Rafo Iparraguirre y Jordi Vilalta consideran que la brevedad de cada propuesta (un máximo de 15 minutos) es uno de los principales ganchos para seducir a nuevos asistentes.

“Es una manera de atraer a la gente que no está familiarizada con el teatro y que se sienta más interesada en ingresar”, indica el fotógrafo. “Este año ha bajado la asistencia al teatro, creo que Microteatro Lima va a jugar un rol importante para que la cantidad de público aumente. Si la obra es mala, no ha perdido más de 15 minutos”, añade su compañero Jordi.

Cada cinco semanas se renovará la cartelera bajo una nueva temática, nuevos títulos y artistas. Los siguientes temas serán: “Por ellas”, “Por tus sueños”, “Por tus muertos” y “Por el pavo”.

Ojo, Vilalta resalta que se trata de un espacio de autogestión. Las convocatorias ya están abiertas en la página web para que cada productora envíe su propuesta (deben tener el guion, dirección, elenco y propuesta escénica) según la temática.

ENLAZADOS
Gracias a la red que integra el proyecto Microteatro –con sedes en España, México y Argentina, por mencionar algunas– hay un constante intercambio de guiones. En octubre, la microobra “Elvira fantasma” –dirigida y escrita por Alejandro Clavier y protagonizada por Jely Reátegui y Rodrigo Palacios– se presentará en Madrid.

Aunque está entusiasmado por la invitación, el director va paso a paso: primero desea estrenar en nuestra capital y confrontar con el público limeño esta historia sobre personajes que llegan a extremos para no sentirse solos. “Me parece muy importante que haya tanto interés por parte de los asistentes en un formato teatral fuera de un espacio convencional”, comenta.

“Microteatro está abriendo un camino muy fuerte, sobre todo al crear líneas de intercambio de artistas. El futuro será buscar auspicios para viajes y giras de compañías (tanto peruanas como extranjeras) y ver una obra expuesta en cualquier sede”, apunta Vilalta.

Cuando él y su socio conversan sobre el microteatro lo describen como una obsesión y adicción que han sabido contagiar a otros artistas como Denisse Dibós (quien presentará el primer micromusical con Preludio) o Patricia Romero, a cargo de una de las piezas infantiles. Además de actores como Carolina Cano y Pietro Sibille, quienes forman parte del elenco de distintos montajes.

“Es importante que el microteatro rompa con la imagen solemne que ha arrastrado este arte sagrado que es el teatro. Se crea la idea de que es inaccesible. El objetivo es que se pierda el miedo creando un espacio desenfadado”, agrega Jordi.

Microteatro Lima solo cerrará sus puertas los lunes. El resto de la semana no solo se presentarán obras, sus paredes lucirán trabajos de diseñadores gráficos y, próximamente, se ofrecerán talleres de interpretación, danza y artes escénicas.

Mientras conversa, el director hace referencia a sus próximos proyectos. “A lo largo del año y de los años…”, “¡Esto va a crecer! Ahora se ofrecerá algo pero irá mutando”, dice. En su nuevo hogar, ya va imaginando un promisorio futuro.

LAS OBRAS QUE PUEDES VER LOS MARTES:
“Madre selva”
Dirección y dramaturgia: Claudio Calmet. Guiado por el poder de la ayahuasca, Joel busca sus raíces en un prostíbulo de Yurimaguas.

“¿Te puedes quedar”
Dirección y dramaturgia: Jimena Lindo. Claudia y Bruno acaban de terminar una relación. Ambos aún tienen cosas por decirse.

“Asalto rosa”
Dirección y dramaturgia: Kareen Spano. Una pareja se propone asaltar un banco. ¿Una excusa para revitalizar su relación?

“Los ausentes”
Dirección y dramaturgia: Sergio Paris. Comedia sobre personajes teatrales siempre mencionados pero que nunca aparecen.

LAS OBRAS QUE PUEDES VER DE MIÉRCOLES A DOMINGO:

“No la toques otra vez Sam”
Dirección: Fabrizio Aguilar. Dramaturgia: Nacho López. Luego de 20 años, ¿habrá perdurado el amor de Sam y Molly, protagonistas de “Ghost”?

“Amnesia”
Dirección y dramaturgia: Chiara Roggero. Sandra no recuerda qué sucedió ayer. Un glotón desconocido puede ayudarla a reconstruir la noche anterior.

“Pensión”
Dirección: Norma Martínez. Dramaturgia: Gonzalo Rodríguez Risco. ¿Un encuentro en el Poder Judicial podrá volver a conectar a una ex pareja o se divorciarán?

“La cosa”
Dirección y dramaturgia: Franco Iza. Una persona perdida se acerca a otra para pedirle ayuda, pero algo parece observarlos.

LAS OBRAS QUE PUEDES VER DE JUEVES A SÁBADO:

“Elvira fantasma”
Dirección y dramaturgia: Alejandro Clavier. Un hombre busca a la mejor espiritista para hablar con su novia muerta, pero quien lo atiende es una farsante.

“En un encender y apagar”
Dirección: Roberto Ruiz. Dramaturgia: David Ordinas. Musical. Un artista desempleado sale a las calles a cantar cuando lo escucha un productor. ¿Se perderá en el éxito o triunfará en la música?

“Escupido”
Dirección: Daniella Touzett. Dramaturgia: Camila Zavala. En el siglo XXI, las armas de Cupido ya no tienen éxito y decide rendirse. Cuando Bruna se vea afectada por sus flechas, Cupido cuestionará su retiro.

LA OBRA INFANTIL LOS SÁBADOS Y DOMINGO:

“Viaje en una hoja de papel”
Dirección y dramaturgia: Patricia Romero. El pequeño Víktor iniciará un fantástico viaje a través de una hoja de papel.

MÁS INFORMACIÓN
Lugar: Jr. Batallón Ayacucho 271, Barranco. Precios: S/.16 (por persona / por microobra) en boletería. Programación completa:www.microteatrolima.com.

El Comercio

También podría gustarte