El barro: fuente de integración entre Perú y Ecuador

Las huellas del Qhapaq Ñan nos demuestra que los pueblos del sur del Ecuador y norte del Perú, se han mantenido integrados desde tiempos remotos. Todo lo que podamos realizar ahora, como la reciente caminata Wayakuntu o el trabajo de integración cultural, incluyendo el intercambio de conocimientos y comercial, serán aportes importantes para mantenernos unidos como pueblos que tenemos las mismas raíces.

INTEGRACIÓN

El maestro ceramista César Juárez Ramírez, natural de Chulucanas, está realizando una travesía de intercambio cultural a través de talleres de cerámica, exposiciones y trabajos de investigación en las zonas de Loja y Guayaquil, contando con el respaldo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión en Loja, el Archivo Histórico del Guayas, la organización Plan Internacional, el Colectivo Garabato público y la Universidad Nacional de Loja, entre otras instituciones cooperantes.

Este trabajo de integración, tiene como principales protagonistas a los pobladores, artesanos, artistas y al BARRO que desde siempre ha sido trabajado por el ser humano hasta transformarlo en bellas piezas de cerámica, las mismas que hablan del talento y dominio de la técnica y la capacidad creativa de nuestros antepasados.

LAS TÉCNICAS

César Juárez nos comenta que cuando iniciaba el proyecto de Fortalecimiento de la Identidad en la localidad de Catacochas–Loja, le fue fácil comprender el hermanamiento de las manifestaciones culturales de este pueblo con el arte de nuestra región.

Así pues, no sólo en Catacochas, sino en los diversos lugares donde ha trabajado la cerámica con artesanos, pobladores hombres, mujeres y niños, ha encontrado puntos de coincidencia, se encuentran técnicas similares como: la técnica de paleta y piedra, la técnica del positivo y negativo, incluso en algunos elementos iconográficos, los mismos que se encuentran en casi todos los países latinoamericanos que tienen sus raíces en la cultura andina.

EL TRABAJO

Rescatar los saberes o conocimientos de los pueblos, trabajar con niños como es el caso de los niños de Garabato Público de Loja, intercambiar puntos de vista con los estudiantes de arte de la Universidad Nacional de Loja con quienes se hizo cerámica y construyeron un horno para quemado, son momentos vivificantes. Desarrollar en talleres de creatividad la importancia de la cultura afro- ecuatoriana cuando se tiene tan cercano este tema con la cultura de afro- yapaterana de nuestra región. También, poder desarrollar dos módulos y talleres de arte en el Archivo Histórico del Guayas, espacio académico de investigación cultural, le han permitido al ceramista César Juárez valorar el arte de nuestros vecinos y poner en relieve nuestra cultura regional.

LOS HORNOS

Luego de todo el proceso inicial de elaboración de piezas de cerámica, llega el momento más emocionante, la quema, para ello es necesario construir un horno, este trabajo requiere conocimientos al respecto, César Juárez ha dejado una huella importante, ha construido hornos en todos los espacios donde ha trabajado, estos hornos permanecerán ahí como monumentos a la integración cultural.

Precisamente la primera quema es una fiesta a los elementos y mayor aún es la emoción que han sentido los participantes de los talleres cuando han visto el barro transformado en cerámica duradera y hermosa. Por ello en la inauguración de las exposiciones de cerámica y culminación de los talleres, escuchar el canto, el himno Vasija de Barro han sido momentos de profunda emoción.

También podría gustarte