Cane, un rincón de arte

1.108

En la zona central de Honduras hay una ciudad de murales pintorescos, calles ordenadas y aire impetuoso, Cane, un lugar para disfrutar en familia.

Acogedor

Cane surgió como caserío en 1801, entre 1825 y 1869 estuvo en la categoría de aldea, sin embargo, el 2 de mayo de 1932 fue elevado al rango de municipio.

En esta ciudad ubicada a 88 kilómetros de Tegucigalpa, el nivel de analfabetismo es bajo y gran parte de su población tiene educación universitaria. Este municipio cuenta con una cultura heredada de sus antepasados, que se puede apreciar en cada rincón, donde podrá admirar obras que dan cuenta de lo importante que son las expresiones artísticas en este lugar.

Uno de los monumentos más significativos de la zona es el dedicado a la fe católica y conocido como el Cristo Resucitado de Cane. Esta impresionante escultura se encuentra ubicada en el mirador Cristo del Cerrito. Este lugar es un punto de encuentro para los turistas nacionales y extranjeros, que suben hasta la cima para apreciar al Cristo tallado por el escultor Rafael Cáceres, quien es subdirector de la Escuela Nacional de Bellas Artes. La construcción de este monumento inició en 2009 y finalizó un año después, y se estima que la inversión fue de alrededor de cinco millones de lempiras. Fabricada con resina y polvo de mármol, y edificada sobre una base que es capaz de resistir fuertes vientos, es sin duda uno de los mejores lugares para conversar un rato o fotografiar el recuerdo de la visita.

Otro pintor caneño que exalta la tradición artística de la ciudad es Eudoro Lizardo, que con su trabajo se ha ganado el respeto de los vecinos. Él se ha encargado de darle vida a las paredes y muros de Cane con obras como la del cementerio Sueño de Paz, donde plasmó siete historias importantes de la Biblia, como la desobediencia de Adán y Eva, cuando Moisés escribió los diez mandamientos, la crucifixión de Jesucristo, entre otras. ‘Me siento muy orgulloso de ser parte de Cane, porque es aquí donde yo me he formado y, sobre todo, porque he salido adelante’, dijo Lizardo.

Otro artista que es muy reconocido en la ciudad es el músico Luis Salinas, quien desde los seis años ha llevado el ritmo a toda la comunidad. Además es muy admirado por los pobladores porque su ceguera de nacimiento no le ha impedido desarrollar su talento. Como podrá ver en las imágenes, el arte es parte de la vida de Cane, un lugar que debería ser su próximo destino turístico.

Publicado en El Heraldo
También podría gustarte