La historia de vida de cuatro personas ligadas a programas culturales del Ministerio de Cultura se convierte en parte de una campaña mediante la cual se busca que las personas comprendan cómo el arte y la cultura pueden transformar su vida.

Juan, Isabel, Esteban y Carolina serán el símbolo de este poder transformador que tienen la música, el arte, la danza, el teatro, el emprendedurismo, y que pueden transformar a quienes -como ellos- se atreven a lograr lo que se proponen y hacen realidad sus sueños por un futuro mejor.

La campaña está fundamentada en la filosofía del “Poder transformador de la cultura” bajo el lema … La cultura nos cambia, su poder nos transforma…. Las piezas de la campaña se basan en casos reales de personas que forman parte de programas del MCJ. La selección de los cuatro casos salió de los siguientes programas: Escuela Casa del Artista, con Juan Avellán; Sinem-Parque La Libertad, Esteban Romero; Danza Integrada- Baile popular del Conservatorio El Barco del Taller Nacional de Danza, Carolina Gamboa y de emprendedurismo del Parque La Libertad, Isabel Mora.

Como objetivo se planteó en primera instancia dar a conocer la inversión y el impacto que generan los programas del MCJ en la gente a través de lo que significa vivir el poder transformador de la cultura, así como animar al público en general a participar de la actividad cultural por medio de la experiencia de transformación que tuvieron otras personas al participar en diferentes programas, como los mencionados, o bien en otros como: Becas Taller de la Dirección de Cultura (DC); o de Fondos de Cultura para desarrollo de proyectos como Proartes del TPMS y Puntos de Cultura de la DC o en certámenes de pintura en museos o en patrimonio.

Según la ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán: “la campaña se desprende de nuestras obligaciones de información y cumplimiento de la Política Nacional de Derechos Culturales que busca proteger y promover derechos como el que tienen las personas, grupos y comunidades a participar de manera activa en la vida cultural; a crear manifestaciones, expresiones, bienes y servicios culturales que sean valorados, reconocidos, apoyados y estimulados o bien en el caso de grupos minoritarios para realizar sus prácticas culturales particulares. A lo largo del año, reforzamos su socialización y apropiación en funcionarios e instituciones de la política, un esfuerzo que complementamos con la comunicación al público general sobre cómo esa política se materializa en servicios a los que nuestra población puede apelar en procura de un efecto positivo en la vida y el contexto de personas como Juan, Isabel, Esteban y Carolina, que comparten su experiencia en estas piezas de comunicación”.
La coordinación de la campaña forma parte del Plan de Trabajo anual de la Oficina de Prensa y Comunicación del MCJ. La pauta arrancará en medios audiovisuales y digitales, cines, radio y vallas de carretera a partir del 1 de diciembre de 2015 y se mantendrá por tres meses.

Esteban Romero, uno de los casos que desarrolla la campaña, es un joven de 22 años, vecino de Patarrá de Desamparados. A corta edad fue diagnosticado con un mal cardíaco que ponía en riesgo su vida. Pese a esta circunstancia, desarrolla un interés especial por la música y con ayuda de su profesora logró obtener una beca para estudiar Educación Musical. Actualmente forma parte del equipo de colaboradores de la Escuela de Música del Sinem – Parque La Libertad.

Esteban padece de estenosis aórtica, un defecto del corazón que en su caso es congénito. En 2007 le dieron poca esperanza de vida pero este joven, que se describe como inquieto y distraído, siguió adelante con su vida cotidiana incluso realizando tareas que se suponía no debía realizar.

En mayo del presente año se le practicó un remplazo valvular, la válvula aorta fue reemplazada por una válvula mecánica.

Debido a las dificultades en los estudios y su condición se aleja de las aulas antes de terminar el bachillerato, pero el apoyo y la motivación que recibe en el SINEM le permite no solamente obtener el título en educación media sino que actualmente ya es profesional gracias a una beca y funge como profesor de Técnicas Musicales en la Escuela de Música de Desamparados.

Como Esteban, son muchos los casos de personas que han encontrado en el arte y la cultura el poder para transformar su vida. ¿Y usted?

Publicado en CR HOY