El microteatro cobra la imagen de la locura

Con 13 puestas en escena simultáneas, Microteatro México arrancó su décimo séptima temporada con su ciclo “Por Locura”, en su sede de Santa María la Ribera, en esta capital.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) informó que aunque “La locura” es el eje rector, las puestas en escena se desarrollan con absoluta libertad de planteamiento por parte de cada una de las compañías que participan en los múltiples escenarios dispersos alrededor del inmueble, característica que distingue este espacio.

Las piezas se presentan de manera simultánea con seis funciones en sesión continua cada 30 minutos, de jueves a domingo, hasta el 1 de noviembre.

En su programa destacan “Alejandro”, de Juan Martín Vargas; “Es tu pendo”, de Claudio García; “El fan”, de Alberto García; “Hotel Alkar”, de Juan Manuel Labarthe; “La casa del hombre que mató al animal”, de Alejandro Aguirre, entre otras.

Además de las infantiles: “Un lobo feroz (Que no te cuenten cuentos)”, de Clement Rodriguez; “Dr. Gugumber, psiquiatra de amigos imaginarios”, de Carlos Coss, y “La langosta mágica”, de Santiago Ulloa.

Microteatro es un formato teatral que consiste en la representación de un guión breve de duración no mayor a 15 minutos, para un máximo de 15 espectadores, el cual se desarrolla en un escenario de aproximadamente 15 metros cuadrados.

Las obras representadas contienen las características de una obra tradicional, ya que cuentan con un guión, dirección, producción, escenografía e iluminación propia e independiente pero con el dinamismo que surge partir de la brevedad del texto.

Un ejemplo de la calidad de obras que se pueden encontrar durante la presente temporada es “Hotel Alkar”, que se presenta con una manera innovadora de abordar el tema de la locura.

El texto, dirigido por Anaïs Pareto, plantea una reflexión sobre el suicidio y los pensamientos internos que propician una situación tan compleja, además de reflexionar sobre el sentido de la vida, la obra sitúa al espectador en el interior del lugar donde se desarrolla la historia.

Las piezas teatrales plantean la experiencia para el espectador de presenciar escenas en diferentes contextos, lo que permite una sensación totalmente única, ya que durante unos minutos se pueden encontrar en el lugar de la historia y después en el camerino de un actor.

Microteatro, refiere el Conaculta, ha transformado la vida del quehacer teatral, ya que brinda la oportunidad de realizar proyectos de enorme calidad involucrando a nuevos talentos.

Innova una forma de entretenimiento cultural con precios accesibles para todo público, en la zona norte de la ciudad, con historias interesantes y sobre todo creativas.

Publicado en El Sol de México

 

También podría gustarte