El Salvador: la Asamblea Legislativa aprobó una reforma que democratiza la Ley General de Telecomunicaciones

987

Uno de los puntos más importantes es la introducción de la asignación directa y el concurso como mecanismos para que el Estado otorgue concesiones de frecuencias de radio y televisión, hasta ahora sólo adjudicadas a través de la subasta, que queda exclusivamente para las licencias comerciales a privados.

De esta manera, se cumple con el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que había intimado al Legislativo a definir mecanismos alternos a la subasta para acceder a una frecuencia del espectro radioeléctrico, además de terminar con la renovación automática de las concesiones, estableciendo parámetros para aprobar las prórrogas.

Al eliminar la prórroga automática, la nueva regulación fija como causas de revocación de la concesión, la falta de pago, falta de uso de la frecuencia, incumplimiento de órdenes y condiciones de la concesión.
Además, se amplían las facultades de la Siget en materia de regulación y supervisión de telecomunicaciones y tecnologías, plan de numeración, telefonía, administración eficiente de redes, calidad, cobertura y continuidad de servicios de telecomunicaciones, y protección de derechos de los usuarios.

Sobre las licencias ya concesionadas, habilita a que el derecho de explotación de una frecuencia de radio o televisión pueda ser transferido o alquilado, aunque prohíbe terminantemente por nulidad los subarrendamientos. Cualquier alteración de la titularidad, deberá ser aprobada por la Siget, luego de obtener una opinión favorable de la Superintendencia de Competencia asegurando que de esta manera no se afectará la competencia de ningún modo.

En relación a la TV Digital Terrestre, la nueva ley ordena a la Siget reubicar frecuencias de operadores de TV que se vean afectados por el desarrollo de la TDT, respetando ancho de banda y condiciones iguales o similares.

Publicado en Prensario.Net

 


El Salvador. ¿Qué reformas aprobó la Asamblea Legislativa en la ley de Telecomunicaciones?

Pasados los 40 días de plazo que dio por segunda ocasión la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) sobre la Ley de Telecomunicaciones, la Asamblea Legislativa aprobó  las reformas a dicha normativa.

Para algunos cambios se tomó como base la propuesta presentada por la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), comentaron los mismos diputados.

Una de las dudas por parte de concesionarios era donde se mencionaba que la SIGET tenía la potestad de “vigilar” el espectro radioeléctrico, así como los contenidos de los medios de comunicaciones. Esta palabra fue cambiada por “monitorear” y este será de carácter técnico, explicaron los mismo concesionarios.

Mientras tanto, la asignación de frecuencias será determinadas por la misma SIGET por medio de subastas y concursos y no mención directa como se hacia anteriormente. Para esto se tomará en cuenta el público objetivo, tipo de contenido y la frecuencia que se solicite en el espectro radioeléctrico.

“Reconoce (las reformas) a los medios comunitarios y establece un mecanismo de concurso público distinto a la subasta para la asignación de concesiones sin fines de lucro, resolviendo así una demanda histórica de las radios comunitarias “, expresó Leonel Herrera, representante de las Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS) sobre los cambios a la Ley de Telecomunicaciones.

La nueva ley también define las renovaciones como los plazos de pago, que no sean automáticas, como era anteriormente. Este plazo será por 20 años.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores (ASDER), José Luis Saca, dijo estar complacido con las reformas, sobre todo, porque al final todos los involucrados se pusieron de acuerdo.

Por su parte, la titular de la SIGET Blanca Coto, dijo que “este proyecto nos permite dar el salto a la digitalización terrestre y avances tecnológicos”.

Las reformas incluyen el pago de tasas por el uso de las frecuencias, los montos varían dependiendo la frecuencia deseada, el tipo de contenido a proyectar, la inversión y calidad de producción. Se excluye de este pago a los medios de comunitarios, religiosos y públicos.

“Esta tasa será anual gradual, no hubo ningún inconveniente, es una tasa diferenciada”, declaró Mario Tenorio de GANA.

Los cambios también permiten la explotación y concesión de frecuencia que puede ser transferida o arrendada, pero una vez aprobada por la SIGET, pero no se permitirá los subarrendamientos de las frecuencias, es decir, terceras personas sin conocer quién es el verdadero dueño de la frecuencia.

Podrán arrendar o transferir una vez que tengan solvencia, si no se afecta continuidad del servicio o las llamadas frecuencias ociosas y si no genera concentración, explicaron los diputados.

Las empresas de telefonía no fueron incluidas en estas reformas.

Publicado en Observacom
También podría gustarte