Organizarnos y protegernos: en México se está matando al periodismo

La violencia en México contra los periodistas parece no cesar, de hecho está en pleno ascenso. Tras el asesinato de Javier Valdez, que investigaba al cartel de Sinaloa, más de 40 medios de distintos países de la región repudiaron los últimos sucesos violentos en el país mexicano y reclamaron «seguridad para todo aquel que ejerce el periodismo y por el bien de la sociedad».

«Como profesionales de la información, denunciamos la ofensiva asesina que han padecido miembros de nuestra comunidad en el ejercicio de su tarea de investigar y difundir las actividades de la criminalidad, entre estas, la narcodelincuencia en México», indica el comunicado publicado.

Los periodistas destacaron que la «impunidad, la corrupción y, en especial, el crimen organizado han puesto en riesgo una labor fundamental para la sociedad». A su vez, convocaron a foros para discutir «las medidas para enfrentar las amenazas y ataques a la labor periodística». 

La situación en el país es realmente crítica, en menos de dos meses asesinaron a cuatro reporteros: Maximino Rodríguez en Baja California Sur; Miroslava Breach en Chihuahua; Ricardo Monlui en Veracruz; y Cecilio Pineda en Guerrero. En total, ya suman seis en lo que va del año.

«Que el derecho a la información sea garantizado por el Estado es otro principio sobre la libertad de expresión en nuestro país que hoy más que nunca exigimos, por la seguridad de los periodistas mexicanos, de todo aquel que ejerce el periodismo en México y por el bien de la sociedad», concluye el comunicado.

Publicado en ARGNoticias

105 periodistas asesinados en México del 2000 a la fecha

Por Lino Cardenas

Repudio e impotencia han manifestado comunicadores del país entrevistados por EL DEBATE sobre el asesinato del periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas, ocurrido en la ciudad de Culiacán el pasado lunes.

Periodistas de Colima, Ciudad de México, Jalisco, Chihuahua y Veracruz —estados en los se han presentado de manera recurrente ataques a la prensa— condenaron la muerte de Valdez y acusan a las autoridades de los ataques a la prensa nacional, ya que —aseguran— la impunidad tras los asesinatos de periodistas da pie a que continúen los hechos violentos.

«El asesinato de Javier Valdez se presenta semanas después de que la Cámara de Senadores presentó una iniciativa en la que supuestamente buscaban que los crímenes de periodistas no quedaran impunes. Pero ¿qué pasa?, los señores se van de vacaciones, y hasta el momento no sabemos nada de la iniciativa. Lo peor es que el presidente de la comisión, el senador Marco Blásquez, es periodista, lo que la espera y la iniciativa terminan por ser una mentada de madre para el gremio. Sabemos que el tipo busca la gubernatura de un estado: sale, se toma la foto, queda bien y adiós», señaló Sánchez Ley, escritora y periodista de Vice News México, quien fungía como corresponsal de El Universal en Baja California. Actualmente radica en la Ciudad de México, donde tiene la protección del gobierno, ya que recibió amenazas contra su integridad.

«La muerte de Javier es un hecho terrible, lamentable y reprobable. Pero no se puede esperar más en este país. Reporteros sin Fronteras ha publicado que en México es más peligroso reportear que Afganistán, que es una zona permanente de guerra. La complicidad del gobierno con el narco ha generado que no haya condiciones para ejercer nuestra profesión, situación que es terrible», comenta la periodista.

EXPUESTOS
Noé Zavaleta, escritor y periodista de Veracruz que actualmente se encuentra fuera del estado y es protegido por las autoridades, luego de recibir amenazas de muerte por parte del gobierno de Javier Duarte habla del asesinato de Javier Valdez:

«Si hay alguien en Sinaloa que sabía podían atentar contra su vida, y por ende debería estar blindado, era Javier Valdez. Esto por lo escrito en sus libros y sus colaboraciones sobre el narco a La Jornada, y que se metieran con él debe ser alarmante, ya que es franca señal de que todos por allá se encuentran expuestos […] El tema nos pone de luto nacional a todos los que nos creemos reporteros críticos y a todos aquellos que hemos intentado reportear hasta donde se puede el tema de delincuencia organizada. En el país hay periodistas pilares en el tema, y sin duda uno de ellos era Javier Valdez Cárdenas, por lo que su muerte llega a ser indignante y deja otras vez claro la vulnerabilidad del periodismo en el país»,señaló Zavaleta.

«Mientras la impunidad sea lo primero que aparezca luego de asesinato de un periodista, los ataques van a continuar en el país. Tuve el gusto de coincidir en eventos con Javier Valdez, y denotaba su sinceridad y tablas periodísticas. Tal vez ese fue su delito en la vida: buscar mostrar a la sociedad lo negro del crimen», comentó Jaime Armendáriz, integrante de la Red Libre Periodismo, de Chihuahua, y colaborador del periódico El Diario de Juárez.

Tabla de asesinatos por año. Imagen: EL DEBATE

Con 22 periodistas asesinados del 2000 a la fecha, Chihuahua es el estado con el mayor número de comunicadores ejecutados en el país.

Armendáriz fue compañero de Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada, quien fuera asesinada el pasado 23 de marzo de este año por un grupo de pistoleros que la interceptó saliendo de su hogar.

Alfredo Quiles Cabrera, colaborador del diario Ecos de la Costa, en Colima, señala que el periodismo en México no tiene el respeto que se merece: «Los reporteros de México no tenemos ninguna garantía al momento de realizar nuestro trabajo. Por un lado, nos tenemos que cuidar de los delincuentes; y por otro, cuidarnos la espalda de la autoridad, que en ocasiones es quien más busca limitar el quehacer periodístico. Estamos solos, como decía Javier Valdez, pero eso no debe ser una limitante para ejercer nuestro trabajo», declaró Quiles Cabrera.

En febrero de este año, legisladores de Colima aprobaron una iniciativa que exigía cárcel para toda persona que emitiera mensajes de alerta social por cualquier medio digital. Periodistas y asociaciones civiles del estado protestaron de manera enérgica por la llamada ley mordaza, hasta que un mes después el gobernador del estado vetó dicha ley.

ASESINADOS EN MÉXICO DURANTE EL 2017

2 de marzo: En un autolavado de Altamirano, Guerrero, asesinan a Cecilio Pineda, periodista de La Voz de Tierra Caliente.

19 de marzo: En Córdova, Veracruz, ejecutan a Ricardo Munlui, quien era colaborado de El Sol de Córdova.

23 de marzo: Un hombre solitario asesina a Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada y periodista de El Diario de Juárez.

14 de abril: Matan en Baja California Sur al periodista Maximino Rodríguez cuando llegaba a una tienda comercial.

30 de abril: Asesinan a Filiberto Álvarez en Morelos cuando salía de la cabina de radio en la que era locutor.

15 de mayo: En la ciudad de Culiacán fue ejecutado el periodista Javier Valdez cuando salía de las oficinas de Ríodoce.

Dejarán de imprimir semanario en Jalisco tras asesinato de periodista y ataque a su subdirectora: «El ataque fue por el trabajo periodístico y no por vínculos sentimentales de mi hijo con su novia, como dice el gobernador del estado. La autoridad estatal lo único que quiere es evitar ataques de la prensa hacia su administración», declaró Héctor Rodríguez con voz quebrada para EL DEBATE, director del semanario El Costeño, de Autlán de Navarro, Jalisco, luego del ataque en el que perdiera la vida su hijo Jonathan Rodríguez, reportero del medio, y en el que resultara herida de gravedad su esposa, Sonia Córdova, quien fungía como subdirectora del semanario jalisciense.

Aunque sin tener certeza, Héctor Rodríguez acusa que la agresión a su familia pudo ser una nota publicada el 30 de abril sobre un criminal abatido por el Ejército.

Tras la agresión a los integrantes de su familia —quienes además eran trabajadores del medio impreso—, Héctor Rodríguez señala que los 12 trabajadores del semanario han tomado posturas divergentes ante la situación: «Algunos colaboradores del semanario se encuentran molestos, frustrados por lo ocurrido; otros tienen miedo. Se tiene que reconocer que están afectados. Los entiendo por completo. Hay quien quiere dejarnos, pues se sienten impotentes, por esta razón vamos a buscar herramientas para trabajar, pero de momento lo importante es que nuestra subdirectora esté bien, y de ahí vamos a partir». 

Imagen: EL DEBATE

Rodríguez dijo también que el semanario dejará de imprimirse hasta nuevo aviso, ya que se enfocará de lleno a la salud de su esposa y la seguridad de los colaboradores:

Señaló que los trabajadores del semanario tienen incertidumbre y dudas tras lo ocurrido. Héctor Rodríguez/ Director del semanario El Costeño.

Publicado en Debate

AGENDADEPERIODISTAS

Dado el contexto de violencia sistemática a periodistas, los medios y organizaciones convocantes invitamos a toda persona interesada a participar en la construcción de una agenda con objetivos de corto y mediano plazos para proteger a periodistas.

Proponemos organizar la discusión en torno a seis mesas. El propósito de cada una de ellas es que sirvan para compartir experiencias y definir qué es necesario hacer, quién debe hacerlo y cómo vamos a organizarnos para exigir que lo haga.

VER MÁS AQUÍ

También podría gustarte