Los 89 años de Fidel Castro a través de la lente

1.213

Regalo fotográfico a Fidel por su cumpleaños 89

“Fidel Castro. Un retrato íntimo”, es el título de una amplia muestra gráfica realizada por el fotógrafo cubano Alex Castro, uno de sus hijos, en un libro de su autoría presentado este jueves, día del cumpleaños 89 del líder histórico dela Revolución Cubana. Compañeros de lucha del Comandante en Jefe desde la etapa insurreccional hasta la actualidad e invitados especiales estuvieron presentes en el homenaje efectuado en  el Memorial José Martí,  donde Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, esbozó el contenido de esta obra que calificó como una amplísima iconografía en la cual aparecen los épicos años de resistencia y fundación, en tribunas, recorridos y en los más diversos campos de batalla dentro y fuera de Cuba. Al describir  la foto de la cubierta del libro editado por Ocean Sur dijo que en ella se combinan  para darnos la bienvenida los ojos vigorosos del Comandante, su sonrisa y el índice de una de sus manos en un gesto de regaño cómplice y parece estarnos advirtiendo que esta visita tiene un carácter único y que Alex y él solo nos mostrarán algunos momentos especiales. Abel expresó que  hojear a “Fidel Castro. Un retrato íntimo es una vivencia enriquecedora, jubilosa y estimulante.  “No es un libro triste en lo absoluto. No lo es”,  ni que pueda asociarse a perfecciones de ocaso o de pesadumbre, todo lo contrario; el rostro del protagonista rejuvenecido cotidianamente por la lucha sigue siendo enérgico, cautivante y feliz, subrayó en su intervención. Más adelante agregó que en este volumen puede verse a Fidel con varios de los protagonistas del proceso emancipador de nuestro continente y de un mundo que está  dejando de ser unipolar y que comienza a entrever la posibilidad de aquel equilibrio añorado por José Martí. A través muchas de estas escenas –dijo- comprendemos una vez más  que Fidel sigue siendo un paradigma, seguramente  el mayor y más reconocido líder espiritual de la humanidad de hoy, una fuente segura y firme de sabiduría y sentido ético en medio de un panorama tan convulso. Al propio tiempo encontramos una serie de fotos en blanco y negro en la que el lente se cierra, por decirlo de alguna manera,  para captar a Fidel solo, su rostro, sus manos parte de sus hombros; nada más. De este modo casi podemos oírlo, rastrear los giros de sus cavilaciones, aproximarnos de otro modo más cercano a su genialidad y a su grandeza, explicó. Habrá que agradecerle siempre a Alex  por haber fijado estas explosiones de alegría inteligente tan propias de nuestro Comandante en Jefe y una galería tan admirable de imágenes de este Fidel que sin dudas ha seguido combatiendo pero desde una nueva trinchera, puntualizó. Otro momento del homenaje fue la inauguración de la exposición colectiva Guerrillero del tiempo, un conjunto de obras creadas desde la mirada de fotógrafos cubanos las cuales se han hecho familiares a lo largo de la historia, junto con la inspiración de 13 artistas de la plástica de diferentes generaciones como Gerys Álvarez, Marcos Antonio Arias Quian, Kamyl Bullaudy, Nelson Domínguez, José Fuster, Arián García, Javier Guerra, Eduardo Méndez Navarro, Erik Olivera, Ernesto Rancaño, Jorge César Sáenz, Dausell Valdés y Emilio Valdés.

Juventud Rebelde


 

El misterio de la imagen rebelde

«Es la inspiración: el estado de gracia irresistible y deslumbrante, que solo niegan quienes no han tenido la gloria de vivirlo», escribía sobre Fidel su incondicional amigo Gabriel García Márquez. Esas palabras del Nobel colombiano develan, en prosa poética, el verdadero misterio de la imagen rebelde que ha regado sus metáforas por el mundo.

Los estudiosos del arte visual hablan con frecuencia de figura, forma, perspectiva, volumen, textura, tono o color, componentes imprescindibles en una foto. ¿Pero cómo captar la mística que emana del fotografiado? ¿Qué manual ofrece herramientas para tomarle un zoom a los sueños, en el instante mismo en que nacen? Se necesita un deslumbramiento, un estado de gracia que conmueva y, casi por inercia, haga presionar el obturador.

Así lo han hecho aquellos que han tenido la gloria de vivir momentos con Fidel y dejar registro de sus instantáneas en las páginas de Juventud Rebelde. Una selección de 50 imágenes, como homenaje del diario a su creador, en el medio siglo de fundado, muestra un recorrido cronológico que no refleja toda la incesante actividad del protagonista, pero sí su estatura moral, su personalidad seductora y su mirada profética.

En estas late también su espíritu de juventud y rebeldía; su vínculo permanente con los más nuevos, su preocupación por transmitir ideas al pueblo; el calor de su presencia física en los momentos de tristeza por la muerte de un amigo, o de disfrute por el abrazo de un compatriota. Y se descubre, en cada uno de los rostros, la estética de su estampa onírica, la belleza del alma que se entrega a las causas justas y nobles, como si no fueran fotógrafos, sino poetas, los que han proyectado su perfil y lo han empinado a la posteridad.

El secreto está en que Fidel es Fidel. El mismo que admiró el padre Llorente, uno de sus profesores en el Colegio de Belén cuando en el libro de memorias de graduación del curso 1944-1945 profetizaba: «Fidel tiene madera y no faltará el artista». El mismo que Carilda Oliver Labra describió como «ese Fidel insurrecto/ respetado por las piñas/ novio de todas las niñas/ que tienen el sueño recto». El mismo que el Che, en una convocatoria de amor y lucha, llamó «ardiente profeta de la aurora» y junto a él vino desde México a liberar el verde caimán «derrotando afrentas con la frente».

Es el «fidelísimo retoño martiano, asombro de América, titán de la hazaña», que invocara el Indio Naborí en su Marcha Triunfal… o al que Neruda dedicó su cantar de gesta porque los pueblos agradecen «palabras en acción y hechos que cantan».

Ese es el Fidel de esta muestra. Poético, encantador, impulsor de sueños conquistables. Aquí está su temperamento, su huella, parte de su historia que es la de todos. No existe cubano —incluso aquel que no comparte sus ideas— que pueda desprenderse de su obra transformadora. Y alrededor de ella ha surgido ese manto de lirismo, esa inspiración, ese estado de pureza que el Gabo supo apreciar y que captara el lente de cada fotógrafo para llenar de poesía visual el cumpleaños 89 de un rebelde en Rebelde.

Juventud Rebelde


 

En medio de las celebraciones por su aniversario 50, Juventud Rebelde inauguró una muestra fotográfica en homenaje a Fidel y al Día Internacional de la Juventud. Raúl envió un saludo al diario

La sonrisa de gigante, la expresión de héroe, la mirada de quien ve siempre más allá… Todos esos motivos fueron captados por lentes de fotógrafos que han dejado parte de la impronta visual del líder histórico de la Revolución Cubana en las páginas de Juventud Rebelde.

Este diario, como parte de las actividades por su aniversario 50, que se cumple el próximo 21 de octubre, y con la intención de homenajear a Fidel en su cumpleaños 89 y celebrar el Día Internacional de la Juventud, ha reunido 50 imágenes emblemáticas del Comandante en una exposición inaugurada este lunes en el Memorial José Martí.

Acompañados por colegas y directivos de otros medios de prensa y con la presencia de destacados intelectuales del país, una representación del colectivo del diario de la juventud cubana participó en la muestra Un rebelde en Rebelde, inaugurada por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Partido y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Marina Menéndez, directora del periódico.

Unos minutos antes de la inauguración de la exposición, llegó la buena noticia de que el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, envió un saludo a Juventud Rebelde por su 50 cumpleaños.

 

Díaz-Canel comentó a representantes de medios de prensa que el modo en que el periódico homenajeó a Fidel, además de celebrar su cumpleaños, representa una muestra de gratitud a quien fundó el diario de la juventud cubana. En esas fotos están reflejadas las diferentes facetas de la vida de Fidel, dijo.

 

Según Yoerky Sánchez Cuellar, miembro del Consejo de Dirección del diario, en  estas imágenes del Comandante en Jefe «late también su espíritu de juventud y rebeldía; su vínculo permanente con los más nuevos, su preocupación por transmitir ideas al pueblo; el calor de su presencia física en los momentos de tristeza por la muerte de un amigo, o de disfrute por el abrazo de un compatriota. Y se descubre, en cada uno de los rostros, la estética de su estampa onírica, la belleza del alma que se entrega a las causas justas y nobles, como si no fueran fotógrafos, sino poetas, los que han proyectado su perfil y lo han empinado a la posteridad».

 

Participaron además, Yuniasky Crespo Baquero, miembro del Consejo de Estado y primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas; Rolando Alfonso Borges, jefe de Departamento del Comité Central del Partido; Jorge Risquet, miembro del Comité Central del Partido, y personalidades como Armando Hart, Eusebio Leal y Graziella Pogolotti, entre otros estudiosos, colaboradores y amigos de Juventud Rebelde.

También podría gustarte