Chile: Feria del libro Infantil y Juvenil

775

Solo desean volver a casa. Algunos han estado perdidos durante años, otros están dañados o abandonados. Son un grupo de lápices resignados que le escriben a Duncan para que los ayude. Ellos, descoloridos, quieren volver a brillar, y son los protagonistas del libro El día que los crayones regresaron a casa.

El nuevo volumen es una creación del guionista estadounidense Drew Daywalt y el reconocido ilustrador Oliver Jeffers, a dos años de haber publicado El día que los crayones renunciaron. Ambos títulos, publicados en español por el Fondo de Cultura Económica, estarán disponibles en la nueva versión de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Providencia.

Hoy comienza el encuentro literario, que no se efectuó el año pasado, y que esta vez se extenderá hasta el 5 de junio con la posibilidad de acceder a más de 100 actividades, entre presentaciones de libros, talleres y duelo de caricaturas. A las 12 horas será la inauguración, en el anfiteatro del Parque Bustamante, con un homenaje al prolífico escritor cubano de narrativa infantil Pepe Pelayo.

“¡Gracias, Profe!”, es el lema de la feria de este año, dedicada a los profesores, quienes pueden ingresar gratis al evento organizado por la Cámara Chilena del Libro y la Fundación Cultural de Providencia. En este contexto se realizará el seminario El Rol del Docente en el Fomento Lector, durante la jornada del 2 de junio.

Clásicos y líos de sangre

Muestran sus mejores portadas y exhiben sus últimas novedades. Las editoriales se preparan para el público diverso que asiste a la Feria del Libro Infantil y Juvenil, que va desde la primera infancia hasta jóvenes formados en la era digital.

Los animales no pasan de moda. Y la invitación del libro Animezclados, editado por Amanuta, es a conocer la anatomía y la diversidad desde el juego: un elefante en tutú, un rinoceronte en pijama, una oveja tejiendo y un zorro uniformado pueden divertir y a la vez enseñar a los más pequeños.

El volumen Iguales a 1 narra la historia de dos niños de sociedades en conflicto, una judía y otra palestina, pero que a través del fútbol dejan atrás sus diferencias. Es un álbum ilustrado por Alexis Peris, escrito por Juan Pablo Iglesias y publicado por editorial SM.

¿Dónde está Tomás?, en tanto,  es el título del libro y la pregunta que se hace la mamá del protagonista, el niño perdido en su propia casa. En realidad, Tomás no está perdido, más bien está disfrutando una serie de aventuras refugiado en su imaginación y acurrucado en un rincón de su hogar. La autora peruana Micaela Chirif creó esta historia con dibujos de Leire Salaberria. Editado por Ekaré Sur, el volumen está disponible en el stand de Liberalia.

Para los más grandes, llega La reina roja, de  Victoria Aveyard y que estuvo en el ranking de bestsellers de The New York Times. En un reino ficticio, una sociedad dividida por el color de la sangre, Mare Barrow debe sobrevivir. Ella tiene sangre roja, y los sangre plateada tiene poderes sobrenaturales.

Una historia fantástica, entre la mitología y la locura, se mezclan en No, no y no, el cuento de Julio Cortázar que, con las ilustraciones del mexicano Gabriel Pacheco, forma un bello ejemplar recién editado por el sello Pehuén. Además, estará disponible una nueva edición de Mocha Dick, la novela gráfica de Francisco Ortega y Gonzalo Martínez, esta vez con prólogo de Alvaro Bisama.

Publicado en La Tercera

Una historia de abuso infantil llega a novela gráfica

En los momentos más duros, SuperChuleta siempre estaba ahí para rescatarla; una heroína de cabellos largos, capa y antifaz que de una sola patada acababa con las sucias intenciones de su padrastro. La verdad era más compleja: SuperChuleta no era más que un alter ego imaginado por Natalia Silva para darse fuerzas y superar esos violentos episodios que se repetían cada vez más seguido. Pasaron cuatro años desde la primera vez en que la pareja de su madre se acercó de noche a su cama para tocarla sin su permiso, hasta el día en que fue capaz de contárselo a una sicóloga. Allí comenzó otra etapa igual de dolorosa: enfrentar la verdad con sus padres.

Esa es la historia, a grandes rasgos, de No abuses de este libro, primera novela gráfica de la ilustradora Natichuleta, seudónimo de Natalia Silva (23), que es publicada por Ediciones B y que será presentada este viernes, a las 17.30 horas, en la Feria Infantil y Juvenil de Providencia (Parque Bustamante).

Se trata de la historia personal de la autora sobre el abuso sexual que sufrió de niña, claro que no al pie de la letra. “No es totalmente autobiográfico, tuve que despegarme de mi vida y transformarme en un personaje, porque igual era difícil para mí contarlo todo tal como fue”, dice Natichuleta.

Estudiante de cuarto año  de Diseño Gráfico en la U. Diego Portales, Silva empezó a los 16 años a ilustrar sus recuerdos a modo de diario de vida, para luego tomar la idea de convertirlos en una novela gráfica con el fin de publicar. “Fue un proceso gigante de reescribir y redibujar, porque en todos estos años mi dibujo también evolucionó. Me interesa mucho no ser reconocida como ‘la ilustradora abusada’, me carga que me traten con pinzas y no quiero se catalogada de víctima, al contrario. Con mi historia quiero aportar un granito de arena para que a otros niños no les suceda lo mismo”, dice la autora.

Admiradora del trabajo de dibujantes locales como Francisco Javier Olea y Alberto Montt – quien la acompañará presentando su libro el viernes-, Silva es parte de una nueva camada de jóvenes ilustradores como Frannerd o Sol Díaz, quienes trabajan en cómic temáticas de género y biográficas; una corriente que también es popular en el extranjero gracias a la obra de artistas como  la iraní Marjane Satrapi, autora de Persépolis,  o a la estadounidense Alison Bechel, creadora de Fun Home.

A Silva le interesa en particular el trabajo de la rusa Vera Brosgol y la estadounidense Lucy Knisley; sin embargo, en el futuro quiere ir más allá de la autobiografía. “Me divido en dos líneas, una es más social, me gustaría hablar del tema transgénero, por ejemplo, pero por otro lado me encantan los superhéroes y la fantasía, y me encantaría hacer algo totalmente de ficción”, dice la dibujante, quien reconoce que con la publicación de esta primera novela gráfica se cumple un ciclo en su vida. “Este cómic me ayudó a sanar, es como mi forma de hacer justicia, pero ahora quiero seguir con otras historias”, afirma.

Publicado en La Tercera

 

Ver Programa en: camaradellibro.cl/ferias/feria-del-libro-infantil-juvenil/filij-2016/programa-cultural/

También podría gustarte