Argentina: Surrebire y sus rocanroles chaqueños

El rock de la región está en continua expansión profesional con bandas nuevas y otras legendarias, que además de tener a la música como motor de sus ambiciones, suman profesionalismo estético y musical para animarse, poniéndolo en términos futboleros, a jugar en primera.

Un ejemplo de este amor por el rock and roll y esas ganas de perfeccionarse es Surrebire, una familia de amigos en el 2012 se embarcó en una aventura con un solo objetivo: demostrar que en el interior, en un barrio olvidado de Resistencia como es Villa Río Negro, se pueden fortalecer los lazos fraternos, tocar rock y comprometerse con la realidad social.

La banda presentará su segundo disco de estudio Ríe la Sangre en un recital en Sala 88. A las 21, abrirá la noche Perro Cósmico como banda invitada y la velada contará con la participación de Nahuel Amarilla, cantante de la banda porteña La perra que los parió además de otros invitados del under chaqueño.

Las entradas para el recital que será en French 845 tienen un valor de 50 pesos y se adquieren en el kiosco Garufa, Güemes 187, y en Opuí espacio de culto,Mitre 225 . Para descargar los discos de Surrebire, hay que entrar a su fanpage en Facebook o al canal de youtube de la banda.

 

Poco tiempo, muchos logros

Surrebire está integrada por Juanpa Centurión en voz, Lucas Espínola y Walter Salto en guitarras, Agustín Kiperwas y Cristian Sager en saxos, Darío Bezerra Calvacanti en bajo y Álvaro Viana en batería.El grupo, almacenan influencias que parten desde el rock and roll más puro y tradicional, pasando por el blues y el ska, al que le fueron incorporando algunos matices de distintos géneros como tango y folclore. Este “cable a tierra”, como ellos mismos lo definen, se nutre de bandas como Los Redonditos de Ricota, La Renga, Cielo Razzo, Salta la Banca, Molotov, La Vela Puerca y Callejeros, entre un gran espectro no solo nacional sino también internacional.

El mes de octubre del 2012 los encontró con su primer demo, que sirvió de difusión para cuatro temas emblemáticos como: La fiesta del monstruo; Tv Basura; Así se habla y Cuánto de eso. Además, en ese mismo mes, comenzaron su travesía fuera de la provincia, en Villa Ocampo de la vecina provincia de Santa Fe, como primer destino musical.

Éste fue el puntapié para que la banda inicie giras por el interior del Chaco en localidades como Sáenz Peña, General San Martín, Barranqueras, Las Palmas y Puerto Vilelas. En 2013 se embarcaron en un nuevo desafío que fue la grabación del primer disco al que denominaron De(s)velar, el cual fue grabado en los estudios de Pámpano Records de Barranqueras del productor Andy Abuin.

La gira para la presentación del primer álbum comenzó en Las Toscas, provincia de Santa Fe, donde fueron invitados a participar del festival junto a bandas nacionales de renombre como Cabezones y D-Mente. En junio de 2014, Surrebire participó como banda telonera de Catupecu Machu en el microestadio de Boca Unidos de Corrientes y tras una mini gira por Brasil, la banda fue convocada como soporte de Gardelitos en su presentación en Corrientes y participó en la Bienal Internacional de Esculturas.

A finales del año pasado compartieron escenario con una de las bandas más reconocidas en la actualidad en Argentina: Las Pastillas del Abuelo. En lo que se llamó Festival Rock al Norte II, La Beriso, Las Pastillas, Yacaré de Corrientes y Surrebire se presentaron en el Club de Regatas Resistencia ante casi tres mil almas que vibraron en uno de los recitales más esperados por la banda.

Nuevo desafío: Ríe la sangre 

–¿Por qué el nombre Ríe la Sangre? –Esta frase hace referencia a una de las canciones más representativas del disco, que habla de todo lo que atravesamos en estos tres años. El nombre es la caricatura de un momento, representa de alguna manera a la intensidad que tuvo nuestra vida como banda después de Desvelar, por eso la crudeza del sonido y de las letras. Es una expresión bastante exagerada de una situación particular, como la caricatura de una persona. El detalle de la sangre es algo fundamental porque significa que ponemos hasta lo último por el sueño y ratifica la impronta combativa que tiene la banda.

–¿Cómo fue el proceso de elaboración del disco? –A finales de 2014 tomamos la decisión de entrar nuevamente al estudio a grabar ya que contábamos con un número importante de canciones nuevas y queríamos que queden registradas. Pusimos fecha para eso, el 1 de marzo, por lo que estuvimos unos meses abocados a la preproducción del disco, a la composición de nuevos temas y a darle una vuelta de tuerca a los temas existentes. La grabación la realizamos en Living Studio con Andy Abuin entre marzo y mayo, en un ambiente muy distendido en el que grabamos las trece canciones.

–¿Cuál es la diferencia con De(s)velar, el primer álbum de la banda? –Sin dudas la madurez tanto en lo musical como en lo grupal. La diferencia está en el sonido que es más potente y agresivo, pero las letras siempre van por el mismo camino. Para este disco buscamos la manera de que cada instrumento tenga un lugar importante.

–¿Costó la selección de temas? –Fue muy difícil porque somos siete cabezas y no es tan simple coordinar. Tuvimos sensaciones encontradas por algunas canciones que ya habíamos dejado afuera del primer disco y a pesar de que tienen muy buena recepción en el público, no las incluimos en Ríe la Sangre porque optamos por las nuevas historias y otras formas de contarlas.

–¿Por qué la decisión de formato digital? –Además de la cuestión monetaria, tuvimos en cuenta que este formato tiene mucha más llegada al público. El clásico disco ya no es tan rentable para las grandes compañías y ni hablar para bandas emergentes como la nuestra. Por eso decidimos, en una primera instancia, largar a través de la web para que cualquier persona desde cualquier lugar pueda acceder sin ningún tipo de restricción a nuestro arte.

–¿Cómo fue la experiencia e importancia de contar con la colaboración del Viejo de La Perra que Los Parió? –Es muy significativo que alguien con la experiencia de Nahuel y casi sin conocernos, haga más de mil kilómetros para participar de nuestro disco. Fue un empujón terrible porque nos hizo ver que con trabajo es posible meterse en la escena del rock nacional. Nos encontramos con una persona humilde y eso nos identifica un montón.

–¿Con qué sonido se va a encontrar el público? –Ríe la Sangre tiene un sonido mucho más crudo, potente y rockero. Si bien tiene temas de varios matices, no hicimos tantas fusiones como en De(s)velar.

La poesía de protesta como estandarte

Si bien la banda fusiona distintos estilos musicales, siempre teniendo al rock como eje, desde el inicio se propusieron contar historias con fuerte contenido social, que narren la lucha diaria de los sectores más olvidados. Esto se nota en temas del primer disco como Desvelar en la Tormenta que habla de los fanatismos políticos. Ríe la Sangre continúa con esa línea con temas como Fuego invisible, Atrevido que cuenta con la participación de Nahuel Amarilla, Imer que relata la historia de un niño qom que fue asesinado en Villa Río Bermejito y Carancho que rememora a las víctimas del gatillo fácil en Argentina.

El camino de la autogestión

La canción de protesta va de la mano de la autogestión. Si bien tocaron en muchos festivales organizados por distintos productores argentinos, al momento de la grabación de sus materiales de estudio y la filmación y edición de sus tres videos eligieron el camino independiente. ¿El motivo? sienten que el crecimiento debe estar ligado a la libertad, lo cual que no es fácil si grandes productores financian el material de la banda. Sin embargo, dejaron las puertas abiertas: “Serán bienvenidas las productoras que nos dejen trabajar con libertad para seguir componiendo de la manera que lo hacemos”, afirmaron.

Diario Norte

También podría gustarte