Falleció el músico portorriqueño Edmundo Disdier

1.421

Por Damaris Hernández Mercado

El músico y compositor Edmundo Disdier falleció esta madrugada a los 89 años como consecuencia de un paro cardíaco en la unidad de Intensivo del Hospital del Maestro en Río Piedras.

Disdier Álvarez se encontraba desde el lunes pasado hospitalizado tras ser operado  de un tumor en el colon. Mientras  se recuperaba en el  hospital, alegadamente,  una bacteria se  alojó  en su  cuerpo y tuvo que  regresar  a  la unidad de cuidados intensivos,  donde  murió según informó su hijo Rafael Disdier.

“Papi  salió  bien de la operación  y  estaba  de  buen ánimo.  Incluso  la noche  antes  de morir  yo le  canté  y  todo. Estuvo primero en intensivo y  luego  lo pasaron a cuarto,  donde  cogió  una  bacteria  y tuvo que  regresar a  intensivo. No  aguantó y le  dio  el paro cardíaco.  Se  cumple una semana de la operación. Todavía estamos con la  sorpresa  de  su  muerte”, lamentó su hijo.

Al escritor le sobreviven, además, su esposa Norma Pagán y sus otros hijos  Alfredo, Edmundo y Norma.

El cuerpo del compositor será cremado. La  familia realizará  un velatorio con las cenizas  en la funeraria  Señorial  Memorial Park  en Cupey. Al momento  la familia del compositor  no tiene  la  fecha exacta  del velatorio, por lo que  más  adelante lo anunciarían, ya  que  deben  esperar 48  horas  para  poder cremar  el  cuerpo.

La noticia del fallecimiento de Disdier se conoció a primeras horas a través de un mensaje en Facebook de su hijo Alfredo: “Papi falleció hace alrededor de una hora. A nombre de mi familia les quiero dar las más expresivas gracias por todos los comentarios de aliento que nos brindaron durante estos días. Batalló como un campeón, pero le llegó su tiempo. Hoy celebramos su vida. Muchas gracias a todos por sus oraciones, comentarios de aliento y apoyo. El cielo tiene otro gran compositor en el cielo”.

Escritor prolífico, Disdier compuso desde canciones jíbaras hasta tangos, paseándose por el bolero, valses y danzas, entre otros géneros. Se estima su acervo en más de 300 composiciones, incluidas varias zarzuelas. Sus creaciones fueron interpretadas por cantantes como Carmen Delia Dipiní, Felipe Rodríguez, Davilita, Tirso Guerrero, Marco Antonio Muñiz, El Trío Vegabajeño, Los Kintos, Los Murcianos, Gilberto Monroig, Cheíto González, Chucho Avellanet, Los Hispanos, Danny Rivera y Lucecita Benítez, entre otros, según consta en su biografía de la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

El también cantante y poeta nacido en el sector Vieques del pueblo de Patillas el 2 de mayo de 1927, se inició formalmente como músico como miembro del Trío Universitario cuando entró a la Universidad de Puerto Rico, aunque tan remprano como los 13 años ya componía y recorría el pueblo de Yauco (donde se mudó su familia) cantando serenatas.

“Hoy amaneció igual que cualquier otro domingo, pero no es un domingo normal, porque ya no estás entre nosotros. Tu pasar por este mundo terrenal estuvo lleno de alegrías y sin sabores, los que supiste plasmar en las letras de tus canciones y en tu música. Fuiste hijo, hermano, esposo, padre, abuelo y bisabuelo, y nos enseñaste lo que era el respeto y la dignidad, nos enseñaste a ser hombres y mujeres de bien. Tu legado está completo y vivirá siempre en nuestra memoria y nuestros corazones y en las de todos aquellos que te conocieron. Descansa en paz mi querido padre, tu lucha en este plano ya finalizó. Siempre te recordaremos. No te digo adiós, solo un hasta luego, porque sé que nos volveremos a encontrar”, expresó Alfredo en Facebook.

Publicado en Primera Hora

Mundito a la serenata celeste

Por Jaime Torres Torres

La musa aparecía cuando menos lo esperaba.

En una entrevista con este periodista, don Edmundo Disdier confesó a que a veces se acostaba a dormir y le despertaba la inquietud de una melodía o un tema poético. Entonces se levantaba para descargar la inspiración en su computadora.

“Me quedo pensando y me viene a la mente algo. Grabo todo lo que me viene a la mente. Así me sucedió con ‘Bella gema’, ‘Patria’ y ‘Que Dios bendiga a Puerto Rico’, mis nuevas composiciones”, señaló el autor puertorriqueño, orgullo de Patillas, fallecido la madrugada del pasado domingo a los 89 años.

Mundito, como siempre será recordado, es el compositor de clásicos del pentagrama romántico latinoamericano como “Déjame hablarte”, “En primavera”, “Máscara”, “Hoy”, “Calle de San Juan”, “Error de juventud”, “Beso loco”, “Testigo la luna”, “Miedo”, “Imposible” y otras popularizadas por Tito Lara, Gilberto Monroig, Cheíto González, Danny Rivera, Los Universitarios, Los Hispanos, Chucho Avellanet, Aníbal Hernández y Los Cancioneros.

De tantos reconocimientos, como el Premio Nacional de la Cultura que en 2005 le confirió el Instituto de Cultura Puertorriqueña, Mundito siempre atesoró el recuerdo de un homenaje celebrado el 14 de noviembre de 2002 en el Centro de Bellas Artes de Caguas.

Su gesta como compositor de música popular fue reconocida con un concierto y homenaje a cargo del tenor César Hernández, la soprano Laura Reyes y la “Muñeca de los Ojos Brujos”, Nydia Caro, intérpretes que cantaron acompañados por la Orquesta San Juan Pops, dirigida por el maestro Roselín Pabón.

El histórico concierto, documentado para la posteridad por la gerencia de Bellas Artes, no se limitó a los boleros y los tangos más populares del repertorio de Mundito, sino que abarcó parte de sus canciones de arte, danzas y valses.“Esto para mí es la realización de un sueño. Escuchar en voces educadas mis canciones es algo que siempre anhelé”, confesó entonces.

“Tengo una romanza titulada ‘Mirando al cielo’, de una zarzuela criolla que escribí, pero cuyo libreto perdí. Estoy considerando escribirla de nuevo porque me interesa que el público la conozca”.

A través de su carrera, el tema patriótico fue recurrente en la obra de Edmundo Disdier. Su catálogo incluye “Borinquen”, “Puerto Rico”, “Patria”, “Que Dios bendiga a Puerto Rico”, “Mi bella Borinquen”, “Tierra hueca” e “Isla taína”, entre una decena más.

Cabe recordar que Aníbal Hernández, a quien apodan “La Voz de Seda”, grabó el cedé “Máscara”, dedicado en su totalidad a la obra de Edmundo Disdier. Gilberto Monroig le grabó un álbum con arreglos de Mandy Vizoso, editado por Artomax Records.

“Aníbal se dejó llevar por lo que yo le enseñé. Cantó las canciones como yo las compuse. Aníbal tiene una voz lírica y, si él se lo propone, puede convertirse en el intérprete por excelencia de mi obra. Cuando se habla de mí, muchos piensan en Tito Lara y después en Gilberto Monroig”.

Mundito publicó el libro “Un poco de mí y mis canciones”, biografía en la cual liberó las memorias de sus andanzas por la vida y el pentagrama.

“Ya estoy trabajando en el libro ‘Lo que se me quedó en el tintero’, anécdotas del pasado y cosas que se me han olvidado y que la gente me recuerda. Voy a incluir un cancionero con las letras de mis nuevas composiciones”.
La idea del cancionero era promover sus composiciones y que las personas lograran acceso a sus obras tal como las creó.

Edmundo Disdier, quien el año pasado aportó el bolero “Así es mi Navidad” para la producción “Navidades en mi pueblo” de Chucho Avellanet, nunca paró de componer.

Deja centenares de composiciones inéditas que de seguro custodiará con celo su hijo Rafy Disdier, quien sigue los pasos de Mundito, de cuyas manos descubrió el hechizo de la poesía y la buena música.

El año pasado Mundito fue determinante en el lanzamiento del primer disco de Rafy, titulado “Alma de bohemio”, concepto en el que curiosamente no incluyó ninguna de las composiciones de su progenitor.

Edmundo Disdier Martínez también será recordado por su aportación a la música de tríos y su encanto por la ópera. Una vez Tite Curet Alonso lo nombró ‘El Filósofo del Bolero’, por su ingenio al abordar con sapiencia temas existenciales, como en su composición “Máscara”. Mundito también fue un consecuente defensor de los derechos de los compositores.“Tenía que alzar bandera propia. Yo casi no cantaba su música. Quise destacar mi lado como compositor y mi papá me lo aplaudía. Era el primero que me decía que debía grabar mi música”.

Sus deudos informaron que los restos del guitarrista y prolífico autor serán cremados. En los próximos días su familia revelará detalles de sus exequias.

¡Descanse en Paz, don Edmundo Disdier!

Publicado en Fundación Nacional para la Cultura Popular
También podría gustarte