Terapia en Cuarentena

1.967

Por Redacción Nodal Cultura

La plataforma pública y gratuita de contenidos audiovisuales de Argentina, Contar, estrenará el jueves 14 de mayo a partir de las 22 hs su primera ficción web original, Terapia en Cuarentena. La producción fue realizada de manera integral en el marco del aislamiento social obligatorio.

La historia transcurre en una sesión de terapia on-line que desata los conflictos habituales de los pacientes, atravesados por las complicaciones propias del aislamiento. Se trata de cuatro personajes con perfiles muy diferentes que, frente a la cuarentena, deben encarar sus terapias habituales de manera virtual. Los protagonistas de la serie son Carola Reyna, Mercedes Funes, Luciano Cáceres, Coco Sily y Violeta Urtizberea.

La plataforma Contar ofrece una librería compuesta por más de 3000 horas de contenidos de diversos formatos: películas, ficciones, documentales, musicales, infantiles y deportivos, con acceso totalmente gratuito.

Para Anita, la psicóloga (Carola Reyna), este cambio supondrá también adaptarse a una dinámica profesional completamente nueva y que le genera una gran cantidad de miedos e incomodidades: tampoco logra mantenerse al margen de la situación extraordinaria que nos afecta a todos y todas.

Lo novedoso de este proyecto es que se trata de un esquema de producción original e innovador que respeta, de manera completa, las medidas previstas por el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio frente a la pandemia del COVID-19.

Carola Reyna, la protagonista de la serie, dio detalles de las grabaciones: “A veces se cortaba la comunicación en red, a veces el wifi de alguno no alcanzaba, o se te acababan las pilas de los auriculares inalámbricos. En mi caso llegué hasta a agregar contenido personal y por momentos grabo cosas para sumar, sin maquillaje, recién levantada, con cosas que le pasan al personaje”.

“Fue toda una experiencia para mí –remarcó Luciano Cáceres— porque respetando todos los protocolos pudimos realizar esta serie en donde, de alguna manera, los actores nos hicimos cargo de otros rubros siguiendo indicaciones remotas”. En ese sentido, el actor aclaró: “Todo esto se debió al momento que estamos viviendo y sabiendo que esos roles (vestuario, arte, escenografía, maquillaje, peluquería, etcétera) son fundamentales y la industria los necesita”.

Mercedes Funes reconoció también: “Sin dudas, grabar en casa fue una experiencia diferente. Como lo está siendo para muchos argentinos esto de trabajar desde la casa, cuando no estábamos acostumbrados en algunos rubros. Hay un equipo de trabajo muy grande detrás, intentando lograr una serie de calidad, entretenida. Me siento muy contenta de formar parte de este equipo de trabajo y este elenco de queridos compañeros actores”.

Violeta Urtizberea, por su lado, manifestó que la experiencia “fue muy buena, sentirse útil de nuevo, volver a conectar con el trabajo, con la actuación, con lo lúdico, después de tanto tiempo fue un placer. Por supuesto que es una situación absolutamente extraordinaria y por eso la forma de realización fue como una especie de experimento y no es la ideal, pero esta buenísimo que en este momento intentemos buscar maneras de expresión y realización que se adapten a lo que estamos viviendo. Pero ojalá que no falte mucho para volver a encontrarnos con nuestros compañeros cara a cara”.

Violeta Urtizberea y Carola Reyna – Terapia en Cuaretena

Coco Sily, por último, contó que su personaje es “un muchacho que trabaja de plomero” y que decide, en la cuarentena, “irse a la casa de su mamá porque es mayor. Y vive en un departamento chico, entonces su vida se transforma en un infierno porque no tiene privacidad, tiene que hacer terapia encerrado en el baño”. El actor reconoció que, si bien la historia estuvo fuera de su realidad, “debe haber muchos casos como este, de gente que vuelve a convivir con los padres por esta situación del aislamiento”.

El autor de la serie, Marcelo Camaño, aclaró que la lógica de la convivencia estaba pautada para “entrar” en la grabación. “Si entraba un grito de un vecino, por ejemplo, se incorpora. Le encontramos la vuelta para que aparezca. Hay una cuota de improvisación, el espacio permite que la terapeuta no sea de la misma forma con cada paciente. No vamos a encontrar un tema superdramático. Es algo más liviano, más sencillo”, detalló.

Lo mismo ocurrió con el equipo técnico, que trabajó de manera remota, y con la Asociación Argentina de Actores, que supervisó que todas las actrices y actores recibieran los materiales de la manera conveniente. El director de CONTAR, Juan Pablo Gugliotta, remarcó que todo fue posible también gracias al equipo técnico y creativo de la productora: “A los actores y las actrices que lograron generar con mucho esfuerzo y entrega un dispositivo productivo y artístico que, a pesar de las complicaciones coyunturales, logra que podamos presentar esta ficción original realizada íntegramente en el marco del aislamiento social obligatorio”.

 

También podría gustarte