Guía educativa sobre documentales chilenos

653

El primer cine fue documental: las míticas cintas La salida de la fábrica y La llegada del tren (1895) de los hermanos Lumière son las bases del cine como forma de guardar registro de la realidad. Los primeros antecedentes del cine documental en Chile datan de principios del siglo XX y el más antiguo que se conserva es Ejercicio general de Bombas captado en Valparaíso (1902). Pero el primero en contar con un relato elaborado es El mineral El Teniente (1919) de Salvador Giambastiani, reportaje que muestra distintas dimensiones sobre la extracción minera.

Mucha agua ha pasado bajo el puente para llegar a cintas como Chicago Boys, La once y El botón de Nácar, que son sólo algunos de los estrenados en 2015 con reconocimiento internacional. Los documentales chilenos de los que se guarda registro suman hasta hoy 1654.

Con el fin de utilizar todo este material audiovisual como recurso pedagógico en salas de clases, la Fundación Futuro creó la guía Ojo con el documental en Chile, que selecciona 85 documentales chilenos para que los profesores utilicen en clases.

“El documental es una herramienta pedagógica excepcional para conocernos como personas y como chilenos”, dice Magdalena Piñera directora de la Fundación.

Ojo con el documental en Chile organiza las cintas en 11 categorías o unidades educativas. Presenta una descripción de cada película y además datos adicionales del contexto en que se filmó. También cuenta con preguntas y actividades para la reflexión y el trabajo en torno a los documentales.

La selección de las películas contó con la asesoría de la investigadora de cine Alicia Vega y la directora de la Cineteca Nacional Mónica Villarroel. Entre otros, están los filmes Palestina al sur, Actores secundarios, Calle Santa Fe, El edificio de los chilenos, Aquí se construye o Crónica de un comité.

Publicado por La Tercera

 

Guía «Ojo con el documental en Chile»

También podría gustarte