Presentan proyecto de ley por una nueva TV en Colombia

El intento por modernizar el sector ante los cambios del mercado enfrenta a la ANTV y al Centro Democrático, pues hay incertidumbre por la financiación para la televisión pública.

Tan pronto se puso fin a la interinidad de casi medio año en la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV), con el nombramiento de la abogada Ángela Mora como directora, la institución conformó un grupo de expertos internacionales para que estudie el sector y genere herramientas para formular una política pública de televisión. La idea, según la ANTV, es direccionar la naturaleza y prestación de ese servicio público en tiempos en que factores como los contenidos por internet han transformado la forma de ver televisión y, por ende, el modelo económico de la industria. Los primeros insumos para que el Gobierno presente un proyecto de ley estarían listos a finales de este año.

La senadora del Centro Democrático y exministra de Comunicaciones María del Rosario Guerra, por su lado, radicó el 21 de julio en el Congreso de la República un proyecto de ley que de alguna manera busca lo mismo, pues dice ofrecer un marco general para hacer la política del sector. El documento toca materias de regulación, protección del usuario, vigilancia y control, y de fondo se perfila como un intento de preparar al país para la variedad de oferta de contenidos y para el apagón de señal analógica de 2019.

La senadora Guerra había defendido la idea de crear una superintendencia para asuntos de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), por la complejidad del sector, algo que, por ejemplo, el exministro TIC Diego Molano nunca consideró pertinente. En el proyecto de ley se renuncia a esa idea, pues, por el contrario, se reafirman las funciones de la Superintendencia de Industria y Comercio y de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC). Mientras la primera se encarga de vigilar las condiciones de competencia, la segunda se ocupa de proteger al usuario y regular asuntos de redes e infraestructura, salvo en contenidos que sean competencia de la ANTV.

Al respecto, Julián Cardona, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), dijo a este diario que el gremio está evaluando la propuesta y que por ahora persiste la preocupación sobre la certeza de los papeles que desempeña o no cada entidad del sector. La televisión debe revisarse, según él, porque luego de la desaparición de la Comisión Nacional de Televisión (CNTV) las funciones quedaron dispersas en varias instituciones, como la ANTV, la CRC e incluso la Agencia Nacional del Espectro. “La falta de coordinación y la dispersión no están favoreciendo el despliegue de la televisión digital terrestre (TDT), porque no hay claridad en las funciones”, dijo. Para Aciem, es urgente hacer un estudio integral del sector para resolver esas ineficiencias.

Ayer se realizó un encuentro de actores del sector para discutir el proyecto de ley de la senadora Guerra. La directora de la ANTV, que asistió en defensa de la televisión pública, dijo que a ese organismo le preocupan aspectos como que el documento da para interpretar que los aportes que hace la televisión por suscripción irían solamente a la CRC y el Fontic, lo que haría que la ANTV deje de percibir $150.000 millones anuales de la televisión por suscripción, con los cuales se financia la televisión pública. Si bien la senadora afirma que en el proyecto se abren otras fuentes de financiación, como procedentes del Presupuesto General de la Nación, dijo que se tendrán en cuenta las peticiones que se hicieron en la reunión de ayer.

La ANTV, por su parte, seguirá trabajando en su proyecto de política pública. “Hablamos de otro contenido de televisión. Esperamos que con ese insumo se puedan derogar todas las leyes (de televisión) porque la política y el modelo deben cambiar. El proyecto de ley de la senadora mantiene muchos artículos de las leyes vigentes. Nosotros queremos una reformulación completa”, dijo Ángela Mora.

Para Lorena Angarita, representante de Red Intercable, una organización en la que participa la televisión comunitaria y por suscripción, el proyecto de ley de Guerra atiende asuntos que están en el limbo luego de la extinción de la CNTV. Dijo que le da herramientas a la televisión comunitaria para ser más competitiva, permitiéndole ampliar su oferta, pero que, más allá del proyecto, persiste la preocupación sobre cómo se protegerá la industria nacional ante las debilidades que los TLC han puesto de manifiesto.

El Espectador

También podría gustarte