Lila Downs canta a los migrantes

La cantante mexicana presenta su disco "Al chile"

Lila goza y reivindica derechos

La cantante Lila Downs acaba de publicar su disco “Al chile”, un aluvión de ritmos para “gozar”, para que la gente sienta “esas cosas que sentimos cuando comemos chile”, pero también para denunciar el trato que reciben los migrantes que llegan a Estados Unidos al cruzar desde México.

“Creo que lo van a gozar, me gustaría que sintieran esas cosas que sentimos cuando comemos chile, que es lo picante, es el ardor, es la alegría, es el sudor y es el sufrimiento: es todo eso. Me gusta pensar en cómo nos encanta hacernos sufrir y lo disfrutamos”, aseguró Downs a Efe entre risas.

Lila contó que en este disco, en el que los ritmos folclóricos como el corrido mexicano o la cumbia colombiana se mezclan con sonidos electrónicos, decidió cantarle al chile.

&

“Las cosas de comer son sagradas, tienen su almita, en este disco decidí cantarle y hablarle al chile”, cuenta la mexicana, quien ha querido jugar también con el doble sentido de las palabras, porque en su tierra hablar al chile “es hablar directo, sin ninguna hipocresía, sin ninguna vuelta ni diplomacia para nada”. Es por eso que para uno de los temas de este disco -publicado por Sony- interpreta “Clandestino” (1998), el éxito del cantante hispanofrancés Manu Chao, en el que se solidariza con los migrantes, sobre todo de África, que pierden la vida en el estrecho de Gibraltar.

En su versión, Downs les canta a los que dejaron la vida entre Tijuana y Bagdad y traslada la canción sobre todo a Latinoamérica y a su México natal haciendo referencia a los guerrerenses, oaxaceñas o chiapanecas que buscan una vida mejor en Estados Unidos y denunciado las condiciones en los centros de detención, sobre todo la de los menores.

“Ahora más que nunca es un tema difícil entre nuestros países y, más que nada, la humanidad hacia los niños, creo que eso es un pecado grave, castigar a los niños, me parece muy serio”, dice la cantante que en esta canción asegura: “Si no peleamos por los niños qué será de nosotros”.

Centro de detención

En sus conciertos proyectará un documental sobre los centros de detención estadounidenses porque según cuenta: “Esa parte me ha molestado mucho porque tengo un hijo chiquito y me pongo a pensar en si lo encerraran en la cárcel así, en un centro de detención (…). Me desespera sentir que la gente sea indiferente a algo así”.

Vestida con un colorido y estampado “huipil”, elaborado por tejedoras ayuuk y zapotecas de un taller de mujeres de Oaxaca, y un collar de borlas de palma tejida, cuenta también lo “lindo” que fue colaborar con Norah Jones en el disco o cómo el águila de su canción “La marmota” no es otra cosa que un ser humano transformado.

El liberal


Lila Downs lanza ‘al chile’, un himno al migrante

A la gente le incomoda hablar de inmigración, opina Lila Downs, pero ella no pudo prescindir del tema en su nuevo álbum, ‘Al chile’.

La cantante mexicana incluyó en la producción una versión del clásico de Manu Chao ‘Clandestino’, que es un homenaje a los inmigrantes.

Downs ha preservado gran parte de la letra de la canción original de 1998, pero le ha dado la vuelta con ritmos de cumbia y ranchera y ha incluido algunas palabras propias como símbolo de protesta a las políticas de detención de inmigrantes y separación de familias impuestas en Estados Unidos.

El tema original de Manu Chao habla de los inmigrantes africanos y de otros países que buscan una vida mejor. Downs decidió adaptarla a la actualidad, centrarse en el continente americano y cantarla sobre todo desde la perspectiva de la mujer inmigrante.

‘Clandestino’ es uno de los temas clave de ‘Al chile’, un álbum tan diverso que cuenta desde la colaboración de varias bandas de música tradicional mexicana hasta una canción cantada con la estadounidense Norah Jones. Combina cumbia y ranchera e incluye títulos como «La Llorona», cantada en español y zapoteco, el idioma indígena de la madre de Downs, y «Los caminos de la vida», que incluye mixteco.

Nacida en Oaxaca de madre mexicana y padre estadounidense, Downs se interesó por la música a temprana edad. En 1994 lanzó su primer álbum, «Ofrenda», y a éste le siguieron 16 más en una destacada carrera que le ha merecido premios como un Grammy y cinco Latin Grammy.

Luciendo una larga trenza morada, Downs habló el viernes vestida con ropa y collares tradicionales mexicanos, llenos de color. Fiel a sus raíces, pensó que «Al chile» era el nombre perfecto para un álbum tan mexicano. No sólo hace así un homenaje a este pimiento típico de su país, sino que además dice que le gusta hablar «Al chile», es decir, con honestidad.

Conocida por componer canciones sobre temas que le importan, Downs ha cantado sobre el empoderamiento de las mujeres y sobre las mujeres que sufren relaciones abusivas. Fue embajadora de Amnistía Internacional contra los feminicidios en México y en la actualidad apoya la educación de las niñas como vocera del Fondo Guadalupe Musalem, en Oaxaca.

La semana que viene arranca una gira por Estados Unidos que comienza el miércoles en Stanford, California, e incluye paradas en Los Ángeles, Escondido y San Francisco, antes de terminar el 21 de mayo en Seattle. También tiene previstas una serie de presentaciones en España. A Nueva York regresa en agosto para el Summerstage de Central Park.

Excelsior


Aquí pueden escuchar «Al chile»

 

También podría gustarte