Comunidad y comunicación

El fortalecimiento de la radio y la televisión comunitaria en Centroamérica es una prioridad para Agareso. Lo es desde la última década. De hecho, los mayores esfuerzos en cooperación se focalizan en apoyar los procesos de formación técnica, periodística y social de varios canales en El Salvador y el resto de la región. Fruto de la experiencia acumulada, la ONG comenzó a desarrollar varios proyectos centrados en la comunicación, de la mano de ACPP y con financiación de la Xunta de Galicia, en una de las emisoras de referencia como es Radio TV Izcanal, ubicada en el municipio de Nueva Granada.

Durante los meses de noviembre y diciembre del pasado 2017, un equipo de la organización formado por los voluntarios Pablo Santiago, Óscar Dacosta y Juan de Sola ha trabajado, a lo largo de intensas jornadas de formación, en dos líneas diferenciadas: por un lado, mejorar las emisiones y las producciones de televisión. Por otro, incrementar la calidad de la programación e informativos de la radio.

Bien es cierto que toda la plantilla de este canal suele compatibilizar tareas en el área audiovisual y radiofónico. Una versatilidad que se ha tratado de aprovechar, en todo momento, con el objetivo de apuntalar un proyecto de comunicación para el desarrollo una trayectoria de más de 25 años.

La televisión se ha convertido en un medio de notable penetración en las comunidades de la zona a lo largo de los últimos tiempos. Hasta hace unos meses, sus emisiones se venían realizando a través de una señal por cable; aunque, este hecho se ha visto interrumpido por el alto coste que aplican las operadoras por pertenecer a sus plataformas. Por este motivo, el proyecto realizado por Agareso ha consistido en dotar de capacidades y habilidades a todo el equipo para afrontar el nuevo reto de dar un salto decisivo al universo digital. También, hubo espacio para abordar un capítulo especial centrado mejorar las técnicas de directo, realización, grabación y post producción de los contenidos. Tanto dentro como fuera de los estudios.

En el caso de la radio, el proceso formativo tuvo dos escenarios: la escuela de radio feminista y las comunidades. En el primero, más teórico, se analizaron los diversos espacios que ofrece la emisora tanto a nivel informativo como de entretenimiento. En este contexto se buscó mejorar la locución y la redacción con una visión crítica sobre los acontecimientos que suceden en el entorno. En el segundo apartado, más práctico, se realizaron una serie de programas en el exterior de los estudios aprovechando una serie de acontecimientos que tenían lugar en las comunidades de la zona como la propia Nueva Granada o San José. En estos lugares se abordaron temas relacionados con la lucha contra la Violencia Machista, el respeto de los recursos medio ambientales, la participación de la juventud o la importancia de la identidad social y cultural.

Este medio comunitario nació, hace 26 años, por iniciativa del misionero español, José Luis Gavira. Integrada en las raíces de Nuevo Gualcho, una de las comunidades más relevantes en el país salvadoreño tras el proceso de post guerra y los acuerdos de paz. En la década de los 90, en este territorio se estableció un gran campo de refugiados, con personas procedentes del gran éxodo que la guerra en los años 80 provocó hacia Honduras. Partiendo de esta realidad emergió la idea de construir una radio comunitaria como elemento de potenciación de la identidad social. Este hecho, a día de hoy, ha convertido al canal comunitario en toda una referencia en el país y en la región centroaméricana.

III ENCUENTRO CENTROAMERICANO
La radio es uno de esos elementos cotidianos que, a base de insistir, logra convertirse en imprescindible a muchos niveles. Es el caso de este medio en Centroamérica. Centenares de emisoras se encuentran repartidas por la región buscando, como objetivo, desarrollar social y culturalmente sus comunidades. La articulación de una red con identidad clara y definida es un cometido de AMARC (Asociación Mundial de Radios Comunitarias) y la Fundación Comunicándonos. Estas dos organizaciones permiten que los canales y centros de producción activos en la región tengan siempre una referencia en la que apoyarse a nivel institucional, político, técnico y formativo.

En este marco, la ONG Agareso lleva tres años consecutivos apoyando la celebración de un Encuentro Anual de Radios Comunitarias. A lo largo de dos días, en el Hotel Torogoz de San Salvador (El Salvador), representantes de más de medio centenar de radios de la red participaron en una intensa agenda de trabajo centrada en la formación tecnológica y la cohesión como red.

Aprovechando estas condiciones y tras el nacimiento del proyecto Comunitaria Radio –plataforma para compartir contenidos y programación conjunta-, se produjo un nuevo encuentro el pasado mes de diciembre de 2017. Principalmente, estuvo centrado en construir la identidad y la operatividad de la iniciativa (CM) que, entre otras cosas, persigue realizar emisiones regionales en cadena y optimizar las producciones que cada radio realiza con el fin de incluirlas en un canal On Line, soportado por Agareso Radio.

Como resultado de la tercera edición cabe destacar el fortalecimiento que AMARC, Fundación Comunicándonos y Agareso lograron imprimir al proyecto Comunitaria Radio. Un hecho que quedó avalado con la primera emisión en directo, y en cadena, que un centenar de radios comunitarias de la región compartieron durante cuatro horas. El espacio permitió hacer una radiografía sobre las diferentes culturas y realidades presentes en la red. No obstante, hubo una especial atención a la crisis política que padece Honduras desde los últimos comicios electorales. A partir de ahora, queda un largo año de acoplamiento de las más de cien emisoras que forma parte del proyecto.

DIPLOMADO UES
La ONG Agareso también se convirtió en una de las instituciones garantes del primer diplomado en comunicación comunitaria que tuvo lugar en la Universidad Pública de El Salvador. Durante una semana, estudiantes y responsables de radios comunitarias recibieron formación relacionada con una comunicación comprometida con las realidades de las comunidades. En este sentido, se reservó un importante apartado para la denominada convergencia digital que deben abordar, más pronto que tarde, los diferentes canales comunitarios. Con la participación del decano, diversos profesores de la facultad y profesionales del periodismo se profundizó como afrontar el desafío del presente, para las radios, relacionado con las nuevas plataformas podcast, on line, straming o redes sociales.

FORO CONTRA LA IMPUNIDAD
Otro de los espacios en los que Agareso estuvo presente fue en la celebración del Foro Internacional: Impunidad, seguridad y periodismo en San Salvador, El Salvador. La convocatoria evidenció los graves problemas que sufren los profesionales de la comunicación para garantizar sus vidas, ejerciendo la profesión. Diversos expertos expusieron las diferentes amenazas que padecen los periodistas que trabajan en Centroamérica y Latinoamérica. Desde Colombia hasta México. Un repaso de gran interés para conocer una realidad, en muchas ocasiones, invisible a ojos de la sociedad. Pero, en esta ocasión, existió un eje central: el caso de los cuatro periodistas holandeses asesinados el 17 de marzo de 1982, en plena emboscada del ejército salvadoreño. Ahora, una vez transcurrido el plazo fijado en los acuerdos de paz, desaparece la inmunidad por delitos cometidos durante la guerra en El Salvador. Un nuevo escenario en el que es posible acudir a un tribunal y exigir justicia por determinadas situaciones. Ante esto, son varias las organizaciones interesadas en que se juzgue este caso por presunto asesinato por parte de un escuadrón militar. La embajada de Holanda y otra serie de organizaciones internacionales como el Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia han mostrado su interés por apoyar e incidir en este proceso. Este año 2018 se considera clave para avanzar en las acciones judiciales que, próximamente, se iniciarán ante la Fiscalía salvadoreña.

Publicado en Voces
También podría gustarte