Por la ruta del Cacao

1.196

Desde los cholos de la Costa, los montuvios del campo y hasta los afros del norte de Ecuador hicieron de esta actividad un cultivo ancestral.

Lourdes Delgado es una mantense que actualmente se dedica a esta actividad, pues es un legado de su padre, quien siempre se dedicó a la exportación de la “pepa de oro”, como también se conoce a este producto.
Días atrás ella fue entrevistada en el programa intercultural “Ecuador Multicolor” y señaló que 22 de las 24 provincias de Ecuador han cosechado cacao por siempre.
Historia. Sergio Cedeño, conocedor de la historia y producción del cacao, explicó que el vestigio más antiguo de cacao en Ecuador data de hace 5.500 años, en la Amazonía.
Añadió que incluso se puede decir que este fruto estuvo en dicha región desde hace 10 mil años, es decir desde las primeras poblaciones de lo que ahora es Sudamérica.
Luego de la Amazonía pasó a la Costa por el contacto de los indígenas de estas dos regiones. Y fue así como se fueron creando las rutas del cacao en todo el país.
Cedeño también expresó que “la historia del cacao es la historia de Ecuador”, y que incluso este fruto hace que surja el montuvio en el siglo XVIII, como fusión del indígena costeño y el serrano, el negro y el español blanco, cuatro grupos que trabajaron el cacao.
De acuerdo a una publicación de Revista Líderes, la domesticación, cultivo y consumo del cacao fueron realizados por los toltecas, aztecas y mayas hace unos 2.000 años; sin embargo, investigaciones recientes indican que al menos una variedad de cacao tiene su origen en la Alta Amazonía, hace 5.000 años.
Además, cuando los españoles llegaron a América, los granos de cacao eran usados como moneda y un siglo después las semillas fueron llevadas a Europa, donde desarrollaron una receta añadiéndole vainilla y dulce.
Interculturalidad. Lourdes Delgado afirma que cosechar cacao en Ecuador es una tradición y que hay que mantener viva la cultura cacaotera. La mantense remarca que antes sólo se exportaba la pepa, es decir la materia prima, pero desde el 2004 se desarrollaron industrias en el territorio ecuatoriano para darle el valor que este producto se merece.
Es a raíz de esto que ella decide crear la primera barra emblemática referente a nuestra historia cacaotera, y crea la barra bajo el nombre amazónico Chchukululu, que significa “pájaro que canta”. Es una barra de chocolate que tiene interculturalidad hasta en su envoltura.
Otro logro de Delgado es haber editado un libro bajo el título “Origen y aroma del cacao”, una idea que nació hace una década y que recién en el 2013 pudo ser cristalizada.
Ruta del cacao. Para revalorizar la historia ancestral del cacao en Ecuador se implementó la Ruta del Cacao, que nace desde Esmeraldas, donde hay fincas cacaoteras que han pasado hasta cuatro o cinco generaciones.
Esta propuesta de turismo rural en Ecuador viene desde la Dirección de Turismo de la Prefectura de Guayas, que invita a explorar la provincia en sus zonas agrícolas donde hay mucha riqueza: comunidades ancestrales, parques naturales, una cultura gastronómica única y el agro ecuatoriano en todo su esplendor.
La Ruta del Cacao está en un punto privilegiado de Ecuador, pues se conecta con grandes ciudades del sur del país: Guayaquil, Cuenca y Machala. En Guayas la ruta inicia en el cantón Yaguachi, donde es un deleite ver plantaciones de cacao y banano, ambas frutas muy representativas de la historia y cultura ecuatoriana.
Esta ruta sigue por los cantones Naranjal y Balao, donde es muy folclórica.
Otro proyecto es inaugurar próximamente el Museo Nacional del Cacao, que se ubicará en la calle Panamá, en Guayaquil.
Publicado en Diario
También podría gustarte