Merengue, cultura y turismo

5.030

El merengue, máxima manifestación musical y cultural de los dominicanos

El merengue es la máxima manifestación musical y cultural que desde antaño ha sido el símbolo de los dominicanos. Historia Dominicana en Gráficas, ha recogido las versiones de varios historiadores y folcloristas, sobre su verdadero origen y esta noche, lo sometemos a vuestro escrutinio.

Existen diferentes teorías acerca del origen de la palabra merengue: Según la musicóloga dominicana Flérida de Nolasco se le dio el nombre por el carácter ligero y frívolo del baile, como derivado del dulce de azúcar y clara de huevo conocido con el mismo nombre, o por sus ritmos cortos y precisos que sugieren el batir de claras de huevos.

El folclorista Fradique Lizardo difiere de esta teoría y plantea que el nombre fue tomado en República Dominicana de ritmos provenientes de Cuba y Puerto Rico, pero que no pudo provenir del dulce pues en ese país se le conoce es con el nombre de suspiro.

En este contexto algunos escritores sostienen que se trata de una palabra francesa, meringue, que es un dulce blanco de origen suizo y que en Haití la palabra mutó pasando a denominar un género de música y baile.

Emilio Rodríguez Demorizi, un reconocido historiador dominicano, sostiene que el merengue nació en los primeros años de la República Dominicana, de 1844 a 1855, como una modalidad de danza. Se fue forjando en una época de alto nacionalismo conocida como la Restauración y al desaparecer el sonoro cuatro sustituido por el acordeón, ocupó el primer rango en los bailes populares y finalmente se coló entre los bailes aristocráticos del país.

Mientras que Luis Alberti afirma que apareció entre 1844 y 1850 “el género de música con la designación de merengue la hubo en la mayoría de los pueblos en que existió la dominación española” Por su parte, María Cadilla de Martínez demuestra que algunas figuras de la upa (Música cubana que poseía un movimiento bailable llamado merengue) “fueron más tarde incorporados en el baile nacional de República Dominicana, el merengue; la upa fue introducida en Puerto Rico en el año de 1839, por las bandas militares cubanas acantonadas en la isla”.

La tradición oral atribuye al coronel Juan Bautista Alfonseca Baris ser el autor de una gran parte de los merengues y las canciones más populares de mediados del siglo XIX.

Muchos otras hipótesis han sido planteadas alrededor del origen del merengue, algunas creíbles, otras no tanto, pero lo que sí se puede afirmar con certeza es que el merengue dominicano surge en los salones de las grandes ciudades dominicanas de mediados del siglo XIX como un derivado de la contradanza y que las estructuras de lo que hoy se conoce como “merengue dominicano” es procedente de la región del Cibao al norte de ese país.

Publicado por Noticias Sin

Turismo, desde el contexto del merengue

El ritmo autóctono dominicano, de la mano del ballet folclórico del Ministerio de Turismo, traspasa fronteras en ferias internacionales

Más allá de la oferta de hoteles, sol, playa y arena, el atractivo cultural está íntimamente ligado al concepto turístico, en el que la música se convierte en un punto de atracción en la dinámica industria de la diversión y la recreación.

En el ámbito de la edición número 38 de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra en Madrid, España, hasta el 21 de este mes, la música de los países participantes se muestra como una de las opciones que llaman la atención en los pabellones de la Institución Ferial de Madrid (Ifema).

Este año participan 165 países y más de 10 mil empresas, repartidas en ocho pabellones, donde la República Dominicana ha sido centro de atención desde la entrada, con un programa de actividades culturales y comerciales.

El director del Ballet de Turismo, profesor Oscar Batista, entiende que los ritmos de los pueblos también motivan el desplazamiento hasta este mercado, como es el caso del merengue, que fue declarado por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el 2016.

“Es la danza nacional por excelencia. Aquí en la feria el papel que el merengue juega es el de ser una atracción turística marca país”, expresó Batista durante la inauguración del stand dominicano el pasado miércoles.

Cuando el merengue suena, la caseta se llena de personas viendo danzar a los integrantes del ballet. Después, los bailarines invitan al público a bailar al ritmo de la güira y la tambora. “Es la música que identifica la alegría de nuestra patria. En todos los países que visitamos, la gente nos identifica como la tierra del merengue”, indicó el maestro de la danza folklórica que durante 42 años ha estado íntimamente ligado al Ministerio de Turismo.

“Permanecí por ocho años en otro ballet. Después pasé a formar mi ballet en el 1984, que se mantiene como el principal de Turismo. Donde quiera que vamos, todo el mundo nos quiere”, dijo.

El ballet tiene una nutrida agenda nacional e internacional permanentemente. Además de su participación en Fitur, está presente en otros escenarios como el de Berlín, Argentina, Colombia y Brasil, que reciben la danza y los ritmos de esta agrupación.

“Tenemos el merengue y su baile como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Esto, indiscutiblemente, es un aporte fundamental y también expande la imagen de nuestro ritmo a nivel internacional. Valoro este hecho como algo grandioso, porque cuando la Unesco nos elige, nuestro país, nuestra música nacional, con la categoría que nos ha dado, es algo muy valioso”, manifestó Batista.

El ballet que dirige, cuenta actualmente con 12 parejas y ocho músicos, para un total de 32 personas.

Aparte de la participación activa del ballet, en esta cita participa la merenguera Ileana Reynoso, una de las voces más impactantes de la escena dominicana.

Aunque es una artista que muestra grandes recursos en géneros como la balada, salsa y el bolero, viajar al ritmo del merengue es motivo de mucho orgullo para Ileana.

“Esto para mí juega un papel muy importante, porque en todas las ferias grandes está el merengue. Gracias al Ministro de Turismo, porque donde quiera que vamos, Berlín, España… la gente se vuelve loca desde que oye una tambora o una güira, y sabe que es el merengue dominicano”, expresó.

“Podemos decir que el merengue es parte de la identidad del país y está íntimamente ligado con el turismo, porque si este (el Ministerio de Turismo) se desliga de la cultura, pierde su espíritu”, agregó la cantante.

La cantante, intérprete de temas como “Zape pa’lla”, ex miembro de las Chicas del Can, consideró que “el merengue es nuestro y cambian los géneros, y tal vez han llegado otras cosas al gusto de esta generación, otros intérpretes, pero nosotros nos mantenemos siempre”.

Cabe destacar que el Ministerio de Turismo se involucra en otras actividades artísticas, como son los domingos de Bonyé en las Ruinas de San Francisco y las Noches de Jazz en las escalinatas de El Conde, ambas en la Ciudad Colonial; así como la serie de conciertos que se realizaron durante el año pasado en el nuevo Anfiteatro de Puerto Plata, por donde, hasta el momento, han desfilado algunos de los más importantes merengueros dominicanos, como son Johnny Ventura, Eddy Herrera, Héctor Acosta, Miriam Cruz, Milly Quezada y Fernando Villalona, entre otros.

Publicado por El Caribe

 

También podría gustarte