Murió Quino, el creador de la inolvidable Mafalda

3.756

Por Redacción Nodal Cultura

A los 88 años de edad falleció Joaquín Salvador Lavado, Quino, artista argentino que trascendió las fronteras con su obra gráfica, por la que fue reconocido en todo el mundo.

Quino fue el creador de un personaje que reflejó como pocos un momento de la historia central en el siglo XX: Mafalda. Conocida universalmente, la tira se publicó entre 1964 y 1973. Justamente ayer, 29 de septiembre, se cumplieron 56 años de la primera publicación de Mafalda en la revista Primera Plana.

Nacido en Mendoza el 17 de julio de 1932, fue sin dudas una de las figuras más importantes de la historieta en habla hispana. Creador dueño de un humor ácido con el que satirizaba a los personajes de su tiempo, posó su mirada sobre los poderosos, los burócratas y las clases medias urbanas con una mirada poco condescendiente. Al mismo tiempo reivindicaba el amor, la libertad y condenaba toda forma de desigualdad, racismo y violencia.

Su apodo, Quino, le fue puesto para diferenciarlo de su tío Joaquín Tejón, pintor y diseñador gráfico, quien le trasmitió la vocación.

Luego de abandonar sus estudios en Escuela de Bellas Artes, en 1949 comenzó su carrera como dibujante de historieta y humor. “En 1954, tras enterarse de que los italianos, los alemanes y los japoneses no son al fin y al cabo tan malos, y que los ingleses, los norteamericanos y los franceses tampoco son tan buenos, se traslada en Buenos Aires, donde empieza a publicar sus viñetas”, escribió él mismo en la autobiografía publicada en su sitio oficial.

Ese mismo año publicó su primera tira en el semanario «Esto es». En 1963, aparece su primer libro de humor, “Mundo Quino” y al año siguiente presentó en sociedad la tira cómica de Mafalda en la revista Primera Plana.

Como relató en varias entrevistas, Mafalda nació por el encargo de una agencia de publicidad, a la que había llegado por Miguel Brascó. “Me la encargaron para una línea que iba a sacar la empresa Siam con el nombre Mansfield, por eso busqué nombres que se le parecieran, como Mafalda. Después, no sé por qué la campaña no se hizo, ni salieron esos productos, ni nada”.

Mafalda

Para Quino Mafalda es “una niña que intenta resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo”. Su nombre surgió casualmente viendo la película “Dar la cara”.

Antes de ser publicada como tira periódica, la primera presencia de esta niña fue en “Leoplán”, pero su desarrollo tal y como se conoció públicamente comenzó el 29 de septiembre de 1964, en la mencionada revista “Primera Plana”. Luego Mafalda pasó a las páginas del periódico “El Mundo” para más tarde instalarse en la revista “Siete Días Ilustrados”.

Aquellas infancias servían para pensar críticamente el mundo en su totalidad y la intimidad de vida familiar, el capitalismo, el trabajo como forma de alienación, la pobreza, los proyectos libertarios y el sueño de las clases medias, sin los preconceptos del mundo de los adultos.

Mafalda y su contracara Susanita podía jugar sus propias diferencias y allí poner en juego la mirada irónica de Quino. Una clave para pensar la potencia de la tira está en el juego: lo que unía a Mafalda, Susanita, Libertad, Felipe, Miguelito y Manolito era el espacio del juego y allí el modo en que ocupaban los roles y discutían las reglas dejaban a la vista la mirada del autor.

Ellas y ellos fueron un símbolo de los años ‘60 en su país y también en toda Iberoamérica. Para esa proyección fue también clave la mirada de Mafalda sobre los temas internacionales: la invasión estadounidense a Vietnam, el avance de China, la defensa de los derechos humanos y los llamados a la paz mundial. El feminismo también tuvo una forma de expresión tanto en los diálogos de Mafalda con su madre como en las apelaciones de Libertad en apoyo a las conquistas sociales de la mujer.

Mafalda tuvo también su dibujo animado que fue realizado por el cineasta cubano Juan Padrón, quien falleció en marzo de este año. Padrón comenzó la serie de cortometrajes llamado Quinoscopio y más tarde realizó en Cuba 104 cortometrajes de un minuto.

Las historietas de Mafalda se publicaron durante nueve años y se tradujeron en más de 30 países. En esa década el personaje se convirtió en un verdadero fenómeno mundial. La última tira oficial apareció el 25 de junio de 1973.

«Me costaba mucho esfuerzo no repetirme, sufría con cada entrega. Cuando uno tapa el último cuadrito de una historieta y ya sabe cuál va a ser el final es porque la cosa no va. Y por respeto los lectores y a mis personajes y por mi manera de sentir el trabajo decidí no hacerla más y seguir con el humor que nunca dejé de hacer», afirmó Quino respecto de esa última publicación.

Ha recibido reconocimientos en todo el mundo y ha sido premiado en Alemania, Argentina, España, Francia, Italia y México, entre otros países. Recibió la Orden Oficial de la Legión de Honor, la honra más importante que el gobierno francés le concede a un extranjero y el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

En 1976, tras el golpe de estado en Argentina, Quino partió al exilio en Italia. Regresaría a su país con la vuelta de la democracia en 1983.

 

También podría gustarte