«Blueprint», el manga panameño

1.424

El manga y sus adaptaciones para televisión (animes) siempre han contado con simpatizantes en Panamá. Lo que no es tan común es encontrarse con un manga de autoría panameña.

Ese fue el objetivo que se trazaron en 2010 los creadores de Blueprint, un manga que tras cinco años de preparación, empezó a publicarse de forma digital el 5 de abril de 2016.

Heriberto Pinzón, Indir Pereira y Albert Weand son los responsables del manga nacional que publica nuevos episodios cada martes y jueves enwww.blueprintmanga.com o indiellusions.com, tanto en español como en inglés.

Heriberto es el escritor de la obra y también compone la música para las animaciones y proyectos relacionados con Blueprint.

Indir es el editor de la historia. Ayudó con las fotografías de referencia para las viñetas, diseña los escenarios requeridos en 3D y se encarga de gran parte de la preproducción del manga. Mientras que Albert es el ilustrador: tomar el guion y los storyboards para darles forma con los trazos y colores, y hacer el producto final.

Juntos comparten más detalles de su proyecto artístico.

Describan la propuesta de ‘Blueprint’’.

Heriberto: La obra presenta una imagen de las situaciones que confrontan una serie de personas a diario. En este caso, la manera en que luchan para hacer sus sueños realidad o encontrar un motivo por el cual continuar en algo que aparentemente ha dejado de ser lo que era antes. Es un viaje a través de vidas. Se lee de derecha a izquierda. Esta es la dirección de lectura de los mangas es Japón. No era necesario usar este formato, pero para hacerlo más genuino, quería mantenerlo.

¿Cómo nació el proyecto?

Indir: Nació el día que conocí a Albert en la universidad, a finales de 2010. Noté que tenía un talento excepcional y ya yo llevaba un rato, junto con otros socios, pensando hacer una casa editorial de cómics, así que desde que conocí a Albert, le hice la propuesta. Duró un tiempo convencerlo, pero cuando empezamos, no nos pudimos detener. Nuestro objetivo con este proyecto es impulsar la cultura del cómic en Panamá y animar a que otros artistas y escritores sepan que esto se puede hacer; aunque no sea fácil, es posible, y los sueños se pueden volver realidad.

Albert: Buscamos contar una buena historia y explorar la temática de los sueños en la sociedad actual. Tiene mucho potencial. Todo depende del rumbo que tomemos.

¿Porqué el nombre ‘Blueprint’?

Heriberto: La arquitectura es un tema recurrente en la obra, siendo el protagonista un arquitecto. Pensamos: “bueno, ¿qué tal Blueprint?”, haciendo referencia a los planos en papel azul que solían usar los arquitectos hace años y que son como una especie de marca, por lo menos en inglés, de algo básico, de una idea, de algo que se construirá y que tiene este paralelo con los sueños; sería como la base de la construcción de los sueños.

¿Tienen pensado llevarla al papel?

Indir: Sí. La idea es llegar hasta cierto punto en la historia publicada en línea, para poder recopilarla en un tomo impreso. Conseguiríamos los fondos necesarios para la impresión por medio de una campaña de crowdfunding, con compañías especializadas como costea.me.

Heriberto: El formato impreso da otra perspectiva de lo que se lee, y tiene un control y un sentir de la obra que el formato digital no posee.

¿Se hace mucho manga en Latinoamérica?

Heriberto: Sí, países como México, Brasil y Argentina, que tienen una historia de arte secuencial o cómic bastante rica, han incursionado grandemente en el estilo, adaptándolo y obteniendo una amalgama propia de la región; más aún porque muchos de los chicos y chicas crecieron viendo anime.

¿Se ha hecho antes manga en Panamá?

Heriberto : Está Mercenary Bloodline, de Álvaro Urrutia, que ya publicó el primer tomo en formato físico y Alien Defender Maky, de Julio Quintero y Santiago Araúz.

¿Qué cómics hechos en Panamá recuerdan?

Albert e Indir: Recordamos las historietas de Guille, me parece que venían en suplementos de periódico. También las historietas de El Camaleón, Siniestro Mu ySupermalta. Hace poco se comenzó a publicar El-Quasar, un cómic sobre un superhéroe panameño. También está Satori, obra de Guillermo Meza.

¿Cuánto tiempo les toma hacer una viñeta?

Indir: Depende de la complejidad de cada página. Cuando comenzamos este proyecto, una página a color nos demoró un mes, pero ahora una página compleja podría demorar entre dos o tres días.

Albert: Las viñetas que toman más tiempo son aquellas que contienen vistas de la ciudad o fondos con muchos elementos. Me gusta darle ‘presencia’ a los personajes, como si habitasen el mundo real. La historia de Blueprint se desarrolla en la ciudad de Panamá, eso conlleva salir a tomar fotos de referencia, editarlas, redibujarlas e incorporarlas en las viñetas. Este proceso toma algo de tiempo. Ilustrar una página entera con todas sus viñetas puede tomar un día entero de trabajo. Como dice Indir, si la página es compleja (varias tomas de la ciudad o escenarios detallados) puede tomar hasta dos días. Ahora, siento que poco a poco estoy ganando velocidad. Las páginas a color suelo trabajarlas en la computadora. También puedo hacerlas con acuarela. Para las páginas en blanco y negro, que conforman el manga en sí, hago casi todos los dibujos en papel.

¿Qué corrientes de la cultura popular les inspiraron para cultivar este arte?

Heriberto: Desde el desorden arquitectónico de la ciudad, hasta películas como Blade Runner, de Ridley Scott. Manga podría ser Solanin y What a Wonderfull World, de Inio Asano; películas de Makoto Shinkai; música de intérpretes tanto panameños como Carlos Méndez, a bandas japonesas como The Pillows o Supercar.

Albert: Para ilustrar Blueprint tuve que comenzar a leer mucho manga, ya que no estaba familiarizado con el género secuencial y solo me limitaba a dibujar personajes. Obras como Berserk de Kentaro Miura; Aku no Hana, de Shuzo Oshimi y Vagabond, de Takehiko Inoue, me han inspirado a desarrollar mi arte. La música también influye bastante en mi trabajo.

¿Cómo ha sido la reacción de los lectores tras compartir ‘Blueprint’?

Heriberto: Han formado vínculos con los personajes, ya tienen sus favoritos y se identifican con las situaciones de cada uno, algo que me hace muy feliz. Significa que los personajes se sienten vivos, claro gracias a la magia de Albert…

Albert: Varios lectores y artistas han publicado «fan-arts» o artes de los personajes deBlueprint y lo agradezco mucho.

¿En qué otros proyectos trabajan?

Indir: Tenemos un pixel cómic animado llamado Píxel World. Está escrito por David Vergara, Bruno Chanis y yo. También me encargo de los dibujos. Es una historia inspirada por las ocurrencias locas de los miembros del grupo (el cómic se puede leer en www.pixelworldcomic.com). El grupo también trabaja en proyectos de otros artistas, con el fin de hacer cómics cortos para su venta digital e impresa, una vez la tienda online esté montada. Otro de los proyectos que estamos realizando, junto con el artista Fernando Tuñón, es LOLMAN, un cómic sobre el internet, el cual estaremos anunciando en algún punto del próximo año.

Heriberto: Estoy terminando la parte escrita de Blueprint, pero tengo un proyecto conjunto con la ilustradora panameña Cheryalice (Alicia Olayvar). Lo pondremos en marcha pronto.

Albert: Ocupo la mayor parte del tiempo ilustrando Blueprint. También hago artes basados en los personajes de la obra, algo que disfruto mucho. Es como una terapia para explorarlos y me ayuda a compenetrarme con ellos. Fuera de Blueprint, me dedico a hacer artes originales, explorando otras temáticas.

Publicado en Prensa

También podría gustarte