Se llevará a cabo en Ecuador la Primera Cumbre Regional de Medicina Ancestral

1.447

Tres objetivos específicos se han trazado los organizadores de la Primera Cumbre Regional de Medicina Ancestral, Espiritualidad e Interculturalidad, que se realizará el nueve y diez de agosto próximo, en el campus académico de la Universidad Ikiam, de la provincia de Napo. Discutir y debatir a profundidad hasta consensuar una propuesta de Ley Orgánica de Medicinas Ancestrales e Interculturalidad para el Ecuador. Analizar la necesidad de crear una propuesta de malla curricular sobre medicinas ancestrales para el país y América Latina; y plantear, en el marco que la misma constitución, que se garantice la creación de un Consejo Nacional de Hombres y Mujeres de Medicina Ancestral en el Ecuador, para lograr una alianza estratégica con organizaciones o consejos de otros países de América Latina. Franklin Columba, Miembro de la Fundación Taitas y Mamas Yachaks del Ecuador, FUTMYE, y dirigente nacional de salud y seguridad social de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas e Indígenas y Negras del Ecuador, FENOCIN, señaló que esta cumbre -la primera que se realizará a nivel del continente- nace luego de los encuentros, talleres y congresos de medicina tradicional que ha mantenido y desarrollado la fundación desde su creación en el 2002. La intención de esta cumbre es salir de formatos pequeños y plantear un gran encuentro donde discutir temas relacionados con la medicina ancestral, espiritualidad e interculturalidad con la disertación de aproximadamente 30 ponentes de Ecuador, Bolivia, Colombia, Cuba, Venezuela y Chile, países que hasta ahora han confirmado su interés por ser parte de este encuentro regional.

Columba, tayta, integrante de la comunidad de los “Quitus”, señaló que esta cumbre al ser intercultural contará con la participación de sabios yachak, como también de médicos, profesionales de las universidades del continente, quienes trabajan en el sistema alternativo occidental y muestren interés para compartir experiencias. La cumbre es un evento abierto para que todos los llamados a trabajar por la salud puedan participar, señaló el dirigente. La organización de la cumbre que se realizará en dos meses más empezó en enero, con el fin de articular la presencia de los expositores y sus ponencias. Según el dirigente, la agenda de ponencias está casi llena y durante estos meses se abrirá la invitación pública para estudiantes de medicina, líderes de medicina ancestral y público interesado en participar. La presentación oficial del evento se hará en 15 días, cuando se dará a conocer la página web y los sitios donde los participantes podrán inscribirse. En una entrevista sobre la vigencia de la medicina ancestral en el Ecuador y América, Columba, señala enfáticamente esa necesidad que tiene el hombre de vivir en armonía con la naturaleza, pues sanar no es curar sino saber vivir y cuidar el entorno que nos rodea.

¿Cómo se define a la medicina ancestral desde la cosmovisión de los pueblos y nacionalidades del Ecuador? Para nosotros conocedores y practicantes de la medicina ancestral es importante entender a esta medicina, no solamente como un aspecto de generación de medicina exclusivamente en la parte material sino como un componente mucho más amplio que abarca el conocimiento y la sabiduría que practicaban nuestros abuelos, donde permanecía en contacto la parte física, espiritual y emocional; es decir, tanto las plantas y todos los recursos que nos da la naturaleza es fuente para sanar y canalizar y generar una salud con armonía que permita garantizar la vida en conjunto con la naturaleza.

¿Cuándo se habla de salud se alude a prevenir, sanar o vivir en armonía con la naturaleza? Hablamos de mantener ese equilibrio y armonía con la madre naturaleza, es decir de mantener la convivencia en tranquilidad, paz y amor con la madre naturaleza, eso para nosotros es hablar de la salud, no podríamos hablar de salud cuando el ser humano se corrompe o se aleja de los principios que la misma madre naturaleza nos ha otorgado. Nosotros somos fuego, agua, aire, tierra y por lo tanto es fundamental entender a estos elementos como fuentes de la salud.

¿Para tratar la salud, es importante tener en cuenta la energía, no todo es materia? Tiene que haber un complemento. Lamentablemente en la actualidad se habla de una salud con un enfoque al campo material; es decir, hablar de la salud en estos momentos es referirse al cuidado y prevención pero articulado solamente desde el materialismo, salud basada en pastillas, sueros de todo eso que compone el conocimiento de la ciencia occidental. Para nosotros la medicina ancestral es una totalidad, es decir el ser humano tiene que permanecer en equilibrio en su parte emocional sentimental, espiritual y física, por eso es que hablamos de un conocimiento y sabiduría en complemento.

¿Cómo hablar de salud en un planeta contaminado y en una sociedad de consumo? El tema del consumismo desde el pensamiento del salubrista que es parte de la concepción del capitalismo, ha hecho que la ciudadanía no tenga un conocimiento profundo de lo que los pueblos indígenas siempre han categorizado como importante y es el tema de la convivencia en armonía con la madre tierra. En la actualidad, casi la mayor parte de lo que produce el sistema del capital está enfocado a eso, al gran capital, al gran interés de ese que ahora se habla como del buen vivir.

¿Este encuentro es un encuentro nacional, regional o a nivel de América? Ahora intentamos elevarle más estos encuentros para en ellos poder discutir con mayores estrategias sobre esta medicina. La Primera Cumbre Regional de Medicina Ancestral espiritualidad e Interculturalidad, se realiza con el afán de seguir construyendo procesos no solamente para Ecuador sino en conjunto con varios países de América latina.

¿Cuántos ponentes está previstos que se presentarán? Tenemos como 30 ponentes que participarán el nueve y diez de agosto. La idea durante el encuentro es avanzar con esta primera cumbre en los temas planteados. Tenemos espacios para ponencias exclusivas de 20 minutos. Además se organizarán mesas redondas con diferentes temas, porque la idea de la cumbre es discutir a profundidad tres necesidades.

¿De donde salen estas tres necesidades? Como organizaciones siempre hemos propuesto, y fruto de eso, bajo la lucha de los movimientos sociales e indígenas se logró que la constitución del 2008 reconozca a la medicina ancestral, pero desde allí casi no hemos avanzado en el tema de la medicina y los saberes ancestrales. Fruto de eso es que nosotros estamos convocando para hacer esta reflexión y además, creo que es el mejor mecanismo para avanzar en el marco del fortalecimiento de medicinas ancestrales y permite puntualizar que hacen falta normas y sobre todo instancias jurídicas para avanzar en la reconstrucción y fortalecimiento de estos procesos.

Crear el Consejo Nacional de Hombres y Mujeres de Medicina Ancestral en el Ecuador, qué permitirá a los médicos ancestrales del país? Permitirá consensuar diferentes propuestas en beneficio de la medicina ancestral, porque nosotros como conocedores tenemos la generación de algunas alternativas; entre ellas, propuestas de cómo procesar nuestros medicamentos sin necesidad de usar productos agro químicos o químicos que perjudican la salud, nosotros tenemos diferentes procesos. Este consejo nos dará la posibilidad de incluir, analizar y debatir propuestas que fortalezcan a la medicina ancestral. En el Ecuador todavía se habla de grandes productos, pero no se habla de temas importantes como la fuente de la medicina tradicional, la medicina ancestral puede dar un aporte significativo, con un 80% de avance para prevenir problemas en el campo de la salud del pueblo ecuatoriano.

Cómo entender la espiritualidad desde la cosmovisión de los pueblos indígenas del continente? Hasta el día del hoy y con la llegada de los conquistadores hacia nuestro país, se ha visto que una sola religión tiene la razón y la verdad pese a que estamos en un estado laico e intercultural. Por ello, yo creo que la cumbre es el mejor momento y espacio para poder profundizar el tema de la espiritualidad, que para nosotros los pueblos indígenas no es otra cosa que el convivir directamente en armonía entre el ser humano consigo mismo y la naturaleza. En la actualidad seguimos viendo algunos pensamientos e imposiciones de ciertas religiones, querenos enseñar que lo hacen los médicos es contradictorio a estos sistemas que todavía se encuentran en los pueblos indígenas.

¿El encuentro será un encuentro intercultural? Es todo un proceso del campo de la cultura relacionado con la espiritualidad, la espiritualidad para nosotros es un respeto fundamental porque desde ahí parte; primero respetando y sobre todo agradeciendo a la madre naturaleza y todos sus componentes como el “hanan pacha”, “kai pacha”, y “ucu pacha” que son espacios que permiten entender la convivencia de todos los seres que habitamos en la madre naturaleza, es decir entender en conjunto a quienes están dentro del gran mundo cósmico universal.

Publicado en El Mercurio

La primera Cumbre Regional de Medicina Ancestral será en Ecuador

La Fundación Taytas y Mamas Yachaks del Ecuador (Futmye), en colaboración con la Confederación Nacional de organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) organizarán la ‘Primera Cumbre Regional de Medicina Ancestral, Espiritualidad e Interculturalidad’, que tendrá lugar este 9 y 10 de agosto en la Universidad Ikiam. A este evento se espera la asistencia de casi 300 personas, entre expertos, practicantes e interesados en medicina ancestral. Taita Franklin Columba, dirigente nacional en salud y seguridad social de Fenocin y además miembro de Futmye, explica los alcances y objetivos de este importante acontecimiento regional. El lanzamiento oficial de la cumbre se celebrará el día viernes 22 de abril, con una ceremonia ancestral.

¿Cómo surgió la idea de la cumbre?

Como antecedente, esta acción parte de algo que hemos venido desarrollando desde la Futmye los conocedores de la medicina ancestral; los que practicamos, los que hacemos y vivimos en ese diario accionar la aplicación de los principios activos medicinales que nos entrega la misma Madre Naturaleza. La Futmye fue creada en 2002.

Desde entonces se han venido realizando distintas actividades: talleres de medicina tradicional, encuentros sobre identidad, intercambio de conocimientos entre líderes y hermanos que practicamos esta medicina, y también diferentes actos relacionados al ámbito de la espiritualidad con el fin de conservar estas prácticas milenarias y seguir socializando lo que esto representa para nosotros. Fruto de todos estos esfuerzos, con el apoyo de la Fenocin, estos temas fueron tomando mayor relevancia y pudimos realizar también diversos congresos de salud intercultural, entre los años 2006 y 2007, en los que participaron incluso hermanos de otros países como Chile y Venezuela. A partir del último congreso que se realizó en ese tiempo, se pudo entregar una propuesta a la Asamblea Constituyente, la que quedó plasmada en la nueva Constitución. Es decir, se trató en estos congresos sobre la importancia de establecer el complemento de la medicina ancestral o tradicional con la medicina occidental -como nosotros la llamamos-.

Entonces, este fue un paso muy importante, ya que la Constitución de 2008 amplía los derechos de quienes practicamos estas medicinas, al reconocer la necesidad de garantizar una salud intercultural. Ese es un gran logro que hemos alcanzado fruto de estos encuentros. Son temas esenciales que venimos defendiendo por mucho tiempo. Mi abuelo fue un médico tradicional y yo practico esa medicina desde mis 14 años. Recuerdo que antes éramos perseguidos y no teníamos un reconocimiento. Entonces, estos avances han sido fundamentales para el sector indígena, campesino, afroecuatoriano y para toda la nación. Por eso creemos que se debe seguir con este proceso y avanzar un poco más, ya no simplemente con un congreso, sino ahora con una cumbre que permita posicionar el tema e identificar aliados estratégicos a nivel regional.

Además de visibilizar las prácticas y buscar alianzas internacionales, ¿qué otros objetivos tiene esta cumbre?

En esta cumbre nos convocan tres temas específicos: Lo primero es que, fruto de los caminos que hemos recorrido y las observaciones que hemos obtenido, nace una propuesta de ley orgánica de medicinas ancestrales e interculturalidad. Con esta propuesta de ley se plantea impulsar mecanismos y normas legales adecuadas que permitan avanzar en este proceso. Sobre este primer punto, se pretende analizar la propuesta que genere debates, siempre en el marco de la cumbre, para así alcanzar consensos entre los sabios y practicantes de la medicina tradicional respecto a nuestra propuesta de ley, para que luego sea presentada al Poder Legislativo.

El segundo objetivo es buscar una instancia para que se cumpla lo que dice la misma Constitución. Es decir, que existan realmente espacios para la autodeterminación y la participación de los pueblos indígenas, que estos mismos grupos establezcan sus formas de organización. Es por esto que pretendemos crear en esta cumbre un consejo nacional de hombres y mujeres de sabiduría conocedores de estas medicinas, principalmente para que este consejo proponga acciones e iniciativas para realzar y revalorizar la medicina ancestral de modo que estos conocimientos no se pierdan.

El tercer punto que se va a tratar en esta cumbre, es la posibilidad de elaborar e implementar el tema de las medicinas ancestrales en una malla curricular, para que de esta forma se pueda establecer la salud intercultural para el beneficio de la sociedad ecuatoriana.

¿La salud estaría entonces relacionada a la posibilidad de mantener un equilibrio energético y espiritual?

Exactamente. Yo he dicho públicamente que el mundo está enfermo. Alteramos y violentamos a nuestros hermanos y a nuestra Madre Naturaleza. Eso es producto de un desequilibrio energético interno que hay en las personas, y que también afecta el campo de la salud. El no estar en paz con uno mismo y con los que nos rodean genera alteraciones en los diversos órganos, y afecta también a nuestro entorno por nuestras acciones. Estas cosas no las entiende la ciencia occidental, pero sí lo entiende la ciencia milenaria, la ancestral. Si este mensaje no se logra comprender por parte de las autoridades y de todas las personas, vamos a estar cada vez más enfermos y contaminados. La enfermedad es simplemente la falta de un equilibrio armonioso con todo y con todos.

Publicado en El Telégrafo
También podría gustarte