El director del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), Carlos Ruiz Cortés, dio a conocer ayer, jueves,  el proyecto Cultural PR, una iniciativa de la agencia para fomentar la cultura y el desarrollo económico en esta área.

La propuesta la dio a conocer durante el foro “La cultura como herramienta de desarrollo económico”, que se celebró anteayer en el Archivo General de Puerto Rico como parte de las actividades de la Semana de la Prensa que organiza la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (Asppro).

“Es la marca que estamos trayendo para establecer seis iniciativas principales de desarrollo económico”, dijo sobre el proyecto. Este se dividirá en las siguientes áreas: Plataforma digital, la cual ya está en la primera fase de desarrollo y que contendrá el calendario cultural de Puerto Rico; eventos culturales, industrias creativas, hospederías históricas, distritos culturales y depósito arqueológico.

“En esa plataforma digital estará todo el calendario cultural de Puerto Rico, desde música, obras de teatro y conversatorios como este que se celebren en todas partes de Puerto Rico. Por primera vez se estaría utilizando la tecnología no tan solo para acceder a lo que es la democratización de la información, sino que también es un atractivo para las personas que viven en Puerto Rico, pero, sobre todo, y a es a lo que nosotros nos dirigimos, a cómo atraer esa economía del visitante”, expuso.

Otra de las iniciativas de las que habló fue del proyecto de las fábricas culturales, que estará a cargo del Programa de Promoción Cultural, Artes Populares e Industrias Creativas, que dirige la licenciada y gestora cultural Jessabet Vivas Capó. Se trata de una propuesta, también de desarrollo económico cultural, que comenzará en San Juan, pero que se extenderá más adelante a otros municipios,  como Ponce, Aguas Buenas y Vieques.

“Es un proyecto amplio que comenzará en el Archivo General de Puerto Rico porque ya tiene las facilidades. Contará con un proceso de incubación, de capacitación empresarial, así como de todo el componente legal, porque la idea es que al finalizar ese proceso las personas salgan con sus empresas creativas”, explicó Vivas Capó. A finales de agosto se abrirá una convocatoria pública para las personas que quieran formar parte del proyecto.

Las empresas que luego quieran quedarse con sus espacios en el Archivo General  podrán hacerlo por un costo nominal y accesible, indicó. “Si se habla de emprendimiento creativo y sostenible, no puede ser costeado totalmente por el Instituto. La idea es que cada una de esas empresas sean autosustentables”, agregó la directora del Programa de Promoción Cultural, Artes Populares e Industrias Creativos, quien también participó del panel.

El profesor Javier Hernández,   decano de la facultad de administración de empresas de la Universidad del Sagrado Corazón, así como creador de la organización Inversión Cultural, y también asesor del ICP, comentó  que en Puerto Rico urge  descentralizar  la actividad cultural, la cual se fija mayormente en el área metropolitana. Señaló que el país no necesita más infraestructura cultural, teatro, sino contenidos, organización y cooperación entre diversas entidades dedicadas a la cultura.

“Tenemos organizaciones culturales demás”, indicó. “Aquí no podemos sostener tantas organizaciones, tantas oficinas, gastos administrativos, etcétera. Y lo traigo porque nosotros vamos a tener que meterle mano a cómo vamos a crear estructuras de cooperación, gestión y administración que nos ayuden a sobrevivir esto porque el problema es que no vamos a sobrevivir en este contexto”, precisó.

Lanzó una invitación a reflexionar sobre el tema y “repensar la cultura” a través de otros modelos, ya sea el cooperativista o las marcas colectivas.

Publicado en El Nuevo día