México: recuperan el Código Maya de París en versión digital

Por Luis A. Boffil Gómez

El Códice maya de París, uno de los cuatro manuscritos creados en tiempos prehispánicos que subsisten, regresará a su tierra original, Yucatán, aunque en imágenes de alta definición.

El titular del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), del Poder Ejecutivo local, Dafne López Martínez, firmó en París un convenio de colaboración con la Biblioteca Nacional de Francia, que desde 1832 resguarda ese pliego.

Hace días, en rueda de prensa, el funcionario explicó que todo forma parte del proyecto de actualización del registro de manuscritos mayas mediante nuevas tecnologías por lo que Yucatán dispondrá de imágenes de alta definición del Códice maya de París para el desarrollo de trabajos de investigación.

El Códice maya de París es el segundo –después del de Dresde, en Alemania– en aparecer en Europa, alrededor de 1832, en la entonces llamada Biblioteca Imperial de la capital francesa, y el nombre de Peresiano se debe a que fue encontrado envuelto en un pliego de papel con la palabra Pérez. Hasta 1859, el investigador León de Rosny lo identificó como códice maya auténtico.

En 1832, el Peresiano o de París estaba incompleto y en malas condiciones, aunque sus glifos son gran calidad y de alta complejidad técnica, en contraste con las esculturas y bajorrelieves de El Naranjo, Piedras Negras y Quiriguá, en Guatemala.

En la actualidad sólo existen cuatro manuscritos auténticos: Códice de Dresde; el de Madrid, también conocido como Tro-Cortesiano; el de París, también denominado Peresiano, y el Grolier, ubicado en México.

El Códice de París consta de 11 hojas de papel amátl en formato de acordeón, escritas en ambas caras; analiza los rituales religiosos, profecías, katunes (días) y los dioses asociados a éstos. En la parte posterior presenta un compendio de predicciones, las ceremonias del año nuevo y un calendario zodiacal de 364 días.

Dafne López señaló que en Yucatán se ubican los principales asentamientos de la civilización maya, cuyo estudio es determinante para divulgar su gran patrimonio y legado. Así, habrá una nueva propuesta de difusión masiva con fines culturales y educativos, partiendo del interés por el tema, que aglutinará a un equipo de trabajo internacional, según el gobierno local, destacó.

El titular de Cultur recordó que, como parte de ese plan, en marzo pasado se firmó otro acuerdo con el gobierno español para analizar el Códice Tro-Cortesiano, del siglo XV, además de que se busca una alianza con Alemania para hacer lo mismo con el Dresde, protegido en la biblioteca del estado de Sajonia.

Publicado en La Jornada
También podría gustarte