La falta de políticas públicas para procesos de digitalización y el poco acceso real de medios digitales para el ejercicio de la ciudadanía son parte de las reflexiones que ofrece la investigación: Centroamérica, democracia desconectada, presentada por la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), el pasado viernes 13 de noviembre en la Universidad Centroamericana en Managua.

La investigación recoge las impresiones acerca de los procesos de digitalización en los países de la región y su relación con los principios de la democracia y la libertad de expresión.

El prólogo escrito por el doctor Edison Lanzas, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dice que el fenómeno de la concentración indebida de medios de comunicación tiene un efecto negativo para la libertad de expresión y la democracia.

“Los Estados de la región no consiguen construir marcos normativos y políticas públicas para abordar eficazmente este problema bajo una perspectiva de libertad de expresión”, dice la publicación.

El Coordinador Regional de AMARC, el salvadoreño Oscar Pérez comentó que el título del libro explica la realidad de los países del área, porque el uso y promoción de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) está dominado por valoraciones mercantiles y no por un enfoque ciudadano como debería ser.

Por su parte, el director de Radio Camoapa y Coordinador de AMARC Nicaragua, Juan Carlos Duarte Sequeira destacó que en Nicaragua existe una brecha digital en el uso de las nuevas TIC´s, predominando los valores del mercado por encima de los derechos de la misma ciudadanía.

Duarte que también es uno de los investigadores destacó la baja conectividad que existe en Nicaragua, porque solo quince personas de cada cien habitantes tienen acceso a internet con aceptable ancho de banda.

La investigación reconoce la existencia de ciertos esfuerzos gubernamentales por establecer políticas públicas en la materia, pero lamentó que los mismos fueran dispersos y que no recogieran los aportes de los sectores de la comunicación y la ciudadanía.

Aduana impide entrada de textos.
En el lanzamiento de la investigación, los organizadores del evento lamentaron la retención de los 150 ejemplares (en textos físicos) en la aduana nicaragüense El Espino.

Pérez, explicó que la oficial de la aduana solo argumentó disposiciones administrativas para no permitir el ingreso de los libros y que los paquetes serian trasladados inmediatamente a la aduana central en Managua.

A pesar de las gestiones realizadas hasta el momento del evento no fue posible obtener una respuesta sobre la situación de los libros, ni sobre su entrega a los destinatarios. El hecho ha sido denunciado públicamente por las representaciones de AMARC Centroamérica, AMARC Nicaragua y por las radios comunitarias que recibirían los paquetes de libros.

Publicado por Red de Desarrollo Sostenible

Descargar Centroamérica democracia desconectada