Concluyó la III Reunión de Ministros de Cul­tura de la Comunidad de Estados Lati­noa­me­ri­canos y Caribeños (CELAC)

1.052

Pensar en conjunto la América de la que somos parte

La reciente declaración firmada el pasado sábado, durante la clausura de la tercera reunión de Mi­nistros de Cultura de la Comu­nidad de Estados Latinoamericanos y Ca­ri­beños (Celac), reafirma la vo­luntad política integracionista y ratifica el respeto hacia la diversidad cultural de los funcionarios de los 33 gobiernos miembros del mecanismo re­gional.

El texto percibe la cultura como motor esencial que contribuye al desarrollo sostenible, la disminución de las desigualdades sociales, y la erradicación de la pobreza, si­guien­do así los preceptos de la De­claración Especial sobre la Cultura, aprobada en la II Cumbre de la Celac.

Sus argumentos sostienen, entre sus prioridades, el reconocimiento a la protección de los bienes culturales y patrimoniales; la utilización de las TICs en la promoción del conocimiento; y la importancia de Internet co­mo un bien público, global y abierto, que debe ser manejado pa­ra el fomento de la cultura, la interculturalidad y la generación de la identidad latinoamericana y caribeña.

Recoge, además, dar sólido se­guimiento al Decenio Inter­na­cio­nal de los Afrodescendientes proclamado por las Naciones Unidas; ce­le­brar el Bicentenario de la Carta de Ja­maica escrita por el Libertador de A­mérica Simón Bolívar, y reafirmar su vigencia como elemento promotor de la integración política, social y cultural de nuestro continente.

En lo referido a la Unesco, el do­cumento celebra su aniversario 70 y apoya todas las acciones que permitan la inclusión de la Cultura en la Agenda Post 2015, impulsándola co­mo un derecho, factor de cohesión e identidad y fuerza transformadora de la sociedad.

Vale destacar que muchos de los puntos de esta declaración se hacen efectivos en el Plan de Acción Cul­tural de la Celac, que deberá cumplimentarse en el periodo 2015-2020.

Dicho plan se aprobó en el mar­co de la reunión, siendo uno de los principales logros del encuentro, pues por primera vez los M­inistros de Cultura de la Celac implementan una agenda regional, con el objetivo de llevar a término los planes acordados por los mandatarios del me­canismo de integración.
Esta guía de acciones tiene países responsables en ejes específicos. Será supervisada por los Ministros de Cultura del Cuarteto —actualmente Ecuador, Costa Rica, Bar­bados y República Dominicana—, quienes deberán preparar informes anuales sobre su ejecución y realizar propuestas para el enriquecimiento y actualización del plan, en consulta con los Estados Miembros.

En sus últimos acápites, la declaración propone dar seguimiento a los proyectos en ejecución, en particular, a la Escuela Regional de las Artes del Caribe, en Jamaica; y ratificar la decisión de la II Reunión de Mi­nistros de Cultura, celebrada en Ca­racas, de acoger a Bolivia como sede de la IV Reunión de Ministros de Cultura de la Celac, a celebrarse en el 2016.

Precisamente, el ministro de Cul­tura de Bolivia, Marko Ma­chi­cao Ban­kovic tuvo a su cargo el cierre de la última jornada de la reunión y, en un aparte con la prensa, indicó que “esta declaración responde al espíritu de unión, de ver un futuro conjunto como debimos verlo siempre los latinoamericanos”.
“Es posible recomponer el equilibrio del planeta a partir de una vi­sión latinoamericana y caribeña. Ne­cesitamos mirarnos al espejo y reconocernos, hoy la realidad tiene un futuro más óptimo”, aseguró.

Por su parte, Guillaume Long, ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador, país que ocupa la presidencia pro-témpore de la Celac, sostuvo que la declaración “es un do­cumento histórico”.

“Creo que esta reunión es el primer espacio multilateral donde se saca una declaración tan contundente. Hubo consenso entre 33 países absolutamente disímiles, con go­­biernos diferentes y esto es un gran éxito”, expresó minutos después de clausurada la cita.

Publicado en Granma

 

La diversidad cultural, eje del debate latinoamericano y caribeño

El respeto a la diversidad cultural, la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales y la defensa de los derechos culturales en Internet fueron algunas de las metas incorporadas en la declaración final y en el plan de acción alcanzados en la III Reunión de ministros de Cultura de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en la Habana entre el 18 y 19 de septiembre.

“Quienes somos”, preguntó reiteradamente el ministro de Cultura de Las Bahamas, Daniel Johnson, al exhortar a los participantes a interrogarse sobre identidad cultural.

Incentivada por ese discurso, y los de sus pares de Brasil y Uruguay, la ministra Teresa Parodi pidió la palabra y expresó: “Si aceptamos la inmensa diversidad que nos caracteriza, desde ahí, estoy segura, las transformaciones de nuestros países serán profundas. Nuestros países están encontrando espacios extraordinarios desde donde pensar. Sabemos de dónde venimos y quiénes somos”.

El tema del respeto a la diversidad prevaleció en las ponencias e intervenciones de los 33 ministros y representantes de los países que integran la CELAC y se reflejó en el documento elaborado conjuntamente.

Este encuentro ratificó el realizado en Surinam en 2013, “en cuanto a reafirmar el respeto por la diversidad cultural que caracteriza las identidades latinoamericanas y caribeñas, en tanto sociedades multiétnicas, multiculturales y plurilingües, lo que contribuye al derecho soberano de cada uno de los pueblos”.

También se ratificó “la importancia de los derechos culturales, individuales colectivos, entre ellos, la identidad y la memoria, las creencias, los conceptos y las ideologías, los lenguajes, las costumbres y tradiciones y el patrimonio, tanto material como inmaterial, de nuestros pueblos, incluidos los pueblos indígenas, originarios y campesinos”.

Otro punto sobre el que se debatió fuertemente fue el de la protección de los bienes culturales y patrimoniales y quedó plasmado en el texto final como “una de las prioridades más importantes en la proyección de las políticas culturales de nuestros países”.

Al respecto, los países instaron a adoptar “una posición regional respecto a la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales y patrimoniales”.

Un tema que también despertó el interés de las naciones, que contó con el apoyo de Brasil, Argentina y Ecuador, fue el de generar un mecanismo para proteger los derechos de autor y de imagen.

En la declaración se plantea “impulsar el debate alrededor de los derechos culturales en el entorno digital, con énfasis en la construcción de estrategias conjuntas de los países de la CELAC para la búsqueda de una solución global al desafío de la reglamentación de los derechos de autor, la garantía de la libertad de expresión y la libre manifestación de la diversidad de las expresiones culturales en Internet”.

Estos debates también forman parte del plan de trabajo adoptado por los países para el período 2015-2020, que cuenta con 35 acciones, la mayoría de las cuales son respaldadas por Argentina, puntualmente las vinculadas al tráfico de bienes culturales, el entorno digital y lo relativo a la diversidad cultural.

“Más allá de lo que vinimos a hacer como ministros en nombre de nuestros Estados, nos pasan cosas cuando estamos juntos. Estamos pensando juntos la América de la que somos parte”, dijo Parodi.

Publicado en MinCultura

 

Celac aboga por un internet como espacio público desde y para Latinoamérica

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) aboga por un internet como espacio público y de gobernanza digital, en su plan de acción aprobado durante la III Reunión de ministros de Cultura de los 33 países que conforman el organismo, celebrada los días 18 y 19 en La Habana, Cuba.

El ministro ecuatoriano de Cultura, Guillaume Long, explicó a la prensa en Quito que, entre otros temas, la regulación de internet y la creación de redes propias para Latinoamérica son prioridades para este organismo integracionista, cuya presidencia ostenta Ecuador este 2015.

“Esto es muy importante: hablar del Internet como espacio público. Hasta hace unos meses no había un consenso en la región y obviamente cuestiona fuertemente el modelo de gobernanza internacional en donde Google, Facebook y algunas multinacionales básicamente son las plataformas de entrada al Internet y controlan, aceptan, censuran o no los contenidos”, aseguró el ministro.

Citó el ejemplo que expuesto por Brasil durante la reunión de ministros de Celac, según el cual Facebook habría censurado una fotografía de 1909 en la que un indígena amazónico aparece desnudo.

“Nosotros (Latinoamérica) no controlamos, ni los repositorios en el internet, ni los mecanismos de búsqueda, etcétera”, dijo Long.

El ministro ecuatoriano explicó que la intención de Latinoamérica y el Caribe es buscar “soberanía digital”, y apuntó que el tema obliga a “pensar en repositorios de internet propios, como tenemos museos, debemos tener repositorios de la era digital, de toda la música, literatura, arte visual, deberíamos tener un repositorio de la Celac; también hay que pelear sobre temas de gobernanza en internet en foros internacionales”.

Sobre esto último indicó que Ecuador conformó, junto a Brasil, Argentina y Chile, un espacio para acercarse a la Unesco y a Naciones Unidas con propuestas contra el ciberespionaje y la censura extranjera a contenidos culturales propios de la región.

Este año es la primera vez que en la declaración final de la tercera reunión de ministros de Cultura se firman compromisos para cinco años (2015 – 2020) y no para el año que dura la presidencia pro témpore de cada país.

“En este caso hubo un consenso absoluto de que en un año no vamos a poner horizontes claros, no vamos a poder trabajar a largo plazo, entonces se decidió hacer un plan de acción en el que se establecen actividades concretas, específicas, que cada uno de los países tiene que hacer; hay responsables, corresponsables, países solidarios y un grupo de cuatro países que hace el seguimiento de cada uno de los compromisos”, aseguró.

El tema de internet está incluido dentro del tercer punto de la declaración final de la reunión de La Habana acerca de Industrias culturales, economía creativa e innovación; otros puntos son desarrollo social y cultural, defender la observación del patrimonio cultural y sostener la diversidad de las expresiones culturales, artes y creatividad.

Long también participó el 17 de septiembre en la capital cubana en la VI Reunión de Ministros de Cultura de los Países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), junto a sus homólogos de Cuba, Bolivia, Venezuela, Granada y San Cristóbal y Nieves.

 

Publicado en Andes
También podría gustarte