La Nave presenta una serie de diez fotografías de gran formato al interior de las construcciones diseñadas por el arquitecto boliviano Freddy Mamani, pionero de lo que se ha llamado la “nueva arquitectura andina” en la ciudad de El Alto, Boilivia.

Suelen tener seis pisos, vidrios ahumados y recargados interiores al lado de los cuales los casinos de Las Vegas parecen sobrios. La primera de estas edificaciones apareció en 2005 en la ciudad boliviana de El Alto, por encargo de un miembro de la pujante burguesía de descendencia aimara. Freddy Mamani, constructor con 20 años de experiencia y estudios de ingeniería civil, fue quien le propuso rescatar las formas andinas, con énfasis en el uso de colores complementarios. Sin saberlo, allanaba el camino para la búsqueda de lo que él llama “una identidad arquitectónica aimara”.

En La Nave, el artista Demian Schopf ha utilizado estas construcciones patentadas por Mamani —llamadas también “arquitectura de cohetillo”— como telón de fondo para retratar en diez fotografías la acción de bailarines ataviados con trajes de danzas folclóricas propias de la cultura popular boliviana. Ello, con la particularidad de que los edificios — entre los que destaca por su imponencia el salón de eventos Multicentro Choque— todavía están en obras y no han sido pintados.

Los bailarines y sus trajes, en tanto, nos remiten a signos locales e incluso a mitos ancestrales de culturas como la Uru, “estas imágenes ponen en crisis las definiciones que encriptan en espacios diferenciados las expresiones populares de las propuestas de arte contemporáneo”, dice la curadora de la exposición, Beatriz Bustos.

De acuerdo a Bustos, las imágenes creadas por Schopf “nos remiten, con elementos que podrían considerarse antagónicos, a un espacio en donde las dinámicas que se activan derriban jerarquías y temporalidades; un gesto que puede inscribirse como un acto político, del todo atingente, cuando reflexionamos sobre lo barroco, lo postcolonial y lo postmoderno. A la vez, abre la pregunta sobre el concepto decontemporneidad mundializada”.

Sobre el artista

Demian Schopf (1975) recibió la Licenciatura en Bellas Artes en la Universidad Arcis en 1998 y magíster en Artes Visuales por la Universidad de Chile. Entre 2002 y 2004 participó de un programa de posgrado en la Kunsthochschule für Medien en Colonia, Alemania.

Su trabajo se divide en dos grandes áreas de investigación que terminan por converger en un asunto muy propio del barroco: la variación del tópico. Por una parte, se busca resignificar algunas manifestaciones del barroco histórico y del neobarroco latinoamericano, mediante la fotografía, el video y el ensayo escrito. También se han desarrollado dos grandes investigaciones sobre la relación entre computación, filosofía del lenguaje y el procesamiento informático de textos. Objeto de éstas es el barroco literario y fundamentalmente la actualidad de la poesía de Luís de Góngora.

Publicado en El Mostrador

 

.