Primer congreso nacional de archivística en Ecuador

821

Expertos de Uruguay, Argentina, México, España, Brasil y Ecuador, participan desde este miércoles en el Primer Congreso Internacional de Archivística: Sistemas y Redes en el Ecuador, que se realiza en Quito, para analizar la importancia y contribuir a la construcción de un sistema nacional de archivos en Ecuador.

“Los archivos deben ser realmente lugares abiertos a la ciudadanía, a la investigación, a los cientistas sociales, historiadores, y todo el mundo, para que podamos conocer e investigar nuestro país y hacer que nuestra memoria social sea parte fundamental de la identidad”, dijo el ministro de Cultura y Patrimonio, Guillaume Long.

Los invitados expondrán sus experiencias relativas al desarrollo de la normatividad, gestión documental, administración de archivos, desarrollo, puesta en marcha, conformación, estructuración de sistemas y redes de archivos electrónicos, como los logros conseguidos en sus países.

El ministro explicó que entre los objetivos más importantes de su Cartera de Estado, es que Ecuador cuente con “archivos en buen estado, con un buen sistema de digitalización”.

Anunció que se está trabajando en la ley para la creación de un Instituto de la Memoria Social, “que pueda administrar de forma eficiente los repositorios de la memoria: 15 museos, 11 archivos y 11 bibliotecas”.

“Ese instituto buscaría regular, supervisar técnicamente las normas para que los archivos y los museos tengan normas mínimas, ya sean públicos o privados”, dijo.

Andrés Arauz, ministro coordinador de Conocimiento y Talento Humano, fue el encargado de inaugurar el Congreso Internacional.

“El sistema de archivos es una forma del Ecuador, de poder verse así mismo durante la historia y para poder ver esos exámenes históricos hay que ver documentos, que las cosas estén ordenadas, catalogadas adecuadamente”, señaló.

Dijo que en Ecuador “lamentablemente los archivos no están organizados, no tenemos normados, cada quien archiva como puede, las instituciones públicas o privadas no coordinan, etc., y las pocas experiencias que hemos tenido de investigación histórica de trascendencia nacional, como la Comisión de la Verdad, o la Comisión de Auditoría de la Deuda Externa, han tenido dificultades para acceder a documentos”.

Publicado en Andes

 

Expertos en ciencias de la información de seis países analizan hoy en Ecuador estrategias comunes en la gestión de archivos más allá de las fronteras nacionales, durante el primer Congreso Internacional de Archivística.

Representantes de archivos públicos y privados de Uruguay, España, Brasil, México, Argentina y Ecuador debaten en esta capital hasta el próximo 20 de noviembre en torno al patrimonio común e individual y cómo facilitar su gestión y conservación.

El ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador, Guillaume Long, reconoció la situación precaria de los archivos de su país, lo cual lo colocan en desventaja respecto a otras naciones de la región.

Al decir del funcionario, más de 250 archivos requieren de una intervención urgente del Estado, pero este gobierno sí tiene la voluntad de emprender el camino necesario en función del rescate de los archivos ecuatorianos.

Tras realizar un diagnóstico para establecer localización, estado y contenido de cada uno de los archivos en el país, se elabora un plan para mejorar sus condiciones, sin embargo, a juicio del ministro, resulta imperativo cambiar la normativa arcaica heredada y formar una institucionalidad eficiente.

En ese sentido, Long explicó que la propuesta de nueva Ley de Cultura, ahora en manos de la Asamblea Nacional para su pronta aprobación, contiene un capítulo sobre memoria social y permitirá dar orden al sistema nacional de archivos con la creación de un instituto encargado de aunar ese patrimonio.

La memoria social de los pueblos es fundamental, sin memoria no hay identidad y sin identidad es imposible construir el futuro de los países, aseveró e instó a realizar esfuerzos conjuntos por rescatar el patrimonio archivístico de Ecuador.

Por su parte, el ministro coordinador de Conocimiento y Talento Humano Andrés Arauz recordó que los archivos permiten llenar vacíos históricos y dar nuevos sentidos a la historia.

El funcionario advirtió que la demostración de la existencia del criminal Plan Cóndor en la región fue posible gracias a documentos, archivos irrefutables.

Arauz señaló que a nivel local los archivos deben facilitar la investigación de hechos y personalidades, mientras a nivel nacional devienen uno de los principales insumos para articular adecuadas políticas.

También, el ministro recomendó convertir las llamadas Tecnologías de la Información y el Conocimiento en herramientas útiles para el acompañamiento de la gestión archivística y llamó a los expertos a diseñar un sistema para que los archivos circulen y poder forjar así un terreno fértil para la investigación.

Publicado en Telégrafo
También podría gustarte