La máquina del tiempo

Para Caifanes el tiempo no pasa; “es como si tocáramos en los 80”

Por Ana Mónica Rodríguez

Para Caifanes, luego de 32 años de que esta banda irrumpió en la escena musical, “es como si hubiera una pausa en el tiempo y estuviéramos tocando en la década de los 80; la verdad es algo sorprendente”, expresó el cantautor Saúl Hernández.

En entrevista con La Jornada, antes del concierto del 29 de noviembre en el Palacio de los Deportes, sobre el momento que vive la agrupación, sostuvo: “Sin duda, ha sido agotador por la extensa gira; por otro lado, tengo la cabeza dándome vueltas al ciento por ciento porque veo en los conciertos algo muy nuevo que alborota mi mente y me hace pensar muchas cosas, como que pasan los años, y, de alguna manera, nuestra forma de vivir en este país es la misma o quizá más complicada”.

Prosiguió: “Hay una parte interna que me cuestiona la existencia; incluso estar sobre el escenario y ver a toda la raza me obliga a hacer un análisis constante. Además, tengo un agradecimiento enorme, que no puedo describir, al ver lugares llenos, con jóvenes cantando y disfrutando. Ha sido una sorpresa notar que no hay brecha generacional, sino hilo conductor”.

Sobre el ritual que realiza la banda de manera interna antes de cada concierto, el intérprete de Viento comentó: “Lo que hacemos es creer en nosotros. Esto ha sido una directriz que nos ha reforzado mucho –con o sin broncas– de todo lo que implica estar en un grupo. Seguimos creyendo en nosotros mismos. Antes de subir al escenario nos juntamos, abrazamos y cada uno dice lo que siente en ese momento; es algo espontáneo y nunca se repite”.

Después, esa energía se extiende “y nos permite sentir que estamos y seguimos juntos; no sabemos si mañana seguiremos tocando, si Caifanes va a seguir tocando después del último concierto de este año. No lo sabemos ni queremos saberlo, pero en ese momento nos sentimos unidos, disfrutamos y compartimos”.

Aunque la agenda de la agrupación está saturada y tiene proyectos individuales, el autor de Heridos explicó que sólo esperan “parar un rato y meternos al estudio a trabajar en esta parte íntima; pero sí hay material y seguimos creando”.

Todo puede inspirar

La charla gira sobre cómo llega la inspiración al compositor, a lo que dijo: “Todo me inspira. Desde una bacteria hasta las revoluciones que estamos viendo en el mundo; ver cómo gira te mueve, y ese ha sido mi eterno cuestionamiento: saber quién soy como ser humano, cuál es mi fin específico, con independencia de la música.

El intérprete se definió como una “maquinaria en proceso, que comete muchos errores y aciertos. En realidad, estoy todo el tiempo en esa constante contradicción o pensamiento. Así estoy en este momento como padre, pareja, ser humano, hombre, músico; como un todo para encajar en un espacio”.

Tras aclarar que “no sabe de política”, Hernández, compartió su “visión personal” sobre la situación actual en diversos países. “Son momentos de cambios muy claros; Latinoamérica siempre ha sido un ente en constante transformación. Pero tenemos que entender que cada nación merece ese cambio con soberanía; no pueden entrar influencias del extranjero a empujar o provocarlo. Tiene que ser de forma interna y natural, esto es un principio que siempre he creído y mantengo”, expresó.

Incluso, “es una nueva expresión de la juventud que no está conforme con el mundo que vivimos; también la política, en general, tiene que cambiar. Esta visión del capitalismo ya entró a niveles verdaderamente peligrosos; y por otra parte, la izquierda necesita reformarse; además la gente está pensando diferente y el mundo va muy rápido”.

Al retomar el tema creativo, el cantante dijo que prefiere componer cuando está “desconectado. Necesito no distraerme, trabajo medio aislado donde me sienta cobijado por cuatro paredes, en un rincón. Ahí me siento cómodo, lo cual no podría hacer durante la gira porque estoy de arriba para abajo y mi mente está en ‘mañana tengo que tomar el vuelo, el concierto, la prueba de sonido, entrevistas’; es una dinámica de trabajo que me distrae para sentarme a escribir”.

¿En ese camino –se le pregunta– se enfila tu hija?

–Zoey está en una etapa de creatividad muy bonita, compone sus canciones, está cantando de manera muy íntima; lo compartí en redes sociales para mostrar lo que está haciendo. Agradezco públicamente la respuesta que tuvieron para ella”.

Jornada

También podría gustarte