Comienza en Cuenca, Ecuador, el Nuevo Festival Internacional de Cine

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura

La ciudad de Cuenca en Ecuador es reconocida por la tradición cultural que encierra. Allí se han realizado los dos principales festivales de cine de ficción ecuatorianos que, por diversos motivos, no han podido mantenerse en el tiempo.

Para quienes conocen la ciudad, sin embargo, no pasa desapercibida la presencia que el cine tiene como parte de la vida cotidiana de su población.

No es casual, entonces, que Patricio Montaleza y su equipo de CEACINE (Corporación Ecuatoriana de Artes Cinematrográficas) junto con la Asociación de Hoteleros del Azuay, hayan decidido llevar adelante el Nuevo Festival de Cine de Cuenca. Las funciones se harán entre el 14 y el 18 de junio en el Salón de la Ciudad, el teatro Carlos Cueva Tamaríz y los Multicines Cuenca.

Según Montaleza, junto con su equipo “veníamos pensando desde tiempo atrás en un nuevo festival, que fuera diferente de lo que ya habían trabajado quienes nos antecedieron. Imaginamos este en función de lo que particularmente más nos gusta del cine. Así fue que lo armamos con dos secciones específicas: La zona oscura (cine fantástico y de terror)  y La competencia latinoamericana.” Cada una de las secciones son competitivas y cuentan con cinco películas.

La definición de las dos secciones no sólo tiene que ver con los gustos personales. “Son dos espacios del cine con públicos diferentes y probablemente impliquen a  generaciones diferentes. Esto nos lleva a ponernos en contacto con nuevos públicos y a bucear en nuevas estéticas dentro del cine internacional”.

En la Zona oscura participan “Francesca” de Luciano Onetti, “Kryptonita” de Nicanor Loreti y “La valija de Benavídez” de Laura Casabé por Argentina, mientras que por Chile se presenta “The stranger” de Guillermo Amoedo y por Venezuela “La casa del fin de los tiempos” de Alejandro Hidalgo.

Para el director del festival, la inclusión del cine de género es de suma importancia. “Entendemos que han crecido mucho las narrativas personales que hay un distanciamiento entre la mayoría de la población y lo que se está produciendo. Creemos que hay que trabajar entonces en la recuperación de los distintos géneros cinematográficos. Ello nos va a permitir tener mayor cercanía con la población. A este paso nos vamos a llenar de películas que nadie quiere ver, y eso nos va a resultar demasiado caro y también demasiado triste. Creo que el cine de género, el fantástico tanto como la comedia y el drama, va a tener más espacio cada vez, porque implican un reto para los realizadores. Creo que hay que reconquistar al público a las salas y me parece que es un buen momento para preguntarnos sobre estas cuestiones.” Para Montaleza, el festival es un espacio importante para poner esta discusión en la escena cinematográfica nacional.

En el nuevo Festival de Cine de Cuenca el cine latinoamericano tiene un lugar preponderante. Montaleza asegura que si bien no falta oferta de películas de la región y de cine independiente, Ecuador está atestado de cine “gringo”. Sin embargo “en medio de todo esto, el acercamiento al cine latinoamericano no deja de contar con gente interesada. Por otro lado se están produciendo un excelente cine en toda la región, que están generando oficio y propuestas en distintos géneros.”

La competencia latinoamericana incluye las películas “Alma” de Diego Rougier (Argentina/Chile), “Destinos” de Alexander Giraldo (Colombia), “El evangelio de la carne” de Eduardo Mendoza (Perú), “La niña de tacones amarillos” de Luján Loioco (Argentina) y “Me quedo contigo” de Artemio Narro (México).

En el marco del festival se llevará a cabo taller de actuación a cargo del actor colombiano Alejandro Aguilar, que ha participado en producciones como Rosario Tijeras, 180 segundos y  La Prepago, entre otras películas

Para cerrar la entrevista, Patricio Montaleza afirmó: “La razón por la cual generamos estos cambios es porque nos preocupa que a pesar de haberse realizado dos importantes festivales de cine en Cuenca en los últimos 15 años, ha aumentado mucho el consumo y difusión de películas realizadas fuera del país. Luego de 10 años de la creación del consejo nacional del cine y de que Cuenca haya tenido los dos festivales de cine ficción más importante que haya tenido el Ecuador, nos parece que no se está produciendo acá en la medida que imaginábamos. Es por eso que nos preguntamos cómo acompañar un proceso en el cual el cine nacional vaya tomando forma. Obviamente no solo hay festivales, sino también escuelas de cine y entidades diversas que participan –o deberían hacerlo-  de este desarrollo. Entonces creemos que desde la búsqueda estética se puede aportar a este crecimiento de la producción.”

Programación Cuenca

 

También podría gustarte