«El amigo» de Leonardo Favio (Argentina)

2.008

Leonardo Favio es probablemente el más importante cineasta argentino y uno de los artistas más populares de América Latina.

Su carrera artística se inició como actor en 1958, año en el que se destacó en dos películas: El secuestrador, de Leopoldo Torre Nilsson y El jefe, de Fernando Ayala. Aun cuando la masividad la tuvo como cantante, recién 10 años después grabó su primer disco: Fuiste mía un verano.

El prestigio mundial como creador, sin embargo, lo alcanzó como cineasta. Su primer largometraje fue Crónica de un niño solo de 1963. Le siguieron Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más… (1966); El dependiente (1969); Juan Moreira (1973); Nazareno Cruz y el lobo (1975); Soñar, soñar (1976); Gatica, el Mono (1993); Perón, sinfonía del sentimiento (1999) y
Aniceto (2008)

Su carrera comenzó con este cortometraje filmado en 1960. En él cuenta la historia de dos niños y la construcción imaginaria del sueño de un lustrabotas, que trabaja en la puerta de un parque de diversiones, en relación con un niño que pasea allí con su padre. Aparece aquí la influencia originaria del neorrealismo italiano, atravesada por cierta refinación estética del cine de Leopoldo Torre Nilsson. El mundo de los sueños de los niños pobres será parte de su cine, desde Crónica de un niño solo hasta Gatica, con la mirada amorosa que solo un artista popular puede tener

También podría gustarte