Carnaval y Jisk’a Anata

1.111

La imponente Diablada Auténtica de Oruro inauguró ayer la entrada del Carnaval 2016 que contó con la presencia de miles de bailarines y espectadores, además del invitado especial, el actor Edward Norton, que quedó maravillado con la diversidad de las danzas bolivianas reflejadas en 52 fraternidades que hicieron su paso.

Como es tradicional, el presidente Evo Morales, algunos ministros y otras autoridades participaron de la fiesta, además del vicepresidente Álvaro García Linera junto con su esposa Claudia Fernández quien bailó en la morenada Cocani.

“Nunca había visto nada parecido al Carnaval de Oruro. Cada grupo y danza son parte de la historia de Bolivia”, escribió Norton en su cuenta en Twitter, en la que también difundió algunas fotos tomadas desde el palco.

Es la segunda vez que la Cervecería Boliviana Nacional invita a un actor de Hollywood a participar en el Carnaval boliviano, tras la experiencia de 2015 con el británico Jude Law.

La festividad, patrimonio oral e intangible desde 2001, dio paso a la famosa danza que recrea la lucha entre el bien y el mal, entre los demonios y el Arcángel Miguel, en honor a la Virgen del Socavón, patrona de Oruro, en una celebración católica-pagana.

Cerca de 35.000 danzarines y 10.000 músicos, agrupados en 52 conjuntos, participan en el carnaval de Oruro, por unas 18 horas, en un trayecto de cerca de tres kilómetros. El ritual de danza y devoción se repite hoy, además del homenaje de las bandas de música a la Virgen.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Carlos Aparicio, informó que 685 policías realizarán controles patrulleros a lo largo de las carreteras considerando que hasta ayer se presentaron conflictos con el sector del autotransporte que bloqueó algunas vías fundamentales del país, lo cual impidió que muchos bailarines y espectadores se trasladen a Oruro.

Santa Cruz

Ayer también se realizó el Corso de Santa Cruz, donde 144 comparsas hicieron sus demostraciones y coreografías; además del paso de los carros alegóricos. La gente prestó especial atención al carro de la comparsa Los Pichones que transportó a la Reina del Carnaval 2016. El vehículo presentó una alegoría de 14 metros de ancho por unos 13 de largo.

La Paz

Las carnestolendas paceñas arrancaron ayer con la tradicional entrada del “Corso Infantil” que recorrió la principal avenida del centro de la ciudad, Mariscal Santa Cruz–16 de Julio (El Prado).

De acuerdo con datos del Municipio de La Paz, 2.000 niños fueron inscritos para participar en el evento de este año, sin embargo, más de 20 mil personas disfrazadas las que pasaron ayer ante el palco oficial.

Publicado por Los Tiempos

Tarqueada y moseñada deslumbran a espectadores

Al menos 48 agrupaciones folklóricas se apoderaron del centro paceño en una nueva versión de la entrada del Jisk’a Anata, coincidente con el lunes de carnaval y en medio de la algarabía de miles de espectadores.

Vistiendo coquetos atuendos y pasos acompasados, el folklore auténtico del occidente recuperó su esplendor cuando desde el medio día las distintas fraternidades iniciaron con su recorrido.

Turistas de distintas nacionalidades fueron quienes disfrutaron de la vistosidad de los trajes, la cadencia en los pasos y el simbolismo de las danzas que se resisten a desaparecer.

La entrada se inició en el carril de subida de la Avenida Montes, sector de la Cervecería, pasó por la avenida Camacho, luego por la avenida Simón Bolívar para terminar en la calle Wenceslao Argandoña.

La Tarqueada Luis Braile fue la primera agrupación que participó en el evento, seguido del Kantus de la Provincia Camacho y de los Niños Con Síndrome de Down. Mientras que los últimos en salir fueron los integrantes de Yo soy Boliviano, de acuerdo al listado de ingreso realizado por la Sociedad Andina de Conjuntos Folklóricos del Jisk’a Anata.

“El Jisk’a Anata, que deriva de la lengua aymara fiesta pequeña, es una celebración que da inicio a al periodo de cosecha. Hay que destacar que cada año hay un esfuerzo por aumentar la participación de las danzas autóctonas”, explicó Juan Carlos Tapia, presidente de la sociedad.

En esta festividad se desplegaron más de 200 guardias municipales y además la Defensoría Municipal ubicó un espacio para acoger a los niños perdidos.

En la fiesta autóctona de los paceño no faltaron las comideras que se ubicaron en las esquinas de la Sagárnaga, Yanacocha, Socabaya, con la Mariscal Santa Cruz; y Ayachucho, Colón, Loayza con la Camacho. El último espacio estuvo en la final de la avenida Simón Bolivar.

Además, los funcionarios de la Guardia Municipal, la Dirección de Mercados, la Intendencia Municipal y la subalcaldía Centro realizaron operativos, de 11.00 hasta las 19.00, para revisar patentes de los gremiales.

Publicado por Bolivia en tus Manos

El Jisk’a Anata de la inclusión

El Jisk’a Anata 2016, que inició con una persistente lluvia, fue mucho más que una intensa demostración de colorido y danzas de La Paz y Bolivia. La XXII Entrada Folklórica del Carnaval paceño se destacó por ser inclusiva al congregar a la mayor cantidad de personas con discapacidad en varias agrupaciones que abrieron el evento cultural.

La Tarqueada Luis Braile, conformada por personas ciegas; el Centro de Rehabilitación Inti Wawa, para personas con discapacidad; el Consejo Ciudadano de Jóvenes con Discapacidad, niños con síndrome de Down, la Asociación Responsable de Jóvenes Sordos (Arojosofel), entre otros, estuvieron entre los primeros grupos que partieron desde la avenida Montes, pasaron por el palco, a la altura del mercado Camacho, para concluir el recorrido en la avenida Simón Bolívar.

«Esta es la primera vez que se ve con tanta fuerza la participación de las personas con discapacidad. Queremos ser un municipio inclusivo, no sólo con las personas con discapacidad, sino también con las diversidades sexuales que se han visto mucho en las entradas folklóricas”, manifestó la concejala municipal, Andrea Cornejo.

Debido a la lluvia, el inicio de la Entrada se retrasó por más de una hora. Ocurrió lo mismo con los conjuntos y hubo espacios prolongados entre uno y otro, hasta alrededor de las 13:30. Con el cielo más despejado, el paso de las agrupaciones fue más fluido. Poco a poco, los lugares que estuvieron inicialmente vacíos, fueron ocupados por los espectadores.

Entre los personajes del Carnaval paceño que bailó con las agrupaciones estuvo la representante del Consejo Ciudadano de Personas con Discapacidad, Alejandra Zuñiga. «Llevo el título de Amiga de Corazón, es la primera vez que participamos como Consejo. Bailar es algo que me sale del alma a pesar de mi discapacidad visual. Es la primera vez que bailo en el Jisk’a Anata. Es increíble”, dijo.

Patrimonio cultural

Uno a uno las 50 agrupaciones que circularon por las principales vías del centro de la ciudad de La Paz demostraron alrededor de 30 danzas nacionales. Los kantus de Charazani, el Carnaval de Lojpaya, phuna de Copacabana, los chamas de Rurrenabaque se unieron a demostraciones más conocidas como los caporales, el tinku, la chacarera, la saya entre otros.

«Cada año tenemos la incorporación de nuevas danzas, estamos investigando música y danzas echadas al olvido o que no están visibilizadas en el área urbana (…). Este año tenemos la participación de la tarqueda de Curahuara de Carangas con una muestra interesante, pero hay algo sui generis con la tarqueada central Desaguadero que es binacional, con músicos bolivianos y peruanos”, señaló el Presidente de la Sociedad Andina de Conjuntos Folklóricos, Juan Carlos Tapia.

La demostración de música y danza en La Paz no se dejó intimidar por la lluvia y el frío, los bailarines hicieron gala de su tezón mientras el Carnaval paceño se empezaba a despedir de las calles de la sede Gobierno hasta el próximo año.

Decomiso de bebidas

El director de Mercados y Comercio en Vía Pública, Kevin Martínez, informó que se instruyó el decomiso de botellas de cerveza en la avenida Montes pasado el mediodía de ayer. «Están vendiendo cerveza en botella a pesar de la prohibición. Se trasladó ahí al  personal del la Guardia Municipal y al Grupo Operativo Especial porque no hay autorización para esto, la venta sólo se realiza en determinados lugares”, señaló.

Martes de Ch’alla: pedir y  agradecer a la Pachamama

Hoy se celebra el Martes de Ch’alla y es el momento de agradecer a la Pachamama. Los cohetillos serán los protagonistas de una jornada en la que se colmarán los espacios como oficinas, negocios, viviendas y bienes con confites, serpentinas, globos, fruta seca, flores, canela y alcohol.
Las 12:00 será el momento clave para realizar el agradecimiento a la Madre Tierra, momento propicio, además, para pedirle que se materialicen aquellos anhelos, como una casa, un terreno, un automóvil. Otras personas instalarán mesas de colores y dulces antes de iniciar la celebración de la ch’alla, un acontecimiento por lo general en familia.

La agenda del municipio paceño realizará hoy la ch’alla del Hospital La Portada, en la zona Max Paredes. «Ya está toda la obra concluida, va a ser inaugurada dentro de los próximos meses. Sin embargo, queremos agradecer por esto para que nos dure. Para que dure a la ciudad y a la población más cercana”, señaló el secretario de Culturas de la Alcaldía de La Paz, Andrés Zaratti.

El acto está previsto para las 11:30 como parte del sistema de hospitales de segundo nivel que el municipio tiene previsto generar en su gestión,  añadió Zaratti.

Ataviados con serpentinas, confites y también fruta seca, los espacios cotidianos de las personas en diferentes latitudes de Bolivia recibirán en cada una de sus esquinas uno o varios «chorritos” de alcohol y vino que llevan la gratitud a la Pachamama, pero también el deseo de un futuro plagado de prosperidad. El Martes de Ch’alla es el momento culminante del Carnaval.

Aumenta el precio de pétalos para ch’alla

El precio de los pétalos de flores, elemento tradicional para el Martes de Ch’alla, se incrementó debido al bloqueo de caminos. Además, subió la demanda de serpentina, cohetillos, confites, vino y alcohol.

«Como no había paso, las flores han llegado prácticamente al doble de precio. Comprábamos el amarre del pompón en 80 hasta en 100 bolivianos, ahora llega a 180 o 200”, contó la vendedora de la plaza de San Pedro, Laura Cáceres. Ayer vendía pétalos surtidos «como yapa” con otros elementos de ch’alla para agotar sus productos.

En años pasados las comerciantes de flores vendían independientemente pétalos de flores, hoy demanda para el producto. «Antes vendíamos la bolsita a un peso o dos, pero ahora lo ofrecemos a cinco, pero no está saliendo mucho. Así que como yapa lo estamos dando”, comenta la vendedora.

Algunas personas que deseaban hacer ch’allas de terrenos o vehículos demandaban pétalos en gran cantidad. «Una bolsa de pétalos me vendieron a 50 bolivianos, pero en años anteriores compraba a 30”, comentó Janeth Calisalla.

Por otra lado, algunos compradores de pétalos al por menor no aceptaron el sobreprecio del producto. «El montoncito de flores tendríamos que vender a cinco bolivianos para ganar, pero no quieren llevar, así que hemos rebajado la cantidad”, contó otra comerciante de la plaza.

Ayer se evidenció, en la sector comercial Max Paredes, que la población demanda productos para la ch’alla. «Aquí vendemos a precios accesibles: la cuarta de serpentina está a 12 bolivianos. Los globos están tres por cinco y los cohetillos tres por 10”, anunciaba la vendedora Isabel Gutiérrez.

Publicado por Página Siete
También podría gustarte