«Soñar» de Sebastian Arechavala (Ecuador)

En el prólogo a su libro «Las raíces del miedo» el antropólogo Román Gubern traza las relaciones precisas entre el proceso del sueño y la percepción cinematográfica. Desde allí construirá la relación precisa entre el miedo (no el terror ni lo genérico sino el miedo pensado antropológicamente) y el relato cinematográfico.

Arechavala inscribe justamente allí este cortometraje, en el espacio de la vacilación, de la ruptura de la lógica de la vigilia para introducir el miedo que no es efecto de amenaza alguna. Es en este sentido que aparece la primera apelación a lo nativo del cine como modo de relato.

Un hombre se despierta en una carpa junto a una mujer. Sale de allí, recorre una pradera, recorren. Salta al río, regresan a la carpa y es ella quien amanece en la cama junto a un hombre y va al baño y es otra y hay un cartel de salida que es un una entrada. El encadenamiento sigue y esa construcción anima al temor, al miedo permanente a esa posibilidad de que todo cambie en un instante. El miedo a la muerte, la desaparición de lo conocido, el miedo más interno y oscuro. La amenaza de la finitud y de la única certeza: la soledad.

La segunda apelación a la naturaleza del cine es justamente la potencia de la ruptura de la unidad del espacio tiempo. Si hasta los años ´60 se apeló al montaje como recurso que daba su especificidad al cine es justamente por su capacidad de alterar esta unidad indestructible para el ser humano. Arechavala realiza entonces en su relato una operación netamente cinematográfica, apelar al permanente desplazamiento espacio temporal para construir desde esa operación un relato, que es tan lineal como cualquier otro relato de corte naturalista.

Pero por sobre todas las cosas, y aquí entra el temor, la soledad, la fractura de toda secuencia temporal, la vacilación y la desolación, «Soñar» es una película de amor. Y las películas de amor, cuando son buenas, son absolutamente insospechadas.

Ficha técnica:
Ecuador / 13’12’’ / digital / color / español
Dirección: Sebastián Arechavala
Guión: Sebastián Arechavala
Montaje: Sebastián Arechavala
Fotografía: Simón Brauer
Arte: Marcella Ramírez
Sonido: Estebannoise Brauer
Producción: Erika da Silva
Compañía Productora: 2 Hermanos Films
Reparto: David Holguín, Cecilia Vallejo y Luigi Stornaiolo

También podría gustarte