Arete guasú guaraní

30.518

La muestra fotográfica “Desde este lado”, del fotógrafo paraguayo Luis Vera y el embajador de Francia, Jean-Christophe Potton, será habilitada mañana en El Cabildo, a las 19:00. La propuesta de la muestra son imágenes tomadas en Santa Teresita y en Mariscal Estigarribia, comunidades guaraníes.

 

Los autores compartieron los días festivos del Arete Guasu con estas comunidades que hacen revivir este ritual tan significativo.

El Arete Guasu es la celebración sagrada del pueblo Guaraní Occidental y tiene lugar desde tiempos inmemorables, cada año, en sus territorios ancestrales del gran Chaco Sudamericano (Chaco central en el Paraguay, sur de Bolivia y noreste de Argentina).

El ritual es un encuentro de varios mundos (de los vivos, los ancestros, los muertos) desde la cosmogonía guaraní, con una ritualidad, donde máscaras, disfraces, músicos y lo que pueden llamarse puestas en escena, confluyen en un encuentro entre lo sagrado, los antepasados, y lo que llamamos juegos –que no tienen la connotación profana de la palabra–, con representaciones como el jagua-jagua, el toro-toro y los kuchi-kuchi, se mezclan con los agüero y otras formas integradas que confluyen en el espacio, rodeados de una explosión de colores y la música ininterrumpida de las bandas.

“De este lado” hace alusión a la otredad, a las miradas que se tienen desde la posición personal de cada uno, que siempre está frente a otras distintas. También hace alusión a los espacios que se encuentran en el Arete Guasu, el de acá y el de más allá, el de los espíritus.

La celebración se desarrolla en forma continua durante tres días en las comunidades guaraníes, que de esta manera buscan mantener sus tradiciones, los valores de sus formas culturales, tal vez encubriéndolas detrás del carnaval de la cultura occidental. Al mismo tiempo, ese encuentro fortalece a las mismas colectividades que buscan, en un nuevo “teko”, formas de vida armonizadas.

El Arete Guasu se constituye en la oportunidad que tienen los Guaraníes chaqueños para ser verdaderos protagonistas de su historia, esa que les fue arrebatada y que la vuelven a conquistar a su modo. Es el momento que tienen para reafirmarse como originarios.

Publicado en ABC
También podría gustarte