Renzo Babilonia: “Tomar fotos es aprender de nuevo a leer y a escribir”

1.345

Renzo Babilonia Fernández-Baca presentó Guerra y fotografía. Perú, 1879-1929 en la reciente FIL Lima 2016. Tiene en sus planes realizar una muestra individual sobre el actor Edgard Guillén.

Las imágenes de la Guerra del Pacífico tienen un guardián cuya arma de ataque es un lente fotográfico. Su libro Guerra y fotografía recoge una serie de fotos de una etapa difícil para el país que, parece, aún nos afecta.

Has realizado un trabajo de historiador siendo fotógrafo…

Tanto de historiador como de comunicador social; usando técnicas mixtas. Tú eres poeta; también, periodista. Yo tomo fotos, escribo, investigo las tesis que tengo a cargo en la universidad; tenemos la capacidad de entrar en distintos campos. Mi trabajo puede ser visto, incluso, desde un punto de vista militar.

¿Qué análisis te demandó Guerra y fotografía?

Hay fotos de la primera parte de la guerra que no han sido bien entendidas. Recuerda que fueron realizadas por el ejército que tomaba el Perú, siguiendo una ideología. Visualmente, nosotros estudiamos la Guerra del Pacífico desde el punto de vista chileno. Jhon Foncuberta dice que la foto es el punto de vista del autor. Peter Burke, por su parte, nos habla de la imagen como un documento histórico, que puede ser manejado. En resumen: la imagen tiene sus propias reglas y obedece al bando que las tomó.

¿Por qué no se dio un registro similar por parte del Perú?

Estábamos perdiendo la guerra. Si mi padre está muriendo de cáncer, yo no voy a querer tener un testimonio de eso. Chile invade por dos frentes: el militar y el propagandístico. Cuando Chile captura la ciudad de Lima, en Santiago se dio una exposición fotográfica sobre esto. Fue una guerra dura. Ellos tuvieron más muertos que en un año de guerra entre Estados Unidos e Iraq.

¿Por qué es importante recordar el pasado, más aún, de un hecho que puede ser para algunos doloroso?

Por lo que siempre ocurre en nuestro país: existen hechos de los 80 o 90 que olvidamos. Un acontecimiento del siglo XIX con mayor razón. Si observas el centro de Lima o Chorrillos y ves la distribución de las cuadras, es casi la misma. La falta de memoria del país es grave. Mi trabajo no tiene un afán revanchista, sino para honrar a quienes lucharon por el país, no solo militares, sino también civiles.

Hay quienes incluso no saben qué son los Vladivideos. ¿Cómo así llegas a los jóvenes con tu trabajo?

Esta es la época de los contenidos en imágenes. Tomar fotos no es un hobby, es como aprender de nuevo a leer y a escribir. Ahora se comunica todo visualmente, la imagen ya no es complemento, sino se fundamenta.

¿Qué tan valiosos, como docente, encuentras los talleres para ‘selfies’?

(Risas). No haría talleres para selfies. Una cosa es eso y otra es el autorretrato. Tienes a Cindy Sherman en fotografía o a Rembrandt en pintura. La fotografía está sujeta a los avances tecnológicos, pero para dictar o llevar un taller sobre ‘selfies’…

Publicado La República

 

También podría gustarte