«Perra vida» de Juan Sobalvarro

1.276

perra vidaPerra vida ¿Por qué?

Mirna Valverde

Para ser sincera, el título del libro Perra Vida, de Juan Sobalvarro no me sedujo, pero no acostumbro dejarme llevar por las apariencias e inicié su lectura con mucho interés, ya que había leído otro libro del mismo autor y me había gustado.
Desde los primeros párrafos el libro me cautivó por su lenguaje sencillo, anecdótico y biográfico. En él se narra la experiencia de un joven de escasos 18 años reclutado para cumplir con el tristemente célebre Servicio Militar Patriótico (S.M.P.), interrumpiendo sus estudios de bachillerato y arrancándolo de cuajo de su hogar, familiares y entorno que hasta ese momento había sido su mundo.
Marchó con la ilusión de cumplir con un deber patriótico, pero al chocar con la cruda realidad que lo esperaba y que lo acompañó durante dos años se desencantó totalmente, salió a luz su espíritu rebelde, se negó a ser “borrego” y sobre todo afianzó su aprendizaje de no aceptar el verticalismo sin sentido y casi siempre innecesario.
Conoció la miseria humana de los que ostentando algún grado de poder imponen a los débiles de carácter y no contribuyen a la formación de espíritus críticos, sino que fomentan el odio, la traición y anulan la solidaridad y el compañerismo que es vital en este tipo de experiencias (la guerra). Arrojado a un medio hostil, sin entrenamiento físico-militar, tuvo que vencer una enorme cantidad de obstáculos, lo que logró más por su sagacidad que por el conocimiento adquirido.
El fuerte vínculo afectivo que lo unió siempre a su madre y hermanos impidió que en dos ocasiones se convirtiera en asesino.
Es un relato crudo y real de alguien que vivió lo que narra y que convierte en emblema a cientos de miles de jóvenes que como él marcharon ilusionados y muchos, muchos de ellos no volvieron.
También refleja el inenarrable dolor de miles de madres, que aun exponiendo sus propias vidas se trasladaban a los frentes de guerra, con tal de llevarles una “comidita” a sus —para ellas— siempre pequeños hijos.
Bella la obra de Juan y muy bien puesto el nombre: Perra vida.
Fuente Blog de Juan Sobalvarro

 

También podría gustarte