Veinticinco primaveras

La artista festeja con disco dedicado a Armando Manzanero, y otro a los niños cubanos

Decía Gardel -ese genio argentino del tango-, que veinte años no es nada pero para la cantante Haila María Mompié, 25 primaveras sonando en Cuba han marcado la diferencia en su vida y su música.

Luego de integrar populares orquestas –como Bamboleo, de Lazarito Valdés-, poco a poco fue ganando admiradores y afianzando el éxito, que le llevaron a festejar el reciente aniversario con su primera gira por la Isla y la participación como mentora en el concurso de interpretación Sonando en Cuba.

Otros proyectos demuestran su madurez artística, como un nuevo disco que le llena de emociones, según declaró a Suenacubano.com.

“Será un homenaje al maestro Armando Manzanero, en el que compartiremos dos temas. Es una gran alegría interpretar canciones tan lindas con las que hemos crecido tantas generaciones de cubanos”.

Con el entusiasmo en los ojos, gestos y palabras, Haila explicó que lleva al género salsa composiciones del cantante y compositor mexicano. “Tiene una combinación de mariachis, de violines y cuerdas que gustará mucho a la gente”.

El álbum saldrá con la licencia del sello EGREM. Con igual firma, adelantó la presentación de otra producción discográfica que dedicará a los niños, a la que reconoce como una deuda con los más pequeños después del famoso “Maní”, que cautivó a padres y a infantes.

“Es muy importante conservar a ese público que siempre ha tenido un pedacito de su corazón para mí –precisa-. Qué bueno corresponder a ese cariño con el DVD de música infantil Un canto a la sonrisa.

Así se teje el presente de la artista, quien no pudo evitar, en rápida retrospectiva, aludir a momentos gloriosos de su carrera. “Mi primer Premio Lucas. Recuerdo que escogí al realizador Alfredo Ureta y sabía que íbamos a ganar –confiesa-. Fue con el tema “Quién fue”.

También recuerda su primer Premio Cubadisco, de la mano del maestro Sergio David Calzado, director de La Charanga Habanera, con el álbum Tal como soy.

“Presentarme en el Lincoln Center. Mi concierto debut en el teatro Karl Marx, que fui elegida, más tarde, para llevarlo a la escalinata del Capitolio de La Habana, donde solamente había cantado el gran Benny Moré.

“Son momentos que recuerdo así, por arribita, porque son varias experiencias vividas durante estos años. ¡Y las que faltan! tengo muchos sueños todavía: conocer y cantar con Marc Anthony, realizar un concierto en el Carnegie Hall, de Nueva York.

“¿Satisfacciones vividas? la música. Compartir con tantas personas buenas, interesantes. Haber sido gran amiga y consentida del maestro Juan Formell”.

Con un aire de nostalgia por tiempos pasados y la certeza de un futuro mejor, Haila se siente orgullosa, sobre todo, de ser mujer y, bajo esa condición, enriquecer un género musical interpretado mayormente por hombres.

Ella va a donde le toque cantar, afirma la mujer de acero de la música cubana. Sin falta, se encuentra en su matinée habitual, los miércoles, en la Casa de la Música de Miramar.

SuenaCubano

También podría gustarte